La Eco-Feria Redonda de Lorenzo Arenas: un espacio en torno a la autonomía y la autogestión

La Eco-Feria Redonda de Lorenzo Arenas: un espacio en torno a la autonomía y la autogestión

Nicolás Salazar / resumen.cl

Productos naturales para la salud, editoriales y publicaciones independientes, plantas y árboles, comida sana, servicios terapéuticos, manufacturas y productos agro-ecológicos, entre otras cosas era lo que se podía encontrar en la “Eco-feria Redonda”, instancia autogestionada realizada el pasado domingo 8 de noviembre en el sector Lorenzo Arenas de Concepción. A continuación repasaremos la jornada, desentrañando el sentido y lo que hace tan especial a esta feria.

Era un día de aquellos que hacen asomar el resfrío. Nublado y con viento. De hecho, al final de la jornada, cayeron algunas gotas de las nubes grises que sobrevolaron el cielo durante toda la tarde. Sin embargo, ni el día nublado, ni la amenaza de lluvia, fueron impedimento para que la Eco-Feria Redonda se realizara. Más de 30 puestos con diferentes materiales para la venta o el trueque se desplegaron en lo alto de un mirador situado al frente de la Laguna Redonda, conocida en otra época como laguna Petronila Neira. En ese preciso lugar, en medio de las poblaciones que conforman el tradicional y populoso barrio penquista de Lorenzo Arenas, se desarrolló el evento.

DSC_0384

Según un volante que circulaba entre los asistentes y que repartían los organizadores de la actividad, el encuentro consistía en “una iniciativa que nace de diversas individualidades, colectivos y organizaciones sociales que tiene por objetivo gestionar un espacio de muestra e intercambio de creaciones y oficios autónomos, rompiendo con la lógica de mediación impuesta por el capitalismo y promoviendo formas alternativas de intercambio y autosustento que nos permitan liberarnos de la normalizada precarización laboral que esconde –a través del consumo y de políticas asistenciales- su esencia de explotación humana, animal y de la tierra”

No es cualquier feria

La Eco-Feria Redonda, no es solo un espacio en donde se intenta suplir las necesidades económicas de aquellos que venden sus productos, sino que también se integran valores como la defensa de la tierra y la autonomía. Es importante recalcar que es una actividad levantada de forma auto-gestionada, en donde no hay subvenciones de concejales, alcaldes o ministerios, sino el puro pulso de quienes levantan el evento.

DSC_0404

Resumen habló con algunas de las organizadoras del evento, las cuales recalcaron el sentido político y la identidad que se busca construir en la Eco-Feria: “nosotras buscamos salir de la lógica del vendedor y el consumidor, por eso nos interesa hablar de reciprocidad y apoyo mutuo” comentó una de las organizadoras. Por su lado, otra nos dijo “aquí, por ejemplo, cada una se preocupa de su basura, porque este no es un espacio asistencialista, todos apañamos”. Por último, otra comentó “Aquí hay espacio para el trueque, también existe una grati-feria, incluso se organizó espontáneamente un intercambio de semillas (trafkintu), todas estas actividades constituyen otras lógicas económicas distintas a las del capitalismo. Los talleres e incluso la inscripción para los puestos de la feria son gratuitos”.

Y es que lejos de observar ese ambiente de competición y elitismo que muchas veces se observa en algunas ferias ecológicas o de productos naturales que se organizan en instancias más institucionalizadas, aquí lo que se respira es un ambiente en donde el apoyo mutuo y la reciprocidad son los valores protagonistas. Otra muestra de esto es que más que exigir una cuota de dinero a los participantes de la actividad, los organizadores pidieron cualquier tipo de aporte voluntario para Felipe Durán, fotógrafo independiente que actualmente se encuentra en la cárcel de Temuco, el cual está actualmente tras las rejas por apoyar durante años al pueblo mapuche. Una acción que denota el ambiente solidario que envuelve esta instancia.

DSC_0469

Sin duda la Eco-feria Redonda no es cualquier feria. No hay políticos profesionales, boletas que rindan pleitesía al sistema tributario estatal, logos del gobierno, discursos pregonando un capitalismo verde, ni actitudes violentas o competitivas. Por otro lado, lo más importante no parece ser las ventas de sus organizadores y participantes, sino la generación de una instancia de comunidad en torno a las creaciones individuales y colectivas de quienes construyen esta instancia.

Una iniciativa integral

Otro aspecto que llama la atención de este espacio es su carácter integral al contar con una serie de instancias que abordan lo educativo, artístico-cultural, económico y de difusión, entre otros elementos.

DSC_0409

En primer lugar se puede ver cómo funcionan diferentes dinámicas educativas en torno a talleres gratuitos. Se realizaron talleres de de Yoga, toallitas higiénicas reutilizables, compostaje y pintura experimental para niñas y niños. Por otro lado, la actividad contó con una instancia artístico-cultural permanente que presentó a músicos y bailarines que entregaron un espacio de recreación en medio de la población Lorenzo Arenas. En otro plano, diferentes organizaciones sociales del Gran Concepción dieron a conocer sus problemáticas e iniciativas en un micrófono abierto que brindaron los y las organizadoras del evento. Igual de importante es el aspecto económico que suple el espacio de la Eco-Feria Redonda, ya que permite que diferentes personas y organizaciones tengan la oportunidad de subsistir a través de sus oficios y saberes, sin tener que someterse obligatoriamente a trabajos asalariados, horarios fijos y patrones. Finalmente, y no menos importante, es la caracterización que se otorga a la instancia, en relación al respeto y cuidado de la tierra, haciendo de la defensa del medio-ambiente no solo una consigna, sino una práctica real y concreta, la cual se ve materializada en la mayoría de los productos que son naturales. No hay que dejar de mencionar que el lema de esta actividad era “¡Por la defensa de nuestros territorios!”.

DSC_0417

La Eco-Feria Redonda se proyecta como una de las instancias auto-gestionadas más interesantes del Gran Concepción, en donde se ofrecen una gran cantidad de productos a precios al alcance del bolsillo y siempre con la posibilidad de prescindir del dinero mediante el trueque. Un espacio que recién nació este 2015, y que ya cuenta con dos jornadas. La primera en abril de este año, y la segunda en el presente mes de noviembre. Esperamos que este espacio siga creciendo y proyectándose, para de esta manera seguir aportando en la construcción de alternativas autónomas y autogestionadas.

Para contactarse con los organizadores de la actividad pueden enviar un mensaje al siguiente e-mail: [email protected]

 

Estas leyendo

La Eco-Feria Redonda de Lorenzo Arenas: un espacio en torno a la autonomía y la autogestión