El Nieto de Allende y su Manifiesto desde Venezuela

El Nieto de Allende y su Manifiesto desde Venezuela

Por Radio Villa Francia

Pablo pide un poco de tiempo para hacer dormir a las niñas, tras un rato se alista para la entrevista pero pide -que en caso de que las pequeñas despierten- poder parar la conversación para nuevamente  hacerlas dormir. Ya sentado y con una actitud sencilla dice; “vamos, no soy bueno hablando pero empecemos.

Pablo Sepúlveda Allende es hijo de Carmen Paz Allende, -hija de Salvador Allende y Hortensia Bussi- y Héctor Sepúlveda. Nació en 1976 durante el exilio de la familia Allende – Bussi en México, tres años después de ocurrido el Golpe Militar que derrocó al gobierno de la Unidad Popular, el mismo que estuvo encabezado por su abuelo -Salvador Allende Gossens- el presidente que cumplió su promesa de no dejar La Moneda (palacio de gobierno en Chile) para cumplir, hasta las últimas consecuencias, el mandato que el pueblo le diera. Regresó a Chile a principio de los 90 y vio con sus ojos “la transición pactada con el dictador” como él señala.

A fines de esa década inició estudios de fisioterapia para luego irse a estudiar medicina a Cuba en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). A su regreso revalidó su título en la Universidad de Chile y se instaló a mediados del 2007 en el norte del país a trabajar en el  consultorio “San Juan” de Coquimbo.

Muchos dicen que es el más político y más allendista del clan Allende y que su decisión de convertirse en médico tiene mucho que ver con su  abuelo. Si bien él reconoce la influencia -y señala que si bien puede haber algo de eso- lo que rescata de su abuelo es el sentido de la ética, esa que el propio Salvador Allende forjó en el mundo de la salud pública mucho antes de ser presidente -en su cuarto intento- y que hizo que el gobierno de la UP tuviera un claro planteamiento y trabajo en esa área.

Pablo hace 6 años vive en Venezuela y ha hecho su vida allá, tuvo una relación con María Gabriela Chávez, la hija mayor del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de quien se separó hace un tiempo. Pablo habla desde Venezuela, la tierra que lo enamoró, arraigado en el cariño de su gente y su proceso.

Al iniciar la entrevista Pablo vuelve a advertir; “no soy bueno hablando”, y es cierto, su postura es sencilla, afable, intentando ordenar sus ideas, pero todo cambia cuando entra de lleno a hablar de política y plantear su posición, cosa similar ocurre cuando habla de Allende (su abuelo) ahí su rostro se ilumina, también cambia su tono y marca claridad en sus palabras, sin embargo hay una de esas palabras que es recurrente y que siempre pone en principio para hablar de Venezuela, Allende y el socialismo; la ética.

Hace una semana apareció publicada -en Radio Universidad de Chile- una columna escrita por Pablo que se titulaba “No en el nombre de Allende, no en el nombre del Socialismo”, la misma era un manifiesto político en respuesta a las declaraciones de Isabel Allende, actual presidenta del PS chileno, a favor de Leopoldo López y criticando la condena a éste y de paso, criticando al gobierno bolivariano de Venezuela, declaraciones que rápidamente fueron tomadas por la prensa internacional para manifestar que “la hija de Allende apoya a Leopoldo López y critica al gobierno (régimen según algunos medios) bolivariano de Venezuela.

La columna trajo tensión al interior del clan Allende pues muchas personas leyeron en ella una crítica directa a su tía Isabel, quien se erige como futura candidata presidencial del PS, sin embargo él hace precisiones.

¿Por qué decidiste escribir esa columna?

La verdad es que la molestia que me generaron los dichos de Isabel… no quiero que esto se personalice porque no fue la intención y planteo esto porque lo dije por sus dichos que realizó ella como presidenta del Partido Socialista chileno y claro, los medios internacionales decían “la hija de Allende está contra Venezuela y aboga por (Leopoldo) López” y eso se reprodujo en Venezuela, o sea se estaba ocupando la figura de (Salvador) Allende implícitamente, así lo quiso mostrar la oposición en Venezuela y eso es grave por lo que quise hacer precisiones. Lo que escribí es una posición política, es politizar a ese Allende que de hecho lo fue, muy político, muy radical, distinto a como lo quieren mostrar algunos, por eso no quise que se personalizara ni que terminara en un tema familiar, sino más bien decir las cosas como son y desmontar la mentira que, quizás por falta de información, se terminaron diciendo.

¿Qué fue lo que te molestó de los dichos de la Presidenta del PS y de gente del gobierno?
Primero es complejo que se venga a hablar de asuntos internos de Venezuela y hasta puede ser entendible, pero ¿defender a Leopoldo López? porque hay que entender que López está condenado por crímenes, y parece que los que hablan lo hacen poco informados, él no está preso solo por hablar o decir o como se quiere mostrar. A ver, ella (Isabel Allende) tiene una carrera política propia, y claro, detrás de ella está la figura de Allende pues es hija de él y eso salió así en la prensa internacional, pero hay una cosa clara; López es un fascista puro. El militó de joven en “tradición familia y propiedad” que es un grupo de extrema derecha, para hacerse una idea, es como lo fue “Patria y Libertad” en Chile durante la UP. López, por ejemplo, estuvo en el Golpe de Estado de abril del 2002 en Venezuela, mientras era alcalde del municipio de Chacao que es como  decir, del “barrio alto” (acomodado). Allí él estuvo encabezando en esa localidad el Golpe, él encabezó la detención y linchamiento a un funcionario del gobierno -el ministro del interior y justicia, Ramón Rodríguez- en esa fecha se desató mucha violencia y él fue uno de los actores más violentos en el 2002, de hecho hay videos y registro de eso, su intención era derrocar al gobierno de cualquier forma y casi lo lograron si no hubiera sido porque la gente no lo permitió y salió a la calle a defender a su gobierno.

Ahora, él llamó al alzamiento del 12 de febrero del 2014, insisto, a las “guarimbas” (barricadas que particularmente se sucedieron en el barrio alto), aquello terminó costando la vida de 43 seres humanos, de hecho, en una de esas “guarimbas” murió una chilena por querer limpiar una “guarimba” -se trata de Giselle Rubilar (47) quien recibió un disparo en la cabeza cuando intentaba junto con otras personas retirar una barricada en la localidad de Mérida. Rubilar estudiaba en la Universidad Los Andes de dicha localidad y se declaraba abiertamente chavista, otras dos personas resultaron gravemente heridas-.

Pablo prosigue:

En las “guarimbas” se levantaron también “las guayas” (cables en los postes) los que se colocaban a mediana altura para herir a motociclistas (en Caracas la motocicleta es un vehículo muy usado), en una de ella un motociclista murió decapitado. López encabezó un intento de desestabilizar al gobierno y murió mucha gente por eso, porque sabe que un golpe militar es muy difícil que se dé, eso porque si bien pueden llegan a tener generales comprados la mayoría de estos y mandos medios son del pueblo, o sea, gente de origen pobre que ha hecho carrera en el ejército, por lo que si compraran generales estos no tendrían tropas a quien mandar, por lo mismo se intenta la desestabilización, cosa conocida en la historia de Chile y bueno, López incitó a eso, hablamos que en las “guarimbas” habían francotiradores que dispararon a la gente, la misma chilena muerta  incluso de ella ni hablan.

¿Por qué crees que la directiva del PS critica al gobierno de Venezuela y no a López?

El partido socialista chileno como se ha portado post dictadura no es como el que fue antes, bueno, estuvo la renovación como se sabe, y desde ahí comienza a administrar el legado de la dictadura y lo hace cómodamente e incluso eficientemente. Honestamente no sé dónde estuvo el cambio y el giro ideológico. Ahora lo que está claro es que el referente del partido chileno es el PSOE (Partido Socialista Español) con referentes como Felipe González que hoy es un lobbysta de empresas.

Es evidente el cambio ideológico, ahora, particularmente me refiero a la dirigencia del PS, conozco gente de las bases y merecen mis respetos, tengo amistad con algunos, pero claro no están de acuerdo y tienen poco espacio en el mismo.

Lo que está claro es que se han dedicado a administrar el modelo neoliberal muy acríticamente. Bueno, la salida -de la dictadura cívico– militar- fue algo pactado con Pinochet, o sea, fue así; “ustedes no me tocan el modelo y yo los dejo que administren”, y claro, un modelo que está hecho para el capital, para las transnacionales.

Bueno, el PS chileno siempre estuvo desmarcado de las luchas latinoamericanas y en un momento se sintió más cómodo con esa “izquierda” europea como el PSOE.

La figura de Allende.

Sobre la figura de tu abuelo, Salvador Allende, ¿qué rescatas?

Él es una figura tremenda, ahora creo que en Chile se ha intentado despolitizarlo, quitarle su carácter revolucionario y más radical, él quiso hacer cambios, o sea a su modo con lo de “la vía chilena al socialismo”, él ganó en las urnas, algo súper raro y atípico y marcó un camino y una forma.
Hay que rescatar ese sentido revolucionario, más que demócrata apegado a la institucional pues está su posición más radical, él no ocupó las armas pero fue radical, nacionalizó bancos, 6 millones de hectáreas en la Reforma Agraria, o sea de verdad, nacionalizó en serio el cobre (sueldo de Chile), medidas profundamente revolucionarias en 3 años, él hizo todo eso en la institucionalidad y él creyó en eso, pero él apoyó movimientos revolucionarios, ayudó a la guerrilla del “Che” y fue él mismo a buscar a sobrevivientes de la guerrilla en Bolivia, ayudó a los guerrilleros argentinos que llegaron a Chile durante su gobierno y también tuvo cercanía con el MIR, o sea hay una anécdota que es muy sabida, que él estando en La Moneda “el 11”, le dice a Tati (hija de Allende) que le dijera a Miguel (Enríquez) que “ahora le tocaba a él”,  él quería mucho a Miguel.

Por eso su figura es global y respetada, hay muchas partes del mundo en donde hay lugares, calles, estatuas con su nombre y figura, pero los que le sobrevivieron lo quieren dejar como un demócrata no más, así “respetuoso de la institucionalidad” pero él fue radical, un revolucionario.
Ahora, él leyó como digo los contexto históricos y respetó eso, de distintos países, y así leyó el contexto en Chile que era distinto a otros, quizás su error fue la falta de defensa.

¿Qué opinas qué, por ejemplo, en la Fundación Salvador Allende esté Enrique Correa como Vice Presidente?
Enrique Correa…uff (aquí Pablo toma aire, toma unos segundos y lanza) él representa el conflicto de interés, él está en una empresa de asesorías, Imaginacion, en donde asesora a SQM, el grupo Luksic y más, él lucra con el conflicto de interés entre la política y los negocios, él es el gran enlace entre el empresariado y la política… y él hace que a los políticos les llegue la plata, políticos de la misma Concertación o Nueva Mayoría ahora.

Entonces, hay una contradicción fuerte en ese rol y lo que él fue. El hace lobby para las empresas, por lo que hay una falta de ética muy fuerte y como vice presidente de la fundación… la verdad no tiene nombre, esa es mi opinión personal, pues yo creo que él no debería estar ahí.
Es grave, la maraña de negocios y política. Ahora último se ha destapado detalles fuertes -financiamiento de empresarios a la política- todo esto es inmoral, hablamos de empresarios pinochetistas, insisto, lo que se me viene a la cabeza es que todo esto es inmoral. Hablamos de la parte de la herencia de la dictadura pinochetista, pero el pueblo lo ve como incoherente y de una tremenda falta de ética. Todos sabemos cómo funciona la cosa.

La cancillería chilena llamó a Venezuela a respetar el debido proceso por Leopoldo López y el Congreso votó un rechazó a la condena, con votos de la Alianza y la Nueva Mayoría, quienes dicen que no hay democracia ni libertad de prensa en Venezuela ¿Cual es tú opinión de eso?

A ver, primero, no hay autoridad moral de Chile u otros para criticar a Venezuela. Aquí hay mil veces más libertad de prensa que en Chile, por ejemplo. En Chile los medios son de unos pocos y es sabido, por ejemplo El Mercurio (Augustín Edwards) y Copesa (Álvaro Sahie) que son empresarios dueños de casi todos los medios y en otras áreas la cosa no cambia. Acá hay televisoras, diarios, radios y mucho más que son abiertamente de oposición, algunos hasta claramente golpistas, acá machacan todo el día contra el gobierno, o sea lo que más tiene la
oposición de la derecha venezolana es prensa ¿cabe duda? En Chile ¿cuántos presos políticos mapuche tienen tanta prensa? Ahora el New York Times publicó una carta de Leopoldo López… Mira, ¿cuántos presos en Chile los ha publicado el New York Times?

Durante febrero del 2014 por ejemplo transmitían en directo para varios países y hablaban de “violenta represión” porque la policía lanzaba una lacrimógenas para disolver, o sea, soy honesto, la represión es eso no es algo bueno, pero acá la policía tenía mucho cuidado en las “guarimbas” pues eran zonas acomodadas, pues claro, para evitar el escándalo que es lo que quería la oposición, entonces lanzaban una lacrimógena para disolver y eso salía en todos los portales del mundo… imagínate en Chile un escándalo por usar lacrimógenas para disolver una manifestación, en Chile que las usan a cada rato casi por cualquier cosa indiscriminadamente!! pero claro era Venezuela, y bueno es un poco gracioso y a la vez violento eso pues fue, y hasta ahora es, que a través de los medios que están en Venezuela se dice que en Venezuela no existen derechos humanos y el mundo se enteraba y entera a través de esos medios que se supone no existen acá… es un chiste.

Sobre lo que pasó el 2014 una vez se denunció en CNN que a un detenido le metieron un arma por su ano, salió en todos los portales internacionales y resultó no ser cierto, se hizo peritajes, se investigó, hasta con organismos internacionales y nada, todo era mentira ¿cuántos medios que reprodujeron eso hicieron la rectificación? Sobre la democracia, mira, en Venezuela pueden que algunas cosas se hagan bien y otras no, pero para cada cosa importante se le pregunta al pueblo y se hace un referéndum, incluso para ver si el presidente tiene o no tiene apoyo independiente de eso de esperar 4 años para la próxima elección. Venezuela tiene más elecciones que Chile y varios países más que critican, tiene una Constitución que trabajó y eligió el pueblo con todo lo perfeccionable que tú quieras ¿y Chile? Tiene la Constitución de la Dictadura, que parece que les acomoda bastante a algunos “demócratas”. En Venezuela, por ejemplo, un pobre de Sabaneta, del estado de Barinas, como Chávez pudo llegar a Teniente Coronel, acá puede entrar el Pueblo a la escuela de oficiales del ejército, en Chile esto, incluso hoy, es imposible.

Los mismos dicen que en Venezuela las instituciones no funcionan ¿cómo lo ves tú?

Mira, el 2014 los policías cometieron represión contra las “guarimbas” y esos fueron juzgados, otros destituidos (destituyen al jefe de la policía política venezolana por hechos de represión). Aquí los que abusaron fueron juzgados y están presos, varios se fueron para afuera y les hicieron juicios. En Chile dime ¿cuándo ha ocurrido eso? ¿cuándo han destituido o encarcelado a un policía por matar a un mapuche, matar a un estudiante o golpearlo brutalmente? eso nunca ha ocurrido, en Chile un paco (policía uniformada chilena) por matar alguien en una protesta nunca ha terminado preso. Acá, siendo claros, hubo abusos y eso hay que condenarlo y se condenó y está muy bien que se haga, por lo mismo, eso demuestra que no fue una política de Estado. Acá la cosa era que en las “guarimbas”, que acá le diríamos niños “cuicos”, porque eso eran en su mayoría, provocaban a los policías y estos se aguantaban eso, porque sabían que eso
es lo que querían, y eso igual molestaba a la gente de sectores populares que era amenazada y agredida.

Tú cuando estabas en Chile, ¿por qué no militaste en la Concertación?

Nunca me sentí convocado por la Concertación. El PC es quizás lo que más respeto por su historia, pero también tengo críticas, personalmente, no me parece que estén apoyando la Nueva Mayoría, ellos debieron seguir apoyando su línea como lo venían haciendo, al final ahora lo que fue claro es que terminó dándole oxígeno a la Concertación.

¿Y en el Partido Socialista como tu abuelo?

El partido socialista se ha convertido en eso que te decía, o sea poco tiene de socialista, la verdad que ni siquiera socialdemócrata, diría algo como social neoliberal, todo eso muy distinto a lo que (Salvador) Allende llamó la vía chilena, o socialismo, o como acá le decimos “socialismo del siglo XXI” y en parte por eso mis críticas a lo que dijeron desde su cúpula, desde la presidencia, pero insisto en que no quiero personalizar esto, solo quise hacerlo en nombre de Allende (por Isabel) pues lo que ella menos tiene es socialista.

¿Hay un legado de Allende más allá de la figura y el mito?

Pues sí, mira, acá Allende es algo muy presente durante todo el proceso de la Revolución bolivariana, la experiencia chilena está muy presente en Venezuela, lo que fue la guerra económica durante la UP, el acaparamiento, la escasez, fíjate que en la TV pública, el documental que más se ha pasado probablemente es “La Batalla de Chile” sobre todo el capítulo en donde se organizó el poder popular para parar el Paro de camioneros y lo demás. Allende es una figura viva, presente, la experiencia chilena es algo recurrente pues la verdad es que a pesar de todo lo que hoy sabemos, de la intervención de la CIA y el empresariado chileno contra Allende, se pudo seguir, se siguieron ganando elecciones y por eso no les quedó más que hacer un golpe militar, ya no tenían como hacerlo porque con el pueblo organizado no se la pudieron.

Chávez decía, Allende solo tuvo un error que acá se decía mucho, hizo todo bien pero no tuvo una defensa, así que él (Chávez) decía  “Nosotros somos una revolución pacífica pero no desarmada, por eso cuando vengan, porque van a venir, cuando ocupen todo y no resulte ocuparan la fuerza y si vienen por eso lado estamos preparado”. Y bueno, esa lección en gran parte es la lección de Chile, de Allende, que en ese entonces (en Chile) el pueblo no tenía.  Es que fíjate, con Allende pasa algo extraño, recuerdo que en Chile hace muchos años atrás hubo un programa sobre los “Grandes Chilenos” en donde había que votar y al final de un listado el más grande chileno y el que tuvo más voto y más recordado y querido terminó siendo Salvador Allende (“Grandes Chilenos” – 2008) eso es fuertísimo.

Por último Pablo ¿qué rescatas tú de la figura de Salvador Allende?

Creo que la figura de Allende es más necesaria que nunca, su ética, su estatura moral… el pueblo sabe eso, hoy hay protestas de estudiantes, de movimientos sociales, etc. y su figura siempre está presente, pero claro está esa tensión entre el Allende que nos quieren mostrar, ese demócrata de salón, pero ese no es el que vive en el pueblo, el de las poblaciones, las barriadas, el Allende radical que hizo un camino y que fue revolucionario en una época compleja y que tuvieron que parar a punta de un Golpe, por eso, claro, da un poco de coraje que se le ocupe de una forma tan cómoda con el poder, inofensiva como para dejar a los del poder tranquilo…

¿Estaría Allende en la Nueva Mayoría o dónde crees que estaría?

No, Allende no estaría en la Nueva Mayoría, eso me parece que es claro o por lo menos lo que yo creo, él no estaría ni cerca de la Nueva Mayoría, Allende estaría en otros procesos, sin duda Allende estaría apoyando el proceso venezolano o el de otros países, a los estudiantes, a los mapuche, no creo que estaría hoy en la Nueva Mayoría.

Fuente: Radio Villa Francia

Estas leyendo

El Nieto de Allende y su Manifiesto desde Venezuela