Rebeldes del Donbass avanzan y toman ciudad estrategica de Vuhlehirsk

Informes de los medios sobre los combates en la autoproclamada república independiente de Donetsk han señalado que los rebeldes pro-separatistas han hecho más progresos sobre el terreno y han capturado la ciudad de Vuhlehirsk, cerca de la ciudad estratégica de Debaltseve.

Aunque medios militares ucranianos hablan de una ciudad en disputa, los reporteros que visitaron la localidad afirman que los rebeldes controlan cada área de la misma.

Debaltseve se halla en las manos del gobierno aunque los rebeldes avanzan en sus inmediaciones. Ella está situada en la estratégica autopista que une Donetsk y Lugansk, las dos mayores ciudades rebeldes, y las tropas gubernamentales la utilizan para impedir las comunicaciones entre ambas. El próximo objetivo de los rebeldes parece ser, pues, el de tomar esta localidad también.

Los rebeldes afirman que no tienen más opción que avanzar para hacer las ciudades que controlan más seguras y obligar a retirarse a la artilleria de las tropas ucranianas, que ha estado matando civiles, incluyendo el reciente ataque contra el Hospital de Donetsk, que causó tres muertos y varios heridos.

 

Alarma occidental

Los aliados occidentales de Kiev parecen alarmados ante el avance de los rebeldes en los pasados días tras la reanudación de los combates poco después de que un cese el fuego de cinco meses quedara roto tras el colapso de las negociaciones el pasado sábado.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, visitará Kiev el jueves en medio de informaciones que hablan de que EEUU podría enviar armas al gobierno de Ucrania por primera vez, una medida ésta que llevaría a una importante escalada en la guerra civil.

Además, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, visitarán también Kiev y Moscú esta semana con un “nuevo plan de paz” en la cartera. Por su parte, la jefa de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, condenó la ofensiva de los rebeldes.

Kiev y sus aliados occidentales acusan a Moscú de suministrar armas a los rebeldes, pero Rusia niega cualquier implicación en el conflicto.

 

100.000 reclutas

Por su parte, el líder rebelde pro-ruso, Alexander Zajarchenko, ha afirmado que puede conseguir hasta 100.000 reclutas para sus fuerzas y liberar la totalidad del territorio de las autoproclamadas repúblicas independientes de Donetsk y Lugansk.

“Podemos incrementar nuestro ejército conjunto de Donetsk y Lugansk hasta los 100.000 hombres”, añadió.

Denis Pushilin, un representante rebelde, ha afirmado, por su lado, que sus fuerzas sólo volverán a las negociaciones si el gobierno ucraniano declara un cese el fuego unilateral.

Estas leyendo

Rebeldes del Donbass avanzan y toman ciudad estrategica de Vuhlehirsk