Promedio nacional de 6.1. Lota, Coronel y Talcahuano sobre los dos dígitos de desempleo

Promedio nacional de 6.1. Lota, Coronel y Talcahuano sobre los dos dígitos de desempleo

Una tasa de un 8,2% de desempleo registró la Región del Bío Bío alcanzando el segundo lugar en desempleo a nivel nacional, tras Coquimbo. La tasa nacional de desempleo fue de un 6.1%.

Según el INE la “cifra [es] 0,4 p.p. inferior a la tasa registrada en igual trimestre del año anterior y 0,4 p.p. más que el trimestre noviembre 2014 – enero 2015.” El porcentaje nuevamente se encuentra sobre el promedio nacional, esta vez por 2.1 pp y transforma a la Región en una de las 5 que superan el guarismo.

A nivel provincial Concepción alcanzó al 8.7%, seguida de Bío Bío con 8.2%, tras ella Ñuble alcanzó el 7.8% mientras que Arauco anotó un 6.1%.

Las cifras se tornan más preocupantes a nivel de ciudades pues Lota anotó un 13.9% “5,1 p.p. mayor que en igual trimestre del año anterior y 3,3 p.p. que la tasa del trimestre móvil anterior” inscribiéndose como la ciudad con mayor porcentaje de desempleados a nivel nacional. Coronel la sigue en segundo lugar con 12.3% “cifra 1,3 p.p. y 0,7 p.p. mayor a igual periodo año anterior y al trimestre anterior”. En tercer lugar se encuentra Coquimbo con 11.7% seguida de cerca por Talcahuano (que incluye en esta medición a Hualpén) que este trimestre llegó a anotar 11% “cifra 2,6 p.p. y 1,3 p.p. superior a igual trimestre del año 2014 y al trimestre anterior.”

Chillán y Los Ángeles alcanzaron el décimo y undécimo lugar con 8,8 y 7.8 pp respectivamente. Concepción -que incluye a San Pedro y Chiguayante- anotó un 7,3% quedándose en el lugar nº15, también sobre el promedio nacional.

Las cifras representan nuevamente el déficit estructural en creación de empleo en la Región. El diagnóstico se realiza desde hace décadas y tiene como razones fundamentales el cierre de Enacar y las políticas desindustrializadoras de la dictadura. Sin mencionar estas razones, a nivel local se habla de problemas de “competitividad”, no obstante, salvo algunos sindicatos, nadie se ha atrevido a exigir protección a los empleos y la industria nacional, salvándola de la feroz competencia a la que es sometida hoy, y que la imposibilita de ingresar a los circuitos comerciales frente a la presión de los centros productivos transnacionales.

Ya son décadas de las mismas explicaciones, no obstante, la clase política local parece sentirse satisfecha con ellas.

Estas leyendo

Promedio nacional de 6.1. Lota, Coronel y Talcahuano sobre los dos dígitos de desempleo