Fallo condena a cúpula de la DINA y jerarca de Colonia Dignidad por el secuestro y desaparición de Álvaro Vallejos Villagrán

Fallo condena a cúpula de la DINA y jerarca de Colonia Dignidad por el secuestro y desaparición de Álvaro Vallejos Villagrán

El pasado 7 de mayo, el Ministro especial para causas de violaciones de los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, don Jorge Zepeda, dictó sentencia por el secuestro calificado del miembro del MIR Álvaro Modesto Vallejos Villagrán, delito cometido desde el 20 de mayo de 1974 en la capital.

En la resolución, el ministro Zepeda condenó a penas de 10 años de presidio a los ex jerarcas de la DINA: Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, Pedro Octavio Espinoza Bravo, Marcelo Luis Manuel Moren Brito, Miguel Krassnoff Martchenko, Basclay Humberto Zapata Reyes y Fernando Gómez Segovia. La misma pena deberá cumplir el ex miembro de Colonia Dignidad, y colaborador de la DINA, Gerhard Wolfgang Mücke Koschitze

Por otra parte, en una inédita resolución, el magistrado acoge una demanda de reparación y ordena que el Estado de Chile construya un museo-memorial en homenaje a las víctimas de la ex Colonia Dignidad, actual Villa Baviera. Al respecto la resolución señala:

“a) Se declara la obligación del Estado de Chile de construir el sitio de memoria Museo de Memoria “Colonia Dignidad”, para homenajear y reparar a la víctima Álvaro Modesto Vallejos Villagrán y a las personas que fueron privadas de libertad al igual que él y se tuvieron de ellas las últimas noticias en ese lugar antes desparecer.

b) El sitio de memoria, Museo de Memoria “Colonia Dignidad”, lo construirá el Estado de Chile en los bienes nacionales de uso público consistentes en los terrenos adyacentes al camino de ingreso principal a los predios denominados “Colonia Dignidad o “Villa Baviera”, en la extensión que limita con los de los predios de sus dueños, tal como se ha razonado en los considerandos 99° y 100° de la presente sentencia.

c) El Museo de Memoria recogerá los antecedentes que enseñen y fijen los sitios de encierro y tortura de las víctimas, y las fosas de inhumación clandestina de personas que el tribunal encontró y que da cuenta la causa de este mismo rol, N° 2.182 – 98, episodio “Asociación ilícita Colonia Dignidad”.

d) El Museo de Memoria no solo incluirá la exposición de la identificación, determinación y señalización de los lugares donde se cometieron graves violaciones a los derechos humanos, sino que, además, el Estado de Chile deberá tomar las medidas de preservación de los sitios -hallazgo de fosas comunes por parte del tribunal, precisadas en los autos de este mismo rol 2.182 – 98, “Asociación Ilícita Colonia Dignidad”- donde las víctimas fueron inhumadas clandestinamente y luego exhumadas de la misma firma; en tal actividad el Estado de Chile perseguirá, desde luego, por la vía administrativa o judicial que correspondiente, el libre tránsito por las servidumbres consistentes en los caminos inmemoriales que atraviesan los predios “Colonia Dignidad” o “Villa Baviera”, y que permiten acceder directamente a las fosas comunes encontradas”.

Los hechos
Según los antecedentes recopilados en la investigación, el ministro Zepeda logró determinar los siguientes hechos:


“a) Álvaro Modesto Vallejos Villagrán, estudiante universitario, miembro del Movimiento de Izquierda Revolucionario, MIR, fue privado de libertad por agentes armados de la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, el 20 de mayo de l974, alrededor de las 20,30 horas; su detención se produce en la morada de sus padres, del Pasaje Prat N° 3.250, de la comuna de Maipú, y es trasladado al centro de detención clandestina de “Londres N° 38”.

Posteriormente, el día 29 julio de l974, Álvaro Modesto Vallejos Villagrán fue sacado por los agentes del cautiverio y llevado hasta la morada donde había sido detenido dos meses antes, logrando estar breves momentos con su familia, pues, aproximadamente a las 21 horas, los funcionarios aprehensores ingresan a la vivienda, lo sacan de ella y lo suben en la cabina de la camioneta en que se movilizaban.

b) Con posterioridad, Álvaro Modesto Vallejos Villagrán, además del cuartel de “Londres N° 38”, es trasladado a los centros de detención y torturas de la Dirección de Inteligencia Nacional “DINA” de “Villa Grimaldi”, de “Cuatro Álamos” y de “Colonia Dignidad”, manteniéndose desaparecido hasta el día de hoy”.

De esta manera, a 41 años de su detención, y posterior desaparición, comienza a hacerse justicia en el emblemático caso de Álvaro Vallejos, “Loro Matías” para sus compañeros de militancia, y obliga al estado de Chile a hacerse cargo de la reparación moral de las víctimas de la DINA y los nazis de Colonia Dignidad. Álvaro Vallejos tenía 25 años de edad al momento de su detención; era estudiante de medicina y miembro del comité central del MIR.

Álvaro Vallejos Villagrán había permanecido muy poco tiempo en Cuatro Álamos, ya que a fines de julio o comienzos de agosto de 1974 fue sacado y llevado a Colonia Dignidad, según han revelado, entre otros, el ex agente de la DINA Samuel Fuenzalida Devia.

Fuenzalida Devia señala que en esa fecha acompañó al capitán de ejército llamado Fernando (se refiere al ex Jefe de la Brigada Sur de la DINA, Fernando Gómez Segovia) a Cuatro Álamos a buscar a un preso que recordaba por su sobrenombre: “Loro Matías”, el que era bastante conocido entre los agentes de la DINA. Sabía que era hijo de un Suboficial de Ejército y que estaba destinado a “Puerto Montt”, según vio en los kardex de ese organismo. En la DINA se usaba este término para indicar que iban a matar a un prisionero por tierra. Otro término “La Moneda”, se usaba para indicar que lo mismo harían con un detenido, pero tirándolo al mar. El ex agente contó que Vallejos iba esposado y pidió permiso para llevar sus cosas personales, pero el capitán le contestó que no las iba a necesitar.

El viaje lo hicieron en una camioneta Chevrolet y antes de iniciarlo, a la víctima le pusieron scotch en los ojos y encima lentes oscuros. A la llegada a Parral, en el Cruce a Catillo, se cruzaron con otra camioneta con civiles con quienes intercambiaron un santo y seña. El capitán se bajó y cuando quedaron solos, Vallejos le dijo a Samuel Fuenzalida que tenía la impresión que lo llevaban a un lugar donde ya había sido conducido con anterioridad, porque era el mismo camino. Al llegar al recinto de “los alemanes” como llamaban en la DINA a Colonia Dignidad, los esperaba un automóvil Mercedes Benz color celeste con dos alemanes en su interior, uno de ellos, el más viejo, parecía ser el jefe y lo llamaban “El Profesor”. El prisionero fue subido a este vehículo y en seguida ingresaron todos al recinto. Fuenzalida no supo a qué sector llevaron a Vallejos, porque él entró a una casa grande y la víctima continuó con “El Profesor” y el capitán Fernando. El oficial llegó a los pocos minutos y rato después “El Profesor”, el que dijo “fertig” e hizo un gesto que el testigo entendió que el preso estaba muerto. El oficial Fernando hablaba en alemán con “El Profesor”. Al volver a Santiago, el agente Fuenzalida Devia notó que la ficha del “Loro Matías” había desaparecido del kardex de detenidos

Estas leyendo

Fallo condena a cúpula de la DINA y jerarca de Colonia Dignidad por el secuestro y desaparición de Álvaro Vallejos Villagrán