Que malos aromas trae el Mapocho

Que malos aromas trae el Mapocho

Por Hugo Montesino Arratia

Escrito a raíz de los titulares de prensa de hoy en que hasta los pasquines de izquierda se suman por moda a chaquetear fingiendo sorpresas.

“Un cursillo intensivo de “materialismo histórico vulgar” reciben en estos días los chilenos por la prensa. Ese materialismo que afirma que “el dinero compra, corrompe y controla todo”. Errado pero popular el refrán ese.
Cabe aclarar que algunos ya habíamos escuchado eso del predomino de los aspectos e intereses económicos en toda la vida política chilena – izquierda centro y derecha – y por sobre todo, en mi caso, aquello de que “en el capitalismo, sea dictadura o democracia, el Gobierno no es más que el Comité Ejecutivo de los asuntos que tienen en común los miembros de la clase económicamente dominante” (KMX.) Aunque sutilmente es algo mas complejo que el refrán y es muy tardío el descubrimiento de hoy.
De algún modo se ha de financiar la politica actual, donde veo cientos de miles de militantes inscritos en partidos, aunque votan menos de 20 mil en sus elecciones de directiva. ¿Y nadie cotiza como antaño?. ( Soquimich. Penta. Caval… etc)
Le creo más a los comniuistas y a los evangélicos chilenos que libremente cotizan o donan el 10 % de sus ingresos, el diezmo, a su Iglesia o pastor.
¿De qué se sorprenden tanto? ¿En qué país vivían?.
Yo si creo que la política es un gran valor, necesario para la vida social y es posible ser honesto en Democracia (así como lo fuimos en la lucha en Dictadura),….pero con financiamiento y voto responsables: si votan, paguen impuesto como en USA o Europa desde siglo XIX, y prohibición de aportes privados voluminosos – ” la pelota es mía” dijo el cabro en el film chileno “Historias de Fútbol” y eructó – además de tener buenas cuentas públicas del gasto.
Por eso se fue preso Henry David Thoreau … anarco-pacifista norteamericano quien nos dejó el año 1844, memorable año plagado de revoluciones liberales en Europa, el texto “Desobediencia Civil”. (Edit.Universitaria 1970 aprox).
Thoreau se negó a pagar un dólar de impuesto para financiar las elecciones en Estados Unidos pues él no creía ni participaba de ese método consistente en delegar la representación en otros mediante un voto secreto.
Yo si apoyo la democracia y las elecciones , pero no este show; aunque conozco otros métodos peores, como las dictaduras.
Desde 1988 es imposible que partidos chicos o pobres compitan con “gatos de campo montados en botas de siete leguas”, no se trataba sólo del sistema electoral Binominal, “la contienda es desigual” en todo sentido.
Prefiero, con mucho, todo lo relativo a la democracia Directa y ley de Responsabilidad política esa que ayuda a evitar que los parlamentarios se “enchuequen” y que el Poder del Pueblo se exprese libremente..
La que está en crisis hoy es la “Democracia de Baja Intensidad”, que nos metieron desde 1986-1990 en adelante, aquellos de la llamada “clase politica”; así se concretaron los acuerdos entre pinochetistas y opositores moderados, “tibiecitos”, ratificados en el olvidado plebiscito de 1989. ¿Alguien se acuerda de ese “otro” plebiscito con más de 90% de quórum votante?. Así se derogó la facultad de reformar la Constitución por un plebiscito dejándola encerrada en el parlamento y sus muros de dinero.
La democracia castrada o “eunuca” es eso, un tapón a la participación y supervisión popular, ciudadana y efectiva, que se financia con “vaselina” de los Bancos, Grupos Económicos y los dos monopolios de los Medios de Comunicación mentirosos. Ni siquiera han salido al baile los aportes en el extranjero de grupos económicos no chilenos, tales como la Timofónica de España, los que compraron Endesa, se meten en el cobre y las aguas Andinas, etc.
Ahora sabemos documentadamente lo que en Chile se ha hecho, nada más. Es la única diferencia hasta hoy…Sabíamos que los grandes ricos “invierten” en todos los partidos “oficiales” para comprar seguridad y estabilidad en la economía neoliberal chilena y rankear internacionalmente como país seguro, tranquilo y buen pagador ( buen perdedor además). “Si lo adoran los empresarios” ( a Richie Lagos según Hernán Sommerville, presidente de los banqueros chilenos, dicho en entrevista en Chile unos años atrás).
Sí, claro que en 1988 Ud. votó que NO, pero que votó que sí al cronograma del engendro constitucional de 1980. ¿Creían que ganaron solamente con una rayita en el papel?. No se quejen ni aleguen. El financiamiento de grupos económicos a la política formal Iba incluido en el Pack y ni siquiera en letra chica sino grande, bien legible. Hoy me apesté en Santiago con los titulares de la prensa en los quioscos afuera de La Piojera… me daban ganas de lanzarme al río Mapocho, por el olooooor..si ya sabemos.
Por eso no voté ni me inscribí para votar hasta 1993, cosa que a veces hago como el deporte de “votar a perdedor”, sea un candidato ecologista, intelectual, mapuche o sindicalista o que se yo. No me arrimo a ganador preasegurado ya comprenderán por qué. Afortunadamente no tengo “hijos ni otras bocas que alimentar”, porque que el resto de mis compatriotas le alimentan incluso a los nuevos obreros, esclavos y sirvientes de palacio (aspiracionales) a estos ricos … y nosotros los pobres les financiamos incluso Fonasa con los impuestos , ah que sí !! .

Estas leyendo

Que malos aromas trae el Mapocho