Tribunal Ambiental de Valdivia rechaza paralización de plantas de celulosa de Angelini en el Biobío

Tribunal Ambiental de Valdivia rechaza paralización de plantas de celulosa de Angelini en el Biobío

[resumen.cl] Este viernes 11 de marzo, el 3º Tribunal Ambiental de Valdivia denegó parcialmente el intento de una comunidad de Ranquil de paralizar la planta Nueva Aldea de Celulosa Arauco y también denegó la paralización de la construcción del Proyecto de Ampliación de Celulosa Arauco en Horcones, ambos complejos industriales del grupo Angelini.

Según señala el documento del tribunal, la reclamación de los vecinos de Ranquil fue rechazada momentáneamente pues “los antecedentes acompañados por la requirente en su presentación no constituyen, a juicio de este tribunal, presunción grave del derecho que se reclama o de los hechos denunciados, ni de la existencia de la inminencia de un perjuicio irreparable, por lo que por ahora no autorizará la medida solicitada.” No obstante aquello, la medida cautelar de paralizar el funcionamiento de la Planta Nueva Aldea sería decidida previa presentación de “las acciones adoptadas y los resultados” ejecutados por la Superintendencia del Medio Ambiente quien lleva adelante un proceso sancionatorio contra Nueva Aldea. La presentación de estos datos debía realizarse en un plazo de 10 días.

Según un informe de la SMA dado a conocer el 17 de febrero, entre las infracciones imputadas a la empresa Celulosa Arauco y Constitución por su planta Nueva Aldea se encuentran “la deficiencia de los sistemas de control y contingencias, específicamente, los sensores de presión y de caudal asociados a fallas en el sistema de conducción y descarga de efluentes; construcción de la cámara de carga en el coronamiento del sistema de dunas y el ducto del emisario se encuentra semienterrado siendo ambos visibles desde la playa; emisiones a la atmosfera de gases TRS y de dióxido de cloro gaseoso sin el tratamiento establecido en su Resolución de Calificación Ambiental; venteos de gases TRS en condiciones que debido a su habitualidad no son de emergencia; acopio de residuos no autorizados en superficie del depósito de residuos industriales sólidos del titular y la inexistencia de un cerco vegetal que sirva de apantallamiento en el mismo depósito de residuos.” Explica por cierto, que “De las infracciones mencionadas anteriormente 7 han sido clasificadas preliminarmente como graves, por la generación de un riesgo significativo para la salud de la población aledaña a la Planta Nueva Aldea y por el incumplimiento grave de las medidas para eliminar o minimizar los efectos adversos de un proyecto o actividad, de acuerdo a lo previsto en las respectivas Resoluciones de Calificación Ambiental”.

Por otra parte, en la comuna de Arauco, las comunidades mapuche Sucesión Quiñimil Pirul, Kudawfe Peñi, la asociación indígena Maulen Arauco, la comunidad Chilcoco, y la comunidad Newentuain Pu Peñi ingresaron una reclamación para anular o revocar la resolución de la Comisión de Evaluación Ambiental del Biobío que permitió la ampliación de la planta Nueva Horcones o proyecto M.A.P.A. [proyecto de Modernización y Ampliación de la Planta Arauco] Si bien la reclamación fue acogida a trámite por el Tribunal, la cautelar de la detención del funcionamiento del proyecto M.A.P.A. fue finalmente rechazada pues, según consigna el fallo, el reclamante no acompañó “los antecedentes que constituyan, a lo menos, presunción grave del derecho que se reclama o de los hechos denunciados, ni la inminencia de un perjuicio irreparable, como lo exige el artículo 24 de la Ley Nº 20.600”

El proyecto M.A.P.A. o Nueva Horcones, pretende conformarse como una de las mayores fábricas del rubro en América Latina y la mayor en Chile, incrementando su producción desde 790 mil a 2.100.000 toneladas anuales de pulpa de celulosa en base a monocultivos forestales de pino y eucalipto, habilitando una nueva línea de producción y una central de biomasa forestal para generar energía. La puesta en marcha de este proyecto contribuirá a la expansión de los monocultivos forestales y la producción de pulpa de celulosa en la región, pudiendo incrementarse asimismo la presión hídrica sobre los territorios que soportan monocultivos, así como la contaminación atmosférica en localidades como Lota, Laraquete, Ramadillas y Arauco, además de la contaminación marina en el Golfo de Arauco.

Vea también:

 

Estas leyendo

Tribunal Ambiental de Valdivia rechaza paralización de plantas de celulosa de Angelini en el Biobío