Otra vez cuestionada Ley Longueira: las redes de Angelini llegaban hasta el Ministerio de Economía

Otra vez cuestionada Ley Longueira: las redes de Angelini llegaban hasta el Ministerio de Economía

[resumen.cl] A las influencias que realizó la pesquera industrial más grande del norte del país CORPESCA en el congreso para la aprobación de la nefasta Ley de Pesca, se sumaría otro antecedente más según reveló una publicación de El Mostrador. Carlos Feres, ex asesor del Ministerio de Economía de Longueira, habría sido quien presentó a Álvaro Lavín Aliaga –primo de Joaquín Lavín– a Francisco Mujica -Gerente de CORPESCA- para realizar asesorías en torno a la cuestionada Ley de Pesca.

“Conocí a Francisco Mujica a través de un amigo, Carlos Feres, con quien estaba tomándome un café frente al Ministerio de Economía y llega Francisco Mujica. En esa ocasión le expliqué lo que hacíamos. Esto fue un año antes de este Servicio” sostuvo Lavín Aliaga a la fiscal Ximena Chong en el marco de la investigación del caso Corpesca. Carlos Feres, quien creo el vínculo entre Mujica y Lavín, se desempeñó como el principal gestor de la Ley de Pesca tramitada el 2011.

Las declaraciones extraídas del archivo judicial del caso CORPESCA traen a la luz que las redes de la empresa de Angelini llegaban a las propias oficinas del Ministerio de Economía. Con los antecedentes judiciales develados por los boleteros Isasi y Orpis, las redes en el Ministerio y los propios contenidos de la Ley se podría afirmar que la cuestionada Ley de Pesca nació en las oficinas de CORPESCA y no fue precisamente, un proyecto de gobierno que pretenda proteger el mar chileno.

La Ley de Pesca extiende el control del recurso por parte de los principales grupos económicos de la pesca industrial cuyas prácticas están extinguiendo de nuestras costas el recurso pesquero.

Bajo el cuestionado concepto de rendimiento máximo sostenible se configura una Ley que estima “ideológicamente” que los recursos pesqueros no se agotan: este concepto oculta la depredación del recurso pesquero que hoy hace ascuas, por ejemplo, entre la sardina y la anchoveta donde la industria transforma el recurso en harina de pescado.

Las cuotas se cedieron prácticamente a perpetuidad bajo el criterio “el que tiene mantiene”, es decir, a las 10 familias dueñas del 80% de los recursos pesqueros se les reconoce y asegura su control sobre el mar y los recursos. La “apertura” del mercado se daría si sobran cuotas de captura, lo que es ridículo cuando se aprecia que la mayor parte de las pesquerías están sobreexplotadas o colapsadas. Sobreexplotación y colapso de las que son responsables las familias que controlan el recurso pesquero, con su nefasta visión de explotación total de los recursos naturales para generar utilidades a corto plazo y que hoy amenaza seriamente la soberanía alimentaria del país, pese a que Chile tiene uno de los 5 mares más ricos del mundo.

Las redes de Longueira, la cara “popular” de la UDI aparecen en los 4 últimos casos de corrupción política más grandes que ha visto el país. Penta, SQM, CAVAL y CORPESCA. Parte del mefítico mundo boletero, que recibió platas para financiar campañas a cambio de llevar adelante las leyes fabricadas por los grandes grupos económicos, hoy aparece como imputado por las boletas a SQM.

La derogación de la Ley Longueira es hoy una necesidad urgente. Debe terminarse con la sobreexplotación y el colapso de los recursos pesqueros a través de un plan de recuperación pesquero donde la gran industria, sus pésimos salarios y sus dañinos métodos de captura no tienen cabida. El Estado debe dejar de promover el brutal extractivismo en el mar que hoy pone en riesgo nuestra soberanía alimentaria y ejecutar políticas que permitan sobrellevar la dura crisis del momento a los trabajadores de la pesca industrial y artesanal.

 

Estas leyendo

Otra vez cuestionada Ley Longueira: las redes de Angelini llegaban hasta el Ministerio de Economía