Cambio de Gabinete: “cambiar todo para que nada cambie”

Cambio de Gabinete: “cambiar todo para que nada cambie”

[resumen.cl] Durante esta mañana se desarrollo el mediático y esperado cambio de Gabinete de la Presidenta Michelle Bachelet en lo que se supone debía ser una revitalización del gobierno, pero que pareció precisamente lo contrario: la representación de la antigua Concertación vuelve a copar los principales puestos en el actual mandato de la Nueva Mayoría.

Pero más allá de los grupos políticos ganadores (DC y Grupo ligado a Enrique Correa) en el cambio de gabinete, los verdaderos beneficiados son los grupos empresariales, que logran mantener a sus antiguos empleados e influencias en el gabinete en su totalidad, es el caso de la nueva ministra de justicia y ex de Trabajo, Javiera Blanco, vinculada al grupo Edwards a través de Paz Ciudadana. Otro caso es el de la enrocada Ximena Rincón, que de Segpres pasa a Trabajo, vinculada en el pasado al Directorio de Provida, ella será la encargada de negociar la Reforma laboral. Así podemos continuar y llegamos a comprender porque el IPSA marcó al alza luego de conocidos los cambios en el gabinete.

“El problema de esta solución es que no es sustentable a nivel social. Es sustentable a nivel político porque es la típica negociación de toda la transición, pero con los últimos estertores de esa transición que no es capaz permitir, no digo la aprobación de la ciudadanía que es mucho pedir, sino simplemente la complacencia tácita de ella.” declaró en una entrevista al medio El Desconcierto el sociólogo Alberto Mayol.

No es menor su aseveración en la medida que se verifica que se pretende instalar la agenda política de la “vieja” concertación frente a un sujeto político distinto, frente a una ciudadanía más atenta.

Apenas se supieron los nombres de los nuevos ministros comenzaron las críticas. No fue el gran cambio de gabinete anunciado -recordemos que Bachelet afirmó pedir la renuncia de todos los ministros- en el aparecieron solo 5 rostros que no estaban y que representan lisa y llanamente más del mismo sector político despreciado por la ciudadanía. Parte de los desatinos de la mefítica clase política fue el ofrecimiento a Peñailillo del puesto vacante dejado por Jorge Insunza -diputado PPD que asumió como ministro de la Secretaría General de la Presidencia- todo esto sin siquiera cuestionar la utilización de métodos fraudulentos para llegar a cargos de poder.

Sin duda lo que atrajo la atención ciudadana en mayor medida fue la designación del ex de Defensa Jorge Burgos como Ministro del Interior. El cargo más político de la Moneda ya se distanció de las ideas de la Nueva Mayoría tras aseverar “A mí no me gustan las retroexcavadoras” criticando lo expresado por el PPD Quintana respecto al ejercicio de la mayoría parlamentaria respecto a las Reformas de Bachelet. Si bien las reformas son completamente insuficientes y en algunos casos retrógradas -como la antisindical Reforma Laboral- estas representaban un cambio respecto al conservadurismo de la antigua concertación, lo que sin duda se ve mermado con el carácter sumamente conservador de Burgos, cercano a Walker en la DC. En redes sociales ya circulan críticas a su papel en la conformación de “La Oficina” y de polémicas opiniones vertidas en medios respecto del conflicto mapuche y el caso “Alto Hospicio” además de ser un férreo opositor a la Asamblea Constituyente, cuestión que hace suponer que el “proceso constituyente” será otra infructuosa ronda de consultas a expertos y testaferros de la Nueva Mayoría.

Otro de los cambios significativos es la llegada de hombres ligados a Enrique Correa, hombre de Imaginaccion, empresa de Lobby que ha asesorado a las empresas investigadas por rebajar cargas tributarias para no pagar impuestos y financiamiento irregular de campañas políticas, entre otros delitos. Hace unas semanas su hijo Carlos Correa Bau ocupa el cargo dejado por Paula Walker en la SECOM. El nuevo Ministro Jorge Insunza es también de sus hombres y según reconoció a CNN fue Gerente del área de Comunicación estratégica y estaría fuera del negocio hace dos años. Según destacó El Mostrador esta área cumple “un ejercicio de legítima influencia que se basaba en el resguardo de una identidad corporativa. Me siento orgulloso de haber planteado como las empresas debían comportarse éticamente, me siento plenamente orgulloso de lo que hice allí”. El jefe de la SEGPRES es cuestionado por haber asesorado a Ponce Lerou en el Caso Cascadas. En la Secretaría General de Gobierno se instaló otro de sus hombres, Marcelo Díaz quien es considerado sumamente cercano a Correa tras trabajar junto a él en el gobierno de Aylwin.

Respecto de los nuevos Ministros se señala que Valdés, el nuevo Ministro de Hacienda llega de la mano de Eyzaguirre. En su hoja de vida figura como militante PPD. Es economista de la U. de Chile y doctorado de MIT. Tuvo altos cargos en el Banco Central, el FMI , Barclays Capital y BTG Pactual. Hasta el momento de su nombramiento presidente de BancoEstado; fue asesor de Hacienda durante gobierno de Lagos. Es decir, es parte del establishment. A nivel general, el dato más importante es que haya estado ligado al FMI, dando garantías al empresariado de la continuidad del modelo.

Un nuevo ministro del PC Marcos Barraza, llega también al gabinete. Quien se desmpeñaba como Subsecretario de seguridad social está también siendo sumamente cuestionado debido a su activa participación en el proceso que dejó a la ARCIS endeudada con sus estudiantes y docentes y acusada por haber lucrado con la Educación Superior.

Lo que sin duda ha sido una de las cosas que más ha llamado la atención es la continuidad del Ministro de Obras Públicas Alberto Undurraga, salpicado por los escándalos que vincula boletas de su fundación Ciudad Justa al grupo Penta para, supuestamente, financiar su campaña política. Undurraga también se encuentra cuestionado por la gestión de residuos de la empresa KDM en la comuna de Maipú.

A esto se agrega también la mantención del Ministro de Energía Máximo Pacheco, hombre cercano a los grandes grupos económicos y sus ambiciones de crecimiento de producción energética sin reparar mucho en los costos socioambientales.

 

Foto: Radio Villa Francia

Estas leyendo

Cambio de Gabinete: “cambiar todo para que nada cambie”