Niños contaminados: “¡Coronel Despierta!”

Niños contaminados: “¡Coronel Despierta!”

Una vez más, la ciudadanía de Coronel se manifiesta para reclamar contra el estado de contaminación ambiental en que se encuentra la comuna. Esta vez, agravado por el hecho de haber constatado que niños y niñas, mediante investigación, arrojara como resultado la existencia de metales pesados. Lo que antes se pregonaba como una posibilidad, hoy es una realidad.

Por Pepe Reveco / Resumen.cl

Conocidos los resultados del estudio realizado a 285 niños y niñas de la comuna de Coronel, y que en 18 de ellos se constatara la existencia de metales pesados como arsénico, níquel, cadmio y mercurio, la desazón en la gente no se hizo esperar. Quienes,  hace pocos años atrás, dudaban y desmentían que en la comuna hubiera contaminación, ahora son los primeros en denunciar públicamente la situación; así al menos, durante los últimos días, se han escuchado opiniones emitidas mediante la radioemisora local y en sitios virtuales.

Por eso el llamado a protestar en la Plaza Almirante Latorre, el martes 16 de febrero de 2016, tuvo respuesta y la presencia de personas de todas las edades, de organizaciones sociales, partidos políticos, personalidades y autoridades así lo confirmaron, marchando hasta la entrada del complejo termoeléctrico Endesa para protestar y hacer sentir a los presentes de la gravedad de la situación. Es que el estado de realidad de la comuna no es desconocido para nadie, incluso para las autoridades regionales y nacionales, que en innumerables oportunidades se les ha hecho saber y demostrado que la zona, en general, ha sido destinada como zona de sacrificio.

Los estudios, de cualquier naturaleza, sólo corroborarán lo pronosticado desde inicios de los 90, cuando se inicia la implementación del desarrollo industrial contaminante de la comuna. La ciudad está rodeada por estos dispositivos. Por el lado de la Cordillera de Nahuelbuta, completamente con plantaciones de monocultivos forestales, acidificando los suelos y perjudicando las capas subterráneas de aguas. La Bahía de Coronel y el complejo marino en general del Golfo de Arauco, contaminadas sus aguas a causa de la acumulación de material contaminante, vertida por el complejo industrial Celulosa Arauco, además, del vertido de aguas servidas y residuos domiciliarios de alcantarillados por parte de Essbio.

Por el sur, con la instalación del complejo termoeléctrico Santa María, a la espera de la construcción de la segunda unidad; planta de astillas, bodegaje y movimiento de transporte pesado, en la extensión de lo que fuera el fundo Manco, perjudicando a la población vecina desde el sector hospital hasta el estero. Siguen las instalaciones del Puerto de Coronel, que también aportan una cuota importante de elementos contaminantes y han ocupado toda la zona costera.

En Lo Rojas, Las Pesqueras, invadiendo pleno centro de la ciudad y emplazamientos importantes de poblaciones. El complejo termoeléctrico Bocamina 1 y 2 y el vertedero de cenizas no autorizado, de Endesa. Por el lado de Schwager, el terminal portuario Cabo Froward, planta de astillas y bodegaje. Para terminar, por el norte, con las instalaciones del complejo cementero Polpaico, con su propia termoeléctrica y los Parque Industriales 1 y 2, con industria Pesquera, Aserraderos, Bodegaje, Maestranzas e industrias menores.

En fin, ¿cómo no ha de estar contaminada la ciudad, por aire, mar, tierra y agua? Los 26 años transcurridos de la instalación y operaciones de los dispositivos contaminantes algo tienen que haber afectado a la salud de las personas, que sólo a modo de muestra están los 18 niños y niñas hoy; esto debe ser el inicio de una investigación mayor sin escatimar recursos públicos con costas a los privados que han usufructuado del estado de situación. ¿Cuáles serán los pasos a seguir de la ciudadanía, ahora que ya sabe que la contaminación no es una amenaza? Lo veremos en el tiempo que viene.-

Estas leyendo

Niños contaminados: “¡Coronel Despierta!”