El Litio para los chilenos

El Litio para los chilenos

[resumen.cl] Uno de los temas de gran relevancia destapado tras los escándalos de corrupción política cometidos entre la clase política y los grandes grupos económicos del país, ha sido la relación SQM – Litio. Durante las últimas semanas se han hecho públicos una serie de antecedentes relacionados con las gestiones de SQM por mantener los contratos que le permiten explotar el litio en el Salar de Atacama a través de su filial SQM Salar.

El caso es delicadísimo pues es SQM es una de las empresas más cuestionadas por el financiamiento irregular de los partidos políticos y sus redes alcanzan a importantes personajes de gobierno, al punto que el propio ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo renunció tras descubrirse a la luz pública que la mano derecha de Bachelet facturó boletas ideológicamente falsas a la empresa AyN de Giorgio Martelli, operador de la Nueva Mayoría que recibió aportes de SQM. El caso ha escalado en silencio y hace unas semanas El Mostrador reveló que Peñailillo ha sido sondeado por la Moneda donde se habría descubierto que el vínculo con la empresa iría más allá del financiamiento irregular y “apuntaría al financiamiento de Peñailillo y su equipo por parte de SQM bajo la promesa de que en el gobierno de Bachelet se asegurara la extracción del mineral a través de la compañía de Ponce Lerou”.

El interés del ex yerno de Pinochet Ponce Lerou por mantener este tipo de relación con personeros de gobierno apunta a un litigio existente entre CORFO y SQM en el cual la Corporación de Fomento demandó a la compañía de Ponce Lerou porque no ha pagado a la estatal en forma íntegra ni oportuna, las rentas trimestrales desde 2009 en adelante. Cabe recordar que la privatización en los 80 de Soquimich se arrastran serias irregularidades y sin haber sido tomada en cuenta esta realidad, CORFO mantiene un contrato de arrendamiento desde el año 1993 de pertenencias mineras con la empresa que le permite “derechos exclusivos sobre un área que abarca unas 140.000 hectáreas del Salar de Atacama, dentro de los cuales puede explotar recursos minerales en 81.920 hectáreas hasta el 31 de diciembre de 2030. Esto permite a la compañía extraer salmueras que poseen altas concentraciones de litio, potasio, sulfato, boro y magnesio.” señaló La Tercera.

El año 2014 la Presidenta Michelle Bachelet creo la Comisión Nacional del Litio, instancia que la misma Ministra Williams señaló como uno de sus objetivos “generar una institucionalidad que permita al Estado de Chile administrar de mejorar manera, por una parte aquellas concesiones ya entregadas o los contratos que se generaron posterior a 1982”. Una Política de Estado del Litio ha significado revisar los contratos con SQM y Rockwood -las empresas que explotan el salar- bajo una gran presión de sectores políticos ligados a la Nueva Mayoría, con participación activa incluso de cercanos al cuestionado Peñailillo, no obstante y pese a la oposición de la propia Ministra Aurora Williams -quien es partidaria de Concesionar el Litio- la Comisión propuso la necesidad de crear una empresa estatal o mixta para explotarlo, y reafirmando su carácter estratégico.

Si se decide, a pesar del informe de la Comisión, concesionar el Litio, el principal beneficiario sería SQM pues automáticamente se haría propietario del Salar debido a que tiene las concesiones mineras de gran parte del territorio.

Las presiones en el proceso no han dejado de manifestarse. Según señala El Mostrador habría circulado en esferas de La Moneda una minuta donde se habría planteado terminar el contrato del litio con SQM y que incluía opción de expropiar. No obstante aquello, nuevamente el gobierno, en vez de reafirmar una posición que resguarde los intereses del país, lo desmintió y planteó a través vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran que estatizar el salar no está en los planes y que buscará privados que lo exploten.

Chile cuenta con el 57% de las reservas mundiales de Litio y a pesar de esta realidad, el gobierno, tal como cualquier gobierno de corte neoliberal, señala que los explotarán las empresas privadas.

Chile, en conjunto con Bolivia y Argentina controlan el denominado triángulo del Litio a través del área comprendida entre el Salar del Hombre Muerto (Argentina), el Salar de Uyuni (Bolivia) y el Salar de Atacama (Chile), sumados a los salares que se ubican dentro del territorio y que significan más del 85% de las reservas de ese metal blando conocidas en el planeta.

 

Fuente imagen: Radio U. de Chile

Estas leyendo

El Litio para los chilenos