MACRI5

Claudio Katz: “Macri no solo es el gobierno del ajuste, también es un campeón de la corrupción”

09 abril 2016

Por Mario Hernandez  / Rebelión.org

-C.K.: Estalló el escándalo que faltaba para saber quién es Macri. No solo es el gobierno del ajuste, sino que también es un campeón de la corrupción, figura con otros presidentes en compañías anotadas en paraísos fiscales, no una sino en dos. Y jamás se constituye una empresa de ésas para algo lícito, siempre es para evadir impuestos, para fugar capital, como mínimo.

El estudio que patrocinó la empresa Mossack Fonseca es el mayor de lavado de dinero del mundo, están involucrados todos los casos de corrupción, el Lava Jato de Brasil, el ocultamiento de los bienes de la familia real de España, y no es extraño que el grupo Macri esté en eso porque hizo todos los negocios sucios que se pueden hacer con el Estado desde hace décadas.

Miembro privilegiado de la patria contratista, de la estatización de la deuda, de la pesificación asimétrica, incluso fueron procesados por evasión en 1995 cuando la Corte Suprema menemista los dejó impunes, pero quedaron en el recuerdo de esa Ley Sevel por contrabandos, por la importación de autos truchos.

Creo que es muy probable que estas empresas off shore sean el mecanismo para lavar dinero de operaciones de ventas ficticias de empresas. Hay muchos indicios de eso porque los argumentos de Macri son completamente ridículos, dice que era director pero no accionista de esas empresas. El director no es un individuo ocasional por cuestiones familiares, en estas compañías con negocios tan oscuros, la pantalla está en los accionistas y los que manejan el negocio turbio son justamente los directores.

Macri puede decir lo que quiera sobre la declaración jurada de impuestos, pero tiene que explicar por qué tiene una empresa en un paraíso fiscal. Eso de que hizo una empresa para hacer una inversión en Brasil por vía Bahamas no tiene explicaciones lógicas. La única manera de aclarar esto es transparentando el movimiento de la sociedad, ¿qué hizo esa empresa durante una década? Si muestra esos libros sabremos qué ocurre, pero justamente eso es lo que se van a empeñar en ocultar.

En estos días está saltando todo porque junto con la empresa fantasma de Macri saltó otra de su ex Ministro de Economía de la Ciudad de Buenos Aires, Grindetti, que también tiene una off shore en Panamá y poderes para administrar cuentas en Suiza; es el mismo mecanismo de Macri, él no va a poder justificar por qué tiene una empresa de ese tipo, que después se descubre que no tiene movimientos.

Hay que ponerle mucha atención al caso de Grindetti, porque siempre fue un hombre del grupo Macri, antes de estar en la Ciudad, después de la Ciudad, ahora en Lanús y tal vez sea el intermediario de todas las operaciones turbias del grupo. Día a día se ve que la corrupción es el modo corriente de operar de este gobierno, por eso censuraron ese informe de C5N sobre las licitaciones otorgadas de Macri a Caputo, sobre las extensiones fiscales al grupo Calcaterra que son dos empresarios estrechamente vinculados a la familia Macri.

La corrupción es un dato casi cotidiano, es un dato de color, Macri viaja al sur y se aloja en la quinta de Lewis, el magnate inglés que usurpa tierras de la Patagonia e impide el acceso al Lago Escondido, además utiliza el helicóptero de este hombre. Este es un gobierno de Ceos, de empresarios que del sector privado al público cruzan de un lado al otro del mostrador con mucha rapidez y que nombran familiares por todos lados.

Estamos ante la evidencia de cómo es el gobierno de Macri, pero además, los Panamá papers son importantes porque involucran al Gobierno y la oposición, apareció en la lista Daniel Muñoz, un ex secretario de Néstor Kirchner ya denunciado por transportar bolsos de dinero. Lo más importante es esto: el estudio que asesoró a Macri en las empresas off shore, es el mismo que le armó las empresas a Báez, el mismo que le dijo cómo generar un centenar de compañías en Nevada para el famoso proceso de lavar dinero. Entonces, los medios que acaban de mostrar cómo lo detuvieron a Báez, están haciendo mucho escándalo con eso, con el video de Martín Báez contando dinero, por recibir fortunas del Estado para después armar empresas truchas e ir a la Rosadita para luego convertirlos a dólares y lavarlos en empresas de Panamá y Suiza. Lo mismo por lo que recibe tantas acusaciones Báez, es lo que si se investiga un poco, van a encontrar en las empresas off shore de Macri, es el mismo circuito de evasión y blanqueo de dinero. Y si alguien investiga un poco más, seguramente algo parecido haya detrás de los bingos de Cristóbal López que fueron apadrinados por el macrismo y el kirchnerismo. Conclusión, en materia de malversación de fondos, de estafas al Estado, de enriquecimiento personal, hay muchos paralelos entre el capitalismo kirchnerista y el macrista, funcionan con el mismo tipo de operaciones, con el mismo tipo de moral. Esto es lo que vamos a seguir viendo en los próximos días, porque no va a ser fácil esto que siguen intentando los medios oficialistas de tapar todo, de que no se sepa, de hablar de Báez pero no hablar de Macri. Es difícil de tapar porque este escándalo tiene escala internacional, está por fuera del control de los jueces y los medios de comunicación argentinos.

Argentina es noticia en el mundo de nuevo, pero no por las razones que Macri quería. Esto va a seguir, son once millones de páginas, de las cuales se publicaron hasta ahora solamente un centenar.

Es muy sospechoso que no figure nada de Estados Unidos, de Alemania, de Israel, de Japón. Solamente están Macri, Putin, Peña Nieto, la familia real española, Sudáfrica, Sudán, Arabia Saudita, pero Estados Unidos, Inglaterra y los demás todavía no aparecen y hay que ver si sucede porque hay una guerra de mafias también. Están los banqueros que hacen off shore en Delaware, en Londres, en los paraísos fiscales del norte y que están en competencia con Panamá, las Bahamas, las Islas Caimán. Yo creo que hasta hoy, el país más serio en esto es Islandia, porque ahí ya hay manifestaciones masivas pidiendo la renuncia del Primer Ministro involucrado. Ese es el camino y la reacción popular que tiene que surgir contra esto.

Es el momento de actuar y responder la brutal ofensiva ajustadora

-M.H.: Creo que el gobierno esta pasando por una crisis política que se suma a los despidos en el ámbito privado y público, más los tarifazos. Y que sería el momento para convocar a una acción contundente en contra de la política que está llevando adelante el gobierno de Mauricio Macri.

-C.K.: No me cabe duda. Tenés toda la razón. El efecto de los Panamá papers sobre el ajuste puede ser importante porque le quita a Macri legitimidad para seguir haciendo esta cirugía brutal, permite ver el costado de fraudes que hay en todo el acuerdo con los buitres, porque a éstos que se les va a pagar la deuda son los mismos bancos intermediarios de las operaciones off shore, el nexo es justamente el ministro Prat Gay que estaba ya denunciado por sus relaciones con el JP Morgan.

El tema deuda es escandaloso porque le dieron a Singer todo lo que quería, es una concesión descomunal, emiten 20.000 millones de dólares para pagar una deuda original de 4.600, incluyen todo lo que quieren los acreedores, honorarios a los abogados, incluso de juicios que perdieron, ganancias de los fondos buitre que van desde el 800% al 3.000%, se va a hacer la mayor emisión de un país emergente para pagarle a estos grupos.

Todo eso con el falso argumento “así se evita el ajuste”, dicen que si nos endeudamos evitamos hacer el ajuste, como si lo que están haciendo no fuera un brutal ajuste, que además va a ser mayor por la deuda, porque el paso siguiente es que vuelva el FMI, que puede ser antes de lo que muchos imaginan si el gobierno no logra colocar los 20.000 millones de dólares y le pide directamente la plata al FMI.

Y como bien decís, todo lo que hemos visto en los últimos meses, devaluación, baja de retenciones, el arreglo escandaloso con los buitres, no es nada al lado del tarifazo que empezó este mes con porcentajes tremebundos que están hechos para favorecer a las mismas empresas que recibieron fortunas con los subsidios que les otorgó el gobierno anterior; ahora se dice que no se puede continuar con los subsidios y que hay que aumentar las tarifas. Ojo con esto, los subsidios no favorecieron al pueblo, fueron plata del Estado para empresas que cobraban a cambio de declaraciones juradas sobre costos. Ahí también si se escarba un poquito, se encuentran grupos que fugan capitales, ya veremos en la lista de argentinos de los Panamá Papers si está o no alguna de estas empresas.

Es un momento para actuar, pero además porque hay una coincidencia general entre los economistas que dicen que el combo de devaluación, tarifazo, reducción de retenciones, arreglo con los buitres va a producir una tasa de inflación que ya anda por el 35% y no se sabe hasta dónde puede llegar. Tenemos inflación seguro, tenemos recesión seguro en este primer cuatrimestre, tenemos una pobreza escandalosa, la UCA acaba de publicar un informe que dice que sólo en la era Macri se generaron 1.400.000 pobres y 350.000 indigentes más en tres meses.

Yo creo que hay dos escenarios posibles para el segundo semestre del año, uno que es lo que ellos llaman “escenario favorable” y es que empiecen a llegar las inversiones, y si eso pasa vamos a tener un modelo muy parecido al de la primera etapa de Menem, algún crecimiento económico pero con fuerte exclusión. Un modelo donde los dólares que van a venir van a ser para invertir en empresas que no generan empleo: soja, litio, energía, servicios, negocios, bancos. Si las cosas salen como ellos dicen, “que van a llover dólares” tenemos un período parecido al del ´92/´97 de crecimiento con exclusión. Y si las cosas salen mal, si a partir de junio, julio, agosto, no llegan los dólares, sino que continúa el esquema actual, vamos a tener la segunda etapa de Menem, ´97/´99 de recesión con exclusión y una situación de crisis de proporciones muy severas, así que como decís, es un escenario para actuar y responder.

En Brasil quieren un golpe para tener un Macri

-M.H.: Otro título, Brasil.

-C.K.: Brasil es muy importante para la Argentina por razones políticas y económicas, pero empecemos por lo básico, yo creo que hay un golpe destituyente en marcha en Brasil. Y es un golpe blando de los modelos actuales, con el Parlamento, como pasó en Paraguay con una mayoría de empresarios, evangélicos y derechistas preparando un cambio.
Es un golpe judicial, porque es el modelo de “mani puliti” que le abrió camino a Berlusconi, es un juez completamente descontrolado, un juez que escucha a la Presidenta en cualquier país va preso y ahí Moro escuchó las conversaciones de Dilma y Lula.

Es evidente que es un juez golpista y obviamente es un golpe mediático porque la Red O Globo es la que está incentivando todo esto. Y quieren un golpe para tener un Macri ahí, un tipo de derecha que empiece un ajuste brutal.
Hay que ser cauteloso en cuanto a lo que va a ocurrir, porque el grueso de la clase política no quiere un golpe, porque como acá, están tan involucrados todos en la corrupción que si cae uno salpica a todos. Justamente no hay un líder de la derecha claro para reemplazar al gobierno y en general en las manifestaciones hay bastante rechazo y distanciamiento con los líderes, no hay un sustituto.

Por lo tanto, hay un escenario de inestabilidad e ingobernabilidad si cae Dilma. Es una dinámica muy imprevisible porque esto está avanzando, el PMDB se retiró del gobierno y el impeachment parece avanzar. Lo importante es oponerse al golpe, denunciarlo, resistir. Hubo una movilización muy importante que fue más popular y obrera contra el golpe, obviamente hay que estar con esas manifestaciones que son las que pueden poner un freno.

Dicho esto, no hay que dejar de señalar la enorme responsabilidad del PT en todo esto, porque armaron un entramado de corrupción que empezó con el mensalao, que siguió con todos estos acuerdos tipo la Banelco nuestra que estableció el PT en el Parlamento para aprobar leyes, Lula mismo se convirtió en un representante de las multinacionales brasileñas. El PT está afectado por su complicidad con el poder, terminó asumiendo los métodos del capitalismo para gobernar y quien gobierna para el capitalismo termina pactando con la derecha y actuando de esa forma. Es el resultado de lo que ellos han hecho. Ahora quieren sobrevivir haciendo un pacto con el PMDB, negociando, haciendo buena letra, abandonando de a poquito el monopolio estatal de Petrobrás.

Es muy delicado porque lo que pase en Brasil influye directamente sobre Argentina, primero por razones evidentes, es el principal cliente del país, la inestabilidad de Brasil es algo que teme mucho todo el establishment argentino y va a tener impacto sobre Sudamérica, incluso sobre la estrategia de Obama en América Latina. No de casualidad Obama vino a Argentina, lo pensó estratégicamente.

-M.H.: Señalás cómo nos afecta esta situación de Brasil y he estado relevando el panorama sindical y veo que no solamente hay una situación que afecta a los empleados públicos en el contexto de los despidos, sino que hay una situación que afecta a las industrias en el marco privado y particularmente en lo que sería toda el área de Santa Fe, Rosario, Córdoba, donde ya se empiezan a sentir fuertemente las suspensiones y los despidos disfrazados de retiros voluntarios o jubilaciones anticipadas.

-C.K.: Es totalmente cierto el diagnóstico que planteás y por eso hay que tomar conciencia que la manera de actuar es a través de la resistencia antes que sea tarde, porque ahora ya hay huelgas y marchas, pero tengamos en cuenta que el panorama es crítico porque los despidos recién empiezan.

Las cifras que tengo dicen que ya hay en tres meses, 110.000 personas desocupadas, de las cuales 30.000 son de la Administración pública. Son los despidos de todos los días, es una especie de desangre cotidiano. Pero ojo porque el plan del ala dura del gobierno es 1.500.000 de despidos de empleados públicos, ese es el plan de shock de Melconián, Sturzenegger y todos estos “talibanes”, convertir a todos esos ex empleados en perceptores de una asignación universal y crear una tasa de desempleo como la que había aquí hacia fines de los ´90.

Por eso antes que sea tarde, hasta ahora se han frenado pocos despidos. Las centrales sindicales han sacado un comunicado, se han reunido, hay una propuesta de ley muy interesante que prohíbe los despidos por un año, pero hay que pasar de los dichos a los hechos y comenzar esta pulseada antes de que generen un ejército de desempleados que empiece a deteriorar el nivel de movilización popular.

El intento de generar una especie de “Obamamanía” a través de los medios, no tuvo bases sociales

-M.H.: Creo que hay que pasar de la resistencia a la ofensiva. Porque hoy el gobierno tiene una crisis política en relación a este tema vinculado a los paraísos fiscales y obviamente con los tarifazos y con los despidos ha comenzado a crear una opinión pública desfavorable.

-C.K.: Yo creo que en el plano social la resistencia recién comenzó, todavía no podemos hacer un diagnóstico muy nítido. En el plano democrático hay denuncias, pero Milagro Sala sigue presa, hubo balazos en un local de Nuevo Encuentro, pero creo que hay un dato muy alentador y positivo que no tenemos que perder de vista, que fue la movilización super multitudinaria del 24 de marzo.

Esa movilización tan masiva fue importante porque fue de repudio a Macri y a Obama, fue políticamente muy relevante y creo que tenemos que valorarla en toda su dimensión, porque recordemos que vino Obama para restablecer una relación carnal, por eso le dio un espaldarazo al ajuste y vimos durante unos días un escenario mediático pro norteamericano repitiendo todas las fantasías que se decían en la época de Menem, “volver al mundo”, “no tener relaciones adolescentes”, “reconocer a Estados Unidos”, etc.

Es importante la movilización porque demostró que hay un sector muy importante de la población que es consciente de que esas relaciones carnales son mortíferas para nosotros, en el plano económico no tenemos nada que ganar con Estados Unidos, tenemos una relación completamente asimétrica, un comercio con déficit comercial para nosotros, ellos nos ponen aranceles en todos los productos que les queremos exportar, por ejemplo, los limones, nos quieren hacer ingresar a un TLC para que sus empresas puedan penetrar plenamente en Argentina y hacernos cobrar todas las patentes. Incluso Macri volvió a USA para firmar un protocolo de inspección nuclear y el objetivo es hacerle una competencia fuerte norteamericana al desarrollo atómico argentino, quieren quedarse con el litio, por eso bajaron las retenciones a la minería.

Estados Unidos quiere desplazar a China, por eso está parada la obra en Atucha y una semana antes que viniera Obama hundieron un pesquero chino, como mensaje de con quién se alinea el país. Esto a cambio de nada, en el plano geopolítico Estados Unidos esta contentísimo en tener a Macri en Argentina ahora que hay un escenario de inestabilidad en Brasil, porque no hay contrapartida.

Con el tema Malvinas seguirán apoyando a Gran Bretaña. En el tema seguridad Macri le da la mano nuevamente a la DEA, la CIA, al FBI, que vengan a controlar aeropuertos. En el plano judicial están activando el caso Nisman para tapar por completo cualquier esclarecimiento sobre la AMIA.

Lo importante es que el intento de generar una especie de “Obamamanía” a través de los medios, no tuvo bases sociales, el mensaje ideológico que difundían los medios de comunicación de generar una tontería pro colonial tipo la era Menem no cuajó, porque la población se da cuenta de que es absurdo que se diga que Obama no tiene responsabilidad en el golpe porque tenía 13 años, es absurdo porque sostiene la política imperial hoy, no en la década del ´70, sino actualmente en Honduras, en Colombia, en Medio Oriente.

En Estados Unidos hay un preso político que se llama Leonard Peltier, que hace 40 años que está encerrado por manifestarse en solidaridad con la comunidad indígena de Dakota, ¿y Obama viene a darnos lecciones a nosotros de democracia y derechos humanos? Digo que el dato alentador es la movilización del 24 de marzo primero porque liquidó la idea de que la Argentina se ha vuelto un país norteamericanizado, fue una jornada antiimperialista, retomó una tradición de movilizaciones cuando viene un mandatario norteamericano, esto pasó con Roosevelt, con Nixon, con Clinton, con Bush y ahora con Obama. En Argentina no tienen el plafón que tienen en Perú, Chile o Colombia para generar un clima pro norteamericano en la clase media derechizada.

Entonces, hubo una marcha, hubo un aniversario del golpe, no se borró la memoria, se volvió a ratificar la responsabilidad del imperialismo en los golpes militares y eso significa que hubo una construcción militante desde 2001 hasta ahora que está viva, que Macri no la extinguió. Todo lo que hemos construido en el más amplio sentido del término “campo popular”, incluyendo a todas las corrientes políticas que estuvieron presentes en la plaza el 24 y con las cuales Macri va a tener que confrontar. Hay una diferencia importante con Menem, Macri en el debut, tiene una oposición crítica y militante por abajo que puede crear las bases para una resistencia importante.

Relacionados