Nacimiento: población indignada por episodios de malos olores de Celulosa de los Matte

Nacimiento: población indignada por episodios de malos olores de Celulosa de los Matte

[resumen.cl] Banderas negras se pueden apreciar en las casas de los habitantes de Nacimiento hastiados de la contaminación. Una campaña que han denominado “Banderazo” comenzó a partir del 1 de diciembre y que se extenderá hasta el domingo para protestar por la contaminación emanada de la Planta de Celulosa Santa Fe, del grupo Matte.

La indignación de la población ha tenido cierta repercusión, lo que obligó al Alcalde de la comuna Hugo Inostroza a llevar a Santiago, un reclamo formal al secretario general de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), Gonzalo García Balmaceda. El edil PPD ha sido criticado por vecinos quienes señalan que lo mínimo que debe realizarse es interponer un recurso de protección contra la empresa.

No es lo único cuestionable en torno a como se ha llevado el tema. Inostroza lidera una mesa público privada que busca “solucionar los temas de estacionamientos de camiones; priorizar la mano de obra local en inversiones de la compañía; contar con un espacio para el fútbol local en el sector Industrial; y concretar la presentación e inicio de obras del futuro parque, y antes de ello, socializarlo con la comunidad.” como si la “responsabilidad social empresarial” resolviera los nefastos efectos sobre la salud de los vecinos de Nacimiento producidos por la contaminación de la Celulosa.

La contaminación atmosférica emitida por las plantas de producción de celulosa y papel se caracteriza, tal como otras actividades industriales, por la liberación al ambiente de dióxido de azufre (SO2), material particulado, óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de carbono y monóxido de carbono, además de los denominados gases TRS, especialmente el sulfuro de hidrógeno (H2S)

Los gases TRS agrupan a un conjunto de compuestos que se generan en el proceso de producción de celulosa, los más importantes son el sulfuro de hidrógeno (H2S), los mercaptanos (CH3SH), el dimetil-sulfito (CH3SCH3) y el dimetil disulfuro (CH3SSCH3). Estos gases tienen la característica de emitir fuertes y desagradables olores que pueden extenderse por grandes distancias. Los mercaptanos por ejemplo, son compuestos organo-azufrados que son perceptibles aún en muy bajas concentraciones, y que emanan en todas la línea de producción de la celulosa y el papel. El sulfuro de hidrógeno, presenta un olor a descomposición de materia orgánica similar al de los huevos podridos. Estos compuestos se generan en varios equipos de las plantas de celulosa, donde pueden ser recolectados, lavados para retirar las sustancias sulfuradas y otras que tienen valor para su uso en la misma planta, y finalmente incinerados, ya sea en la caldera recuperadora, el horno de cal u otra unidad de quemado especializada.

Los desechos comunes de la producción de celulosa, más otros accidentes que han ocurrido periódicamente en estas industrias, han contaminado diversos ríos y ambientes costeros, tales como el derrame del estero Huelehueico, la serie de derrames en el río Mataquito y el vertido de trementina en el Golfo de Arauco. En el río Itata, las poblaciones de Ranquil y Trehuaco han denunciado públicamente ser afectados por los líquidos industriales vertidos al agua, en 2011, 2013 y 2015.

Consultado Lucio Cuenca, director del OLCA, sobre el lugar de la celulosa en el modelo forestal en una entrevista publicada por este medio, el experto señaló “La producción de celulosa es el sector de la industria más contaminante, y más intensivo del punto de vista de la inversión del capital pero que genera menor empleo e impacta fuertemente al medioambiente. Ni siquiera con las nuevas tecnologías, la utilización del dióxido de cloro (antiguamente se utilizaba cloro elemental), ha reducido el impacto, ya que sigue emanando dioxinas, furanos, toneladas de azufre, Anhídrido sulfuroso que son sustancias de una alta toxicidad, que afectan a la salud de la población, producen cáncer y otro tipo de enfermedades graves, pero que también como es el caso del Anhídrido sulfuroso es el precursor de la lluvia ácida en las zonas con alto niveles de humedad como el sur de Chile que no se nota de un día para otro, pero genera problemas de erosión y afectación de la vegetación y también problemas respiratorios en la comunidad.

La transmisión a la población igualmente se lleva a cabo por la bioacumulación, por ejemplo, si la celulosa descarga en un río, las especies que viven allí consumen este tipo de sustancias tóxicas, luego uno consume esas especies y por lo tanto nosotros vamos acumulando estas sustancias en nuestro organismo”

Sara Cuevas, dirigenta de la junta de vecinos Libertad, señaló a Radio Bío Bío, confirmando esta información que ”la situación es insoportable ya que no solo se trata de mal olor en el ambiente, sino que además de agua y tierra contaminada.”

 

Foto: CMPC

Vea También

 

Estas leyendo

Nacimiento: población indignada por episodios de malos olores de Celulosa de los Matte