Empleado de Monsanto admite que existe un departamento completo para “desacreditar” a científicos.

Empleado de Monsanto admite que existe un departamento completo para “desacreditar” a científicos.

Atrévete a publicar un estudio contra las grandes corporaciones de biotecnología y Monsanto te difamará y desacreditará. Por primera vez, un empleado de Monsanto admite que hay un departamento completo dentro de la corporación con la única tarea de “desacreditar”  y “desprestigiar” a los científicos que hablen contra los OGM (organismos genéticamente modificados).

La OMS recientemente clasificó el glifosato, -uno de los químicos más vendidos entre los herbicidas de Monsanto- como cancerígeno, una noticia que está poniendo las cosas al rojo con la biotecnología. Así que Monsanto está exigiendo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por las siglas en inglés) se retracten de sus declaraciones sobre la toxicidad de ese veneno para la salud humana.

La compañia exige esto pese a que un estudio revisado por pares publicado en marzo de este año en la respetada revista The Lancet Oncology, realizó un análisis demostrando que el glifosato de hecho es “probablemente cancerígeno”.

El vice presidente de asuntos regulatorios globales de Monsanto, Philip Miller, señaló en una entrevista a Reuters lo siguiente:

 “Cuestionamos la calidad del análisis. La OMS tiene algo que explicar”.

 Ya ha sido explicado, Sr. Miller. El estudio dice:

“El glifosato es un herbicida de amplio espectro, actualmente con los mayores volúmenes de producción de todos los herbicidas. Es usado en más de 750 productos para la agricultura, la industria forestal, aplicaciones urbanas y domésticas. Su uso se ha incrementado bruscamente con el desarrollo de variedades de cultivos genéticamente modificados resistentes al glifosato. El glifosato ha sido detectado en el aire durante su esparcimiento, en el agua y en la comida. Hubo pruebas limitadas en humanos para la cancerigenocidad del glifosato.

Fue detectado glifosato en la sangre y orina de trabajadores agrícolas, indicando absorción. Los microbios del suelo degradan el glifosato a ácido aminometilfosfórico (AAMF). La detección de AAMF en la sangre luego de intoxicaciones sugiere un metabolismo microbial intestinal en humanos. El glifosato y sus formulaciones provocaron daño en cromosomas y ADN en mamíferos, y en células humanas y animales in vitro. Un estudio reportó incrementos en los marcadores sanguíneos de daño cromosomático (micronúcleos) en residentes de varias comunidades después de el esparcimiento de formulaciones de glifosato”.

En una charla reciente con público principalmente de estudiantes que esperaban obtener pasantías pagadas decentes en sus respectivos campos, un estudiante preguntó qué estaba haciendo la compañia para negar la “mala ciencia” relacionada con su trabajo.

El empleado de Monsanto, Dr. William “Bill” Moar, quien da charlas sobre los productos de Monsanto para asegurar a todos que son seguros, quizás olvidó que el evento era público cuando relevó abiertamente que Monsanto tenía:

“Un departamento completo (moviendo los brazos para enfatizar) dedicado a “desacreditar” ciencia que discrepaba con la suya”.

Probablemente, esta es la primera vez que un empleado de Monsanto admite públicamente que tienen un inmenso peso político y financiero para influir en científicos que se atreven a publicar en su contra. Por supuesto que ellos no agregan este departamento difamador en ninguna parte de su página web.

La compañía no se detendrá ante nada para desacreditar y devaluar las contribuciones irreprochablemente respetadas de Lancet y el cuerpo internacional de científicos de la OMS y de IARC, entre otros.

Las apuestas son altas -después de todo, una industria entera de semillas modificadas genéticamente (de las cuales ocupan más de tres cuartas partes del monopolio) se basa en ser resistente al glifosato. El glifosato es su producto estandarte, y genera billones en ventas cuando cuentas las semillas que venden junto con su herbicida más vendido.

En una única frase hecha en público, Moar ha admitido que la ciencia patrocinada por Monsanto es pura propaganda -esencialmente que ellos tienen decenas, sino cientos de empleados asegurándose que no ninguna ciencia que diga la verdad sobre sus productos cancerígenos obtenga alguna credibilidad en la era de la información.

Monsanto también ha financiado que los resultados de los órganos reguladores, especialmente en los Estados Unidos, donde la puerta giratoria entre las corporaciones agroquímicas y el gobierno no parece acabar nunca.

Traducido por: Resumen.cl

Fuente: http://naturalsociety.com/monsanto-employee-admits-an-entire-department-exists-to-discredit-scientists/

Estas leyendo

Empleado de Monsanto admite que existe un departamento completo para “desacreditar” a científicos.