Muere otro criminal preso en Punta Peuco: Marcelo Morén Brito

Muere otro criminal preso en Punta Peuco: Marcelo Morén Brito

[resumen.cl] Gendarmería de Chile ha informado que en la tarde de este 11 de septiembre del 2015 ha muerto el criminal ex oficial del ejército, ex jerarca de la DINA, el sanguinario Marcelo Luis Manuel Morén Brito, alias “El Coronta”, o “El Oso”, o “El Ronco”, quien permanecía recluido en condición de preso condenado y rematado en el recinto penitenciario de Punta Peuco, en Santiago. Otro criminal que muere gozando de los privilegios de penales de lujo y sin haber sido degradado de la condición militar; ambos descriterios ocurren por la cobardía política e inmoralidad de la coalición gobernante que ha sido incapaz de poner término a estas expresiones de impunidad y ventajas arbitrarias.

Morén Brito, de 80 años de edad, fue uno de los creadores de la principal organización represiva de la dictadura, la temible DINA, prácticamente desde antes de que ésta se organizara como exclusiva unidad represiva destinada a eliminar personas de izquierda y opositoras al régimen dictatorial. En los momentos previos al golpe militar, ostentando el grado de capitán del ejército, Morén llegó a Santiago procedente del regimiento asentado en la ciudad de La Serena, como parte de los preparativos golpistas y encabezando un contingente que venía a reforzar a las fuerzas reaccionarias en la capital.

Luego de participar en las oleadas punitivas y de represalias en la capital, Morén Brito integra la comitiva organizada y comandada por el ex general Sergio Arellano Stark, conocida como “Caravana de la Muerte” que, a bordo de un helicóptero Puma del ejército, recorrió el país de norte a sur ejecutando matanzas y ordenando matanzas desde fines de septiembre hasta mediados de octubre de 1973.

Enseguida se integra a la plana mayor que el Mamo Manuel Contreras (también muerto en condición de preso condenado y rematado el pasado 7 de agosto) estaba organizando para la conformación de su criminal cuerpo represivo. Marcelo Morén pasa a formar parte de la llamada Brigada de Inteligencia Metropolitana (BIM) de la DINA, en donde asumió el mando de la Brigada Caupolicán. Ésta última fue la unidad responsable del principal accionar represivo de la DINA en Santiago, operando primero en el Regimiento de Tejas Verdes, luego en el cuartel que establecieron en La Rinconada de Maipú, y en los subterráneos del Palacio de La Moneda, destruido en su superficie por los bombardeos.

Desde fines de noviembre de 1973 las tropas criminales de Morén se instalan en el cuartel secreto que habían instalado en Londres 38, donde convirtieron el ex local del PS en mazmorras de tortura, terror y muerte. Desde allí la BIM y la Brigada Caupolicán se trasladan a los recintos secretos de José Domingo Cañas y de Villa Grimaldi. Morén Brito no solo dirigía las unidades represivas bajo su control, sino que participaba activamente en los interrogatorios y torturas de los prisioneros, así como en la determinación de su destino final. La Brigada Caupolicán estaba integrada por las agrupaciones operativas denominadas “Halcón” (1, 2 y 3), “Aguila”, “Tucán” y “Vampiro”. Morén Brito permaneció como jefe de esta Brigada desde octubre de 1973 hasta marzo de 1975; en esta fecha asume el control de la BIM, cuyo puesto de mando estaba también ubicado en Villa Grimaldi, permaneciendo en esa función hasta marzo de 1976. Luego, continuó ejerciendo otras funciones represivas hasta el cambio de denominación de DINA a CNI. Permaneció activo en el ejército, donde le habían otorgado en grado de coronel, hasta el año 1985.

En ese período de la DINA, las unidades a cargo de Morén, cometieron la mayor cantidad de crímenes y delitos en contra de las personas que eran objeto del actuar de los órganos represivos de la dictadura. Por lo mismo es que Morén cumplía prisión producto de innumerables condenas a firme por delitos de derechos humanos y de lesa humanidad que le sumaban más de 300 años de cárcel. A esas condenas se suman otras decenas de causas en que estaba procesado, acusado o con condenas de primera instancia.

En un pequeño gesto de justicia del destino, este despiadado criminal murió el mismo día en que comenzaron sus crímenes.

Estas leyendo

Muere otro criminal preso en Punta Peuco: Marcelo Morén Brito