País Vasco: "La reivindicación de Amnistía es más necesaria que nunca"

País Vasco: "La reivindicación de Amnistía es más necesaria que nunca"

Un intenso debate se desarrolla al interior del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, tras el proceso de paz iniciado unilateralmente por ETA, el cual no ha sido seguido por los Estados español y francés.  Las principales victimas del cierre de filas de los estados ocupantes y su inmobilismo, son los centenares de presos políticos vascos, verdaderos rehenes, sometidos a un tratamiento “especial”, que entre otros mal tratos incluye la tristemente famosa dispersión, que condena no solo a ellos sino que también a sus familias.

Como lograr la liberación de los prisioneros políticos divide hoy a la izquierda independentista vasca, hay quienes ven en la búsqueda de vías individuales e institucionales una claudicación y retoman la histórica demanda de la amnistía general.  En este contexto el sitio La Haine entrevisto a Iñaki Gil de San Vicente, pensador marxista ligado desde su juventud a la lucha de liberación del pueblo vasco:

RESPUESTA A CUATRO PREGUNTAS DE LA HAINE:

1. La reivindicación estratégica de la amnistía ¿Es acertada o desacertada en el actual contexto político en Euskal Herria?

Es acertada y necesaria. Es estratégica porque indica que, como reivindicación, está por encima de los avances tácticos que pudieran darse en la lucha concreta. Dicho de otro modo, es estratégica porque va a la raíz: mientras que quede en las cárceles una prisionera y prisionero político el objetivo de sacarlos a todos con plenos honores y coherencia, sigue vigente, aunque la mayoría hayan logrado ya recuperar la libertad. También es estratégica porque muestra que existe un abismo insalvable entre la dominación y la liberación.

Desde mediados de la década de 1990 la reivindicación pública de Amnistía fue, primero, acompañada de otras para lograr traerlos a casa, a Euskal Herria, a la vez que se intentaban abrir dinámicas de participación masiva, buscando atraer más y más sectores obreros, populares y sociales. Mientras tanto se mantenían muy activas otras reivindicaciones estratégicas e históricas como la de socialismo, independencia, reuskaldunización, antiimperialismo e internacialismo, radical antipatriarcalismo, etc.

Pero desde hace tres o cuatro años, la reivindicación de Amnistía desapareció rápidamente tragada por el mismo agujero negro que engullía a las demás, la del socialismo sustituida por la «justicia social» interclasista; la de independencia socialista sustituida por una «independencia» abstracta y por un supuesto derecho a decidir incapaz de decidir algo; la de internacionalismo antiimperialista sustituida por un atlantismo descarado; la del contrapoder y el poder popular sustituida por el parlamentarismo legal español, etc.

No sólo se abandonó la Amnistía, se abandonaron prácticamente las señas de identidad forjadas durante casi sesenta años de heroica lucha de liberación nacional de clase. El propio concepto de pueblo trabajados vasco, o sea, el sujeto de la praxis nacional de liberación, fue casi despreciado por viejo y obsoleto. Como había sucedido antes con la socialdemocracia y a otro nivel con el laborismo, con el eurocomunismo, con la tercera vía, y con Euskadiko Eskerra, ahora una parte de la izquierda abertzale ha vuelto a la cuesta abajo al reformismo clásico.

Semejante deriva y retroceso era cada vez más rechazada por sectores militantes, lo que hizo que, junto a otras razones, se iniciara el debate Abian¡, pero la reciente petición de perdón y declaración de acatamiento de la ley española, como ya se había hecho al aceptar la antidemocrática Ley de Partidos, es un torpedo debajo de la línea de flotación del debate Abian¡ y de la muy precaria unidad de la izquierda abertzale. Era conocida la voluntad de un sector de dar este paso, y lo ha dado con el apoyo del bloque de clases dominante en el Estado español. A partir de aquí, se ha abierto una fase nueva en la historia del independentismo socialista.

Es por esto que la reivindicación de Amnistía es más necesaria que nunca.

2. ¿Es incompatible un movimiento que reivindique la amnistía con uno que reivindique los derechos de los presos?

Como he dicho, tras la petición de perdón se ha abierto una fase nueva que tendrá su conclusión definitiva, en uno u otro sentido, al acabar el debate Abian¡ si es que concluye. Al margen de cómo acabe el debate Abian¡ ya nada va a ser igual, como no lo fue después de la escisión de Euskadiko Ezkerra.

A partir del período abierto con la petición de perdón y definitivamente desde el final del debate, es necesario precisar mejor el concepto de táctica en general, que no solo con respecto a las prisioneras y prisioneros, porque quedará tocada la legitimidad del independentismo socialista, y reforzada la legitimidad de la democracia española. Comparada la nueva perspectiva con la abierta tras la salida de Euskadiko Ezkerra de la izquierda abertzale, ahora el independentismo socialista se enfrenta a un contexto peor en todos los sentidos: a diferencia de la crisis socioeconómica y política de la segunda mitad de los ’70, la actual es de una gravedad sistémica, mundial y de salida muy incierta; en aquella época la burguesía europea occidental presionaba al Estado español para que hiciera algunas concesiones, ahora exige mano dura, mano durísima; entonces la mediana burguesía representada por el PNV en Vascongadas podía y debía pedir algunas limosnas a Madrid, ahora pide orden y ley; y entonces la militancia que dudaba tenía el claro referente de HB para seguir luchando, ahora…

Los bajones en combatividad también se producen durante los espectaculares giros a la «normalización democrática» y tras la salida de los reformismos de las izquierdas revolucionarias existentes en su momento. Recuperar la esperanza, la confianza, el ánimo y la combatividad fue, es y será siempre una de las necesidades que en estas circunstancias se presentan a las tácticas mantenidas hasta entonces.

 Aunque todavía es pronto para saber qué cambios en las tácticas habrá que hacer en la lucha para liberar a presas y presos, en todas las luchas para decirlo más correctamente, sí hay que decir sí sabemos una cosa: cualquier táctica para conquistar un derecho básico elemental deberá ir ya dentro de una pedagógica y sistemática explicación estratégica que demuestre el engarce de esa táctica en la dinámica revolucionaria orientada a los objetivos irrenunciables.
Es decir, hay que hacer justo lo contrario hecho por la dirección de Sortu y por EH Bildu hasta ahora: generalizar las movilizaciones obreras y populares contra todas y cada una de las opresiones, explotaciones y dominaciones que sufre nuestro pueblo, supeditando el institucionalismo encerrado en las leyes españolas a la movilización del pueblo trabajador.

 En este sentido decisivo, la Amnistía y las tácticas para conseguir los derechos de presas y presos, serán complementarias.

 3. Desde “Zutik, Euskal Herria” ¿Qué pasos concretos se han dado en el proceso de liberación nacional y social de este pueblo? ¿Y en materia de presos?

 Si por concreto entendemos lo que entiende por tal la dialéctica marxista, es decir, avances reales que por muy pequeños que sean portan en su interior el germen activo del futuro libre que ya se enfrenta ahora mismo al futuro que quiere imponer el opresor, si lo entendemos así, hay que decir que no se ha producido ningún avance concreto. Por el contrario, se ha producido un inquietante desánimo en sectores amplios de la izquierda abertzale, desánimo que se está agudizando con el desconcierto o el rechazo de unos y rechazo de otros y otras al enterarse de la petición de perdón.

 Si por concreto entendemos lo que dice la lógica formal, el sentido común y la ideología reformista, es decir, cualquier cosa que refuerce la «normalización social», el sacar la tensión de la calle y llevarla a la jaula parlamentaria, de modo que la prensa y la legalidad aplaudan con las orejas supuestas victorias de la democracia realmente existente, entonces sí se ha producido un avance concreto: la euforia por supuesta la «derrota del MLNV».

 Pero lo realmente concreto es aquello que en sus entrañas sintetiza múltiples relaciones y, por tanto, tarde o temprano termina dando paso a nuevos contenidos de crítica de la opresión. Por ejemplo, la Vía Nanclares fracasó porque hacía abstracción de las realidades concretas de las presas y presos, y la estrategia del perdón fracasará porque hace abstracción no sólo de las cárceles sino también de las contradicciones reales.

 4. ¿Qué otras cosas pueden estar influyendo en esta situación?

 Siempre todo influye en todo aunque con diversas intensidades, pero en las crisis la concatenación es más estrecha y directa, casi instantánea, en las relaciones que conectan entre sí las contradicciones antagónicas. Dado que, como se ha dicho, la situación actual es mucho más grave a la que existía a finales de los ’70, ahora las influencias mutuas son más fulminantes. Por seguir con el ejemplo de la petición de perdón: se veía venir desde hace un tiempo y por la gravedad del contexto su «influencia» sobre el resto está siendo más rápida que la de los llamados «arrepentidos» en su tiempo.

 Brevemente expuesto: ahora influyen al menos cinco factores. Uno, la misma situación socioeconómica del capitalismo en general y de la UE en particular, con sus exigencias feroces de restricción de derechos y libertades. Dos, la situación más cercana de los Estados español y francés que cumplen las órdenes de la UE y añaden dosis propias de dureza para reforzar su poder interno y externo. Tres, las discrepancias y tensiones internas en el MLNV por el fracaso de la «estrategia» tomada hace un lustro. Cuatro, las esperanzas en muchos creadas por el debate Abian¡ Cinco, el desconcierto y el rechazo al conocerse la petición y la sensación en sectores de que ya nada será igual.

 Ahora mismo, el debate sobre la Amnistía, como el resto de problemas, debe ser visto desde otro punto de vista, perspectiva que se irá concretando rápidamente viendo la polarización que se acrecienta internamente.

EUSKAL HERRIA 17 de enero de 2016

Texto completo en: http://www.lahaine.org/quot-la-reivindicacion-de-amnistia

Estas leyendo

País Vasco: "La reivindicación de Amnistía es más necesaria que nunca"