Sindicatos del Sur confluyen en Talcahuano y se crea la Coordinadora de Trabajadores del Sur

Sindicatos del Sur confluyen en Talcahuano y se crea la Coordinadora de Trabajadores del Sur

[resumen.cl] Por la mañana de este miércoles 27 de mayo, la Unión Portuaria del Bío Bío convocó a una diversidad de organizaciones sindicales al 1° Encuentro de trabajadores del sur, al que asistieron cerca de 60 personas de diferentes sectores laborales del país. De la instancia se creo lo que bautizaron como la Coordinadora de Trabajadores del Sur. Resumen conversó con Sergio Parra, dirigente del sindicato de Estibadores de San Vicente y de la Unión Portuaria del Bío Bío.

Ayer realizaron organizaron una actividad donde hubo gran asistencia de trabajadores ¿Cuál es el motivo por el que convocaron a este encuentro?

El encuentro lo hicimos como Unión Portuaria del Bío Bío y convocamos a los dirigentes de la zona sur, invitamos también a compañeros de Rancagua representados por el SITECO, compañeros de Chillán de los Trabajadores organizados de Ñuble -principalmente del retail- de Temuco del retail y la salud, de Valdivia también del retail y pescadores. Además de nosotros los portuarios, los profesores, de la salud, de ASMAR, del sector público y de otras industrias que hay acá. Fue una asistencia bastante diversa.

Llamamos a los compañeros dirigentes de la zona sur para trabajar en torno a lo que es la Reforma Laboral. Si bien es cierto que nosotros como Unión Portuaria tenemos una alianza con ciertos sectores estratégicos de la economía -hicimos el paro del 21 de abril con ellos-, pero nos faltaba lo que es la otra parte que son los compañeros que en un momento determinado quizás no pueden paralizar y trabajan en servicios o en supermercados por el miedo al despido, por el miedo al empleador. Nos citamos para hacer una coordinación para realizar acciones futuras.

¿Cuál es el diagnóstico que ustedes hacen de la Reforma y que diferencias hay con la CUT?

Acá hay diferencias notables con la CUT. SI bien tenemos bastantes diferencias, en algunos puntos concordamos, que son los mínimos, que serían los puntos que habría que mantener de esta reforma. Pero el grueso, el 80-85% de la reforma, a todo tipo de trabajadores no los beneficia. No es una reforma que beneficie o que vaya a impulsar el desarrollo sindical y las mejoras de los trabajadores. Cuando empezamos a hacer un trabajo en torno a la reforma, a estudiarla, a ver los pro y los contra y de que esta reforma no es para los trabajadores, nos empezamos a juntar con otros compañeros que son del Cobre, de la Construcción, Forestales para hacer una causa común. El trabajo que hicimos fue elaborar nuestro propio proyecto frente al proyecto de los 10 puntos del gobierno, analizamos uno a uno viendo los pro y los contra e hicimos nuestro propio proyecto. Uno de los principales puntos que no es de los 10 puntos del gobierno es la negociación por rama. Creemos que ese es el corazón de la negociación y los resultados que puedan tener los trabajadores. Va a solucionar el problema de la cantidad de personas para hacer un sindicato, va a beneficiar a los sindicatos que son muy pequeños y que no tienen capacidad para hacer una buena negociación. Claramente ese punto no está porque perjudicaría al gran empresario – y de hecho la ex Ministra Blanco lo descartó. Ese punto no está y en este gobierno no va a estar.

Entonces hicimos una paralización a nivel nacional como portuarios, se paralizó un sector importante de la minería, paralizó una parte de los trabajadores forestales que no está en la CUT y los compañeros de la Construcción se tomaron un Ministerio en Santiago: eso fue la paralización del día 21 y que se hizo con marchas en cada región y en la que nosotros coincidimos con los compañeros de la salud.

La evaluación nuestra fue positiva, porque instalamos el tema del descontento desde los trabajadores que hoy día no están en la CUT y más que nada el descontento de todos los trabajadores, porque aquí los que aprueban esas reformas no son los trabajadores que están en la CUT sino la dirigencia que está en la CUT y más bien una parte, porque el dirigente Nolberto Díaz está en desacuerdo. Para hacer esa movilización nosotros queríamos convocar a lo máximo que pudiéramos -de hecho se hizo la invitación a la CUT y ellos estuvieron de acuerdo con la movilización. Pero más que nada lo de ellos fue un mensaje como para no quedar mal, porque la Bárbara dijo una cosa, acá el Presidente Provincial [Sergio Gatica] dijo otra. Pero a nosotros ya no nos preocupa eso, ya hicimos el intento de sumar a la CUT, no como la organización que representa a los trabajadores sino como una organización más en algo de carácter horizontal, donde los portuarios están llevando la batuta hoy en día.

Pero como te decía nos quedamos cortos con esta organización de sindicatos que pueden parar sectores estratégicos y nos faltaba la otra parte, miramos que también necesitamos masividad en las calles aparte de la paralización, necesitamos despertar al resto de los trabajadores. Por lo tanto decidimos citar, hacer un llamado a los dirigentes de la zona sur -los compañeros en el norte están haciendo lo mismo- y plantear el tema de la reforma -porque hay mucha gente que todavía no tiene claro lo de la reforma, que cree lo que le dice la tele, nos encontramos ayer mismo con gente que no está clara- para explicarla y tratar de buscar puntos en común. Se trabajó en comisiones, se hizo una presentación del compañero Recaredo Gálvez de la Fundación SOL que explicó desde el punto de vista técnico y objeto la reforma […] y también expuso nuestro compañero de la Unión Portuaria Gabriel Rebolledo quien explicó que era la Unión Portuaria, nuestra historia y como funcionamos para que también vean que hay formas distintas de organizarse: una organización horizontal que es de “hecho” y que no está sujeta a alguna ley y que es la que hoy día está avanzando. La centrales que funcionan bajo la ley hoy día tienen las manos amarradas.

Desde una perspectiva general ¿como evalúan el encuentro de ayer?

Primero que todo, es uno de los primeros encuentros que se hace organizado desde los trabajadores. Porque hay muchas organizaciones que hacen este tipo de encuentro, con su profesionales y todo eso, y acá fue bueno porque nació desde el sentir de los trabajadores y nosotros nos organizamos para hacer esto. El llamado, para comunicarnos y llegó un universo distinto de sindicatos con distintas problemáticas y pudimos ir conociendo el problema del sector público, de la salud, de la educación, de los trabajadores del SENAME, pesqueros, del retail e ir midiendo de forma real que fuerza tiene cada uno para poder hacer algún tipo de movilización. Partiendo de la base de ser sinceros, es decir, diciendo yo puedo hacer esto o esto otro para no construir castillos en el aire como se hace de repente. Entonces nosotros como portuarios podemos paralizar y marchar, pero los del retail no pueden paralizar, pero si un turno puede ir a marchar o hacer algo. Asistimos también al CONFECH hace un par de semanas atrás en la UBB y les explicamos lo que nosotros queríamos y no nos pescaron mucho -al parecer porque está muy controlado desde Santiago- y se sumaron compañeros de la UBB de Chillán y compañeros de la U. de Concepción. La idea es avanzar con los que lleguen.

Para ir buscando las fórmulas de como tenemos que avanzar, de como nos tenemos que organizar y poder planificar las acciones a seguir con respecto a lo que es la Reforma Laboral, pero sin quedarnos ahí. Porque este es un camino que no termina en la Reforma Laboral y donde hay un problema estructural que es transversal y que nos atañe a todos. Esas demandas tenemos que seguir asumiéndolas, no podemos quedarnos en esto no más, en hacer un paro y después olvidarnos. O obligar al gobierno a hacer ciertas indicaciones, pero que a la larga se nos va a seguir perjudicando: hay que seguir avanzando, no en hacer reformas, sino en hacer un nuevo Código del Trabajo, mejorando el tema de las pensiones, de las mutuales.

De todos los encuentros creo que este va a marcar la diferencia de una lucha decidida hacia mejoras para los trabajadores.

¿A partir de la actividad generaron nuevas actividades?

Todos los sectores van a tener movilizaciones en el mes de Julio. Por sus demandas propias, pero tienen que incluir las demandas que son transversales y aquí lo principal hoy es que estamos contra el tiempo hay que colocar el tema de la Reforma laboral. Los profes empiezan un paro el 1° de junio – si bien es cierto que no todos comparten la posición de la directiva de su organización, hay sectores que han creado otras agrupaciones- los que van a ir al paro y que vinieron al encuentro se comprometieron a sumar el tema de la Reforma Laboral. Los trabajadores de la salud que vinieron y que están en paro y que van a seguir en paro, porque después viene el paro de la CONFUSAM, también tienen que ir sumando el tema de la reforma laboral aunque la reforma no les toque a ellos, porque a larga les va a tocar. Tenemos que ir mezclando y juntando las demandas: nosotros vamos a realizar en junio muy probablemente, una paralización productiva con los que se sumen y por eso estamos llamando a todos los compañeros a todos los actores para ver en que grado ellos pueden sumarse: si va a ser una marcha, un paro, un paro de brazos caídos, lo que ellos estimen conveniente sin perjudicar su fuente laboral -porque el artículo 161 está súper vivo y no se tocó en esta repasada de Reforma Laboral-. El mes de junio será el mes de las demandas populares.

Esto va a ser independiente de la Copa América y si nos ponemos futboleros, no queremos que nos metan más goles y menos autogoles.

Si no logramos hoy lograr meter las indicaciones que nos importan a la Reforma Laboral, debemos de frontón deslegitimarla, no aceptarla y desconocerla porque hoy día está siendo elaborada y votada por un sistema corrupto. No podemos permitir que este sistema corrupto siga legislando en lo laboral, en la salud, en la educación porque está transformando todo esto en un mercado. Nosotros vemos que siguen saliendo platas por todos lados, que van a salir más, que se está destapando la olla, la olla grande, la olla chica y falta mucho más todavía. Entonces no podemos seguir permitiendo que este sistema siga como está.

Aparte de las movilizaciones los trabajadores tienen un encuentro la 2° semana de julio en Valdivia para evaluar todo lo realizado y todo lo comprometido a hacer en el mes de junio e ir sumando en cada sector para acumular más fuerza e ir concientizando a sus pares. Los proyectos de los trabajadores se resumen en establecer la huelga a todo evento, restablecer la negociación por rama productiva, el fin al subcontrato, la titularidad sindical, entre otras. “Hay que buscar que el trabajador busque su fórmula para tener mejores condiciones” finaliza el dirigente.

Estas leyendo

Sindicatos del Sur confluyen en Talcahuano y se crea la Coordinadora de Trabajadores del Sur