Peñailillo nos cree idiotas

Peñailillo nos cree idiotas

[resumen.cl] El célebre Ministro del Interior Rodrigo Peñailillo trató, a través de una maniobra comunicacional, postergar una verdad que ya se hacía insostenible: los informes que entregó a la empresa de Giorgio Martelli, Asesorías y Negocios SPA, investigada en el caso SQM por financiamiento irregular de campañas políticas, puede que no sean más que un copy paste de una serie de estudios que no son del actual Ministro.

Desmentida su versión por El Mercurio del supuesto conocimiento del medio de Edwards sobre los estudios producidos por Peñailillo que el titular de la cartera del Interior confesó a Canal 13 haberles entregado, el actual Ministro decidió entregar a La Tercera -competencia de El Mercurio- los polémicos 3 estudios. Lo cierto es que el tiro parece haber salido por la culata porque diversos medios han denunciado que los mencionados estudios -de 21, 32 y 39 páginas por los que cobró 16 millones a comienzos del 2012- tienen párrafos prácticamente idénticos a una serie de estudios de académicos extranjeros. Parece insólito el pago de millones de pesos por estudios “bibliográficos” que podría hacer cualquier académico desde un computador con internet. Los mentados estudios pueden ser vistos como un vulgar “copy paste”, un plagio pues el Ministro aún no se digna a entregar a la luz pública los estudios para verificar, por ejemplo, si es que citó a dichas publicaciones.

Es decir, si ya es vergonzoso que el señor en cuestión haya facturado boletas para una empresa que no tenía oficinas, teléfono, ni mayor información accesible además de su constitución en noviembre de 2011, y que toda la concertación sabía a que se dedicaba – la empresa es quien hacía los vínculos con los grandes grupos económicos que financian de manera irregular a los partidos políticos- y se atreve a aseverar que los estudios efectivamente se realizaron -sin entender el meollo del asunto que en otras palabras significa que los estudios fueron utilizados como excusa para el pago irregular de campañas- ahora la situación se torna más escandalosa aún cuando se puede advertir, que los estudios no cuentan ni siquiera con estándares mínimos de un profesional Ingeniero Comercial con un Master en Análisis Político. Una monografía de ese tipo la puede hacer un estudiante de educación media que no ha tocado la Universidad.

El ministro se ha ofendido cuando la prensa ha investigado, cuando se le ha cuestionado, dando leccioncillas de ética que pueden ser interpretadas como una típica moral farisea, un descaro. La opinión pública está siendo burlada en su propia cara y mientras pasan los días, los dejos de una gran mentira los puede sentir cualquier ciudadano.

El diario electrónico El Mostrador se dedicó a cotejar el contenido de las publicaciones encontrando bastantes coincidencias. Los estudios de Peñailillo son similares a “Crisis económica y financiera: el papel de la Unión Europea” y Asociación Española de Contabilidad

Como ha sido la tónica del personaje en cuestión, tras la polémica ha intentado burlar a la opinión pública intentando dar vuelta la página al señalar “Ustedes saben que cualquier duda me la pueden preguntar sin problemas. Si hay alguna duda con respecto a algún punto no tengo problemas en aclararlo y si había alguna duda en este punto ya está aclarada”.

Hay un antiguo refrán que dice “la mentira tiene las patas cortas”

 

Foto: http://www.theclinic.cl

Estas leyendo

Peñailillo nos cree idiotas