El calentamiento global alcanzará niveles peligrosos antes de lo previsto según estudio

El calentamiento global alcanzará niveles peligrosos antes de lo previsto según estudio

Publicado en The Guardian traducido por resumen.cl

Investigadores australianos señalan que un monitoreo del uso de energía por persona indica un calentamiento de 2°C al año 2030.

El mundo se encamina a alcanzar niveles peligrosos de calentamiento global antes de lo esperado, de acuerdo a una reciente investigación australiana que destaca las alarmantes consecuencias de una creciente demanda energética.

Los investigadores de la Universidad de Queensland y de la Universidad de Griffith han desarrollado un “rastreador global de energía” que predice un posible aumento de 1,5°C sobre los niveles preindustriales en la temperatura mundial para el año 2020.

Este pronóstico, basado en un nuevo modelo usando proyecciones promedio de largo plazo sobre el crecimiento económico, demográfico y de uso energético por persona, indica un aumento de 2°C al año 2030.

La conferencia de la ONU para el cambio climático en París acordó el año pasado que un aumento de 1,5°C es el límite preferible para proteger los estados isleños vulnerables, y un aumento de 2°C como límite absoluto

El nuevo modelo es una idea original de Ben Hankamer, del instituto UQ para la biociencia molecular y Liam Wagner de la Universidad de Griffith, cuyo trabajo fue publicado en la revista Plos One.

Es el primer modelo que incluye el uso de energía por persona –que se ha más que duplicado desde 1950- junto con el crecimiento económico y de la población como una forma de predecir las emisiones de carbono y los correspondientes aumentos de temperatura.

Los investigadores señalaron que el avance revelado por su modelo del calentamiento global antes de lo previsto, agregó una nueva urgencia al cambio de los combustibles fósiles a los renovables.

Hankamer dijo: “Mientras más crece la economía, más energía se ocupa… la conclusión realmente es que economistas y ambientalistas están en el mismo lado y ambos han llegado a la misma conclusión: tenemos que actuar ahora, y no tenemos mucho tiempo.”

Wagner indicó que el modelo sugiere que el aumento en el consumo de energía no fue compensado por mejoras en eficiencia energética.

También señaló que el uso de energía por persona está en camino a crecer seis veces al año 2050, lo que tiene terribles implicancias para las temperaturas, cuando se combina este dato con un crecimiento económico de 3,9% al año (el promedio de seis décadas) y una población mundial de 9 billones.

smartphones7483

“Tenemos una opción: dejar a las personas en la pobreza y acelerar el curso hacia un calentamiento global peligroso a través del incremento en el uso de combustibles fósiles, o hacer una transición rápida hacia las fuentes renovables”.

Hankamer dijo: “Cuando piensas sobre declaraciones como que “el carbón es bueno para la humanidad porque estamos sacando a la gente de la pobreza, simplemente no es verdad”.

“Tendrías que quemar tanto carbón para tener la energía suficiente para dar a las personas lo necesario para sacarlos de los $2.50 al día que [el aumento de la temperatura] simplemente se escaparía muy rápido de todos los límites.

Los investigadores sugieren cambiar los $500 billones de dólares en subsidios a los combustibles fósiles a nivel mundial hacia las fuentes renovables como un “costo neutral” para una vía rápida hacia la transición energética.

Wagner dijo que tirar la alfombra que está debajo de la industria de los combustibles fósiles es una medida de “destrucción creativa” y “un tema más político que económico”.

“Si se cambian esos subsidios a nivel mundial, por supuesto que podríamos tener un rápido desarrollo y despliegue de energías renovables para cubrir nuestro cambio desde los combustibles fósiles”, señaló.

“Estás moviendo una inmensa cantidad de capital hacia un sector diferente que requiere una gran cantidad de crecimiento, para que realmente se pueda ver mucho más crecimiento a partir de poner ese capital en las fuentes renovables más que al dejarlo para los combustibles fósiles”.

Hankamer señaló el hecho de que alrededor del 80% de la energía mundial era para combustibles, y sólo el 20% para electricidad, lo que significa “que no tenemos ninguna solución fácil”.

“Si queremos hacer esto, necesitamos producir cosas como combustibles solares, o pensar sobre cómo hacer tecnologías de baterías y una transición completa a la electricidad”, indicó.

“Las cosas que serán difíciles de reemplazar son los combustibles de aviación y cosas para la maquinaria pesada, y probablemente la navegación.

“Podemos hacer automóviles eléctricos para viajes cortos, pero esas cosas realmente van a ser difíciles de cambiar”.

Estas leyendo

El calentamiento global alcanzará niveles peligrosos antes de lo previsto según estudio