Los 43 de Ayotzinapa, de América

Los 43 de Ayotzinapa, de América

Ayotzinapa en náhuatl significa lugar de tortugas. Pero los hechos del 26 y 27 de septiembre corrieron como liebres. Más aún corrieron como pólvora, incendiaron México primero, pero no se quedaron ahí. Recorrieron toda nuestra América, que en nuestra triste conciencia significa lugar de desaparecidos.

Por Daniel Mathews / Resumen.cl

A través de la Normal de Ayotzinapa podemos recorrer la de México, la de América. Es una sobreviviente de las luchas por afirmar nuestras culturas. En 1926, cuando se funda la Normal ya había otras 36 existentes. Hasta hoy las normales rurales son escuelas con un fuerte enfoque social. Retoman tradiciones pedagógicas de la Revolución Mexicana, que ve como misión de sus egresados el ayudar no sólo a la enseñanza de conocimientos tradicionales a campesinos e indígenas, sino a la organización para su liberación. De esas 36 escuelas de 1926 ya no queda ni la mitad. Hemos pasado a otro momento de nuestra historia, neoliberalismo lo llaman. Y la situación de las normales rurales lo dice Luis Hernández Navarro nos decía, el 2012, que había una “agresiva ofensiva de la derecha empresarial en contra de la educación pública y los maestros, una nueva reforma a las Normales impulsada por las autoridades educativas la justificada percepción estudiantil de que se pretende cerrar sus centros escolares”.

Por eso las luchas que se producen desde las normales rurales son constantes. Para no salir de Ayotzinapa podemos recordar el bloque carretero del 12 de diciembre de 2011 que fue violentamente desalojado, provocando la muerte de Jorge Alexis Herrera Pino y de Gabriel Echeverría de Jesús, alumnos del plantel. La muerte es, pues, una vieja amiga de los estudiantes de las normales. El 2012, en Michoacán los muertos llegaron a ser 176 muertos, que sólo pedían dialogo y solo les dieron bala. Y sin embargo ahora fue diferente.

La movilización popular impuso al gobierno la necesidad de decir algo. Y sólo pudo decir mentiras. Pero la extensión de la movilización a todo el continente. Y nuestra conciencia crítica tuvo un parto feliz: nació el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independiente (GIEI) con especialistas de distintos países dispuestos a llegar a la verdad. Y la primera conclusión que saco fue que la mentira era mentira. El especialista peruano José Torero, que entre otras tareas fue llamado a investigar el incendio de las Torres Gemelas, hizo un peritaje de 40 páginas. Si no fuera tan grave el tema uno pensaría que se está burlando de la versión oficial: “se puede calcular que, en estas condiciones de quemado, es necesario entre 20.000 y 40.000 Kg de madera o entre 9.000 y 18.000 kg de llantas para consumir un cuerpo”. Multiplique usted por 43.

El peritaje de Torero es apéndice de un informe que ha presentado el GIEI, son 560 páginas que aunque todavía no dan un veredicto final son otras 560 acusaciones contra el gobierno mexicano. El 26 de septiembre de 2015 hay anunciadas movilizaciones en distintos países de nuestro continente ¿qué país no tiene sus propios desaparecidos? Los 43 se encargaran de representar a todos.

Enlaces:

Luis Hernández Navarro “La muerte de Minerva”

http://www.redalyc.org/pdf/325/32525230003.pdf

Informe del GIEI

https://drive.google.com/file/d/0B1ChdondilaHd29zWTMzeVMzNzA/view

Estas leyendo

Los 43 de Ayotzinapa, de América