Simbolo_weichan_auka_mapu
Inicio » Cartas a Resumen

Grupo en resistencia Weichan Auka Mapu reivindica más de treinta acciones de sabotaje

21 abril 2016

WALLMAPU/ Mediante un comunicado público, la alianza orgánica denominada “Weichan Auka Mapu, Lucha del territorio Rebelde”, da a conocer su posición frente a la actualidad del conflicto chileno-mapuche. En su declaración explican su planteamiento político con una perspectiva autonomista, anticapitalista y anticolonialista, reivindicando la reconstrucción del Wallmapu, la autodefensa, la lucha armada, las acciones incendiarias contra las infraestructuras del capitalismo y los ataques contra Iglesias en diversos puntos del Wallmapu. Asumiendo más de treinta acciones de sabotajes en los territorio Williche, Wenteche y Lafkenche desde 2013 a la fecha. Acciones reivindicadas a través de su símbolo, un Kultrún atravesado por una lanza y una escopeta.

A continuación presentamos el comunicado de forma íntegra:

 

Declaración Pública Weichan Auka Mapu, Lucha del territorio Rebelde

 “Como los salvajes araucanos, se hallan por la disposición de sus campos, lejos del alcance de nuestros soldados, no queda otra opción…es decir, quemar sus ranchos, tomar sus familias, arrebatarles sus ganados. Destruir en una palabra, todo lo que no se les pueda quitar, ¿Es posible acaso concluir con una guerra de esta manera, o reducir a los indios a una obediencia durable?”

-Cornelio  Saavedra, 1870.

 

WEICHAN AUKA MAPU

LUCHA DEL TERRITORIO REBELDE.

 

En la actual realidad de nuestro pueblo nación mapuche es decir,  viviendo en reducciones y en poblaciones periféricas urbanas, producto de la colonización, la instauración del latifundio y posteriormente las  empresas forestales, energéticas, mineras, quienes  destruyen  y explotan nuestro territorio ancestrales. Este hecho ocurrió debido que inicialmente el estado chileno robó y usurpó atreves de una ocupación militar nuestro territorio, para posteriormente crear leyes que legalizan el robo de nuestras tierras, y que actualmente protegen a los invasores. (Latifundistas, grandes empresas y sus inversiones) y que en la actualidad ellos llaman “estado de derecho”  En consecuencia  por lo anteriormente mencionado se ha desintegrado una de nuestra organización territorial básica llamado Lof quedando reducido sustancialmente.

No obstante se han mantenido vigente nuestras autoridades tradicionales, la espiritualidad (CEREMONIA MAPUCHE), el arraigo e identidad nacionalista.

Por tal razón apuntamos al control y reconstrucción territorial del Lof, Lof Mapu, Rewe, Aylla Rewe, Wallmapu, validando y reconociendo nuestras autoridades tradicionales.

 

A nuestro pueblo nación mapuche en su conjunto, ya sea en reducciones, y a nuestros hermanos que por consecuencia del desplazamiento se encuentran mayoritariamente en las grandes ciudades. Al pueblo chileno que se encuentra dentro y fuera del territorio mapuche, expresamos lo siguiente:

 

Somos una expresión de alianza orgánica con principios e ideales apegados al pensamiento y práctica que ejercieron nuestros antepasados en su proceso de convivencia, como también en una estrategia de resistencia digna frente al enemigo usurpador y opresor.

Este modelo orgánico y estratégico nace de la evolución en la confrontación frente al estado chileno y sus expresiones de opresión, tales como empresas transnacionales, forestales, mineras, turísticas, latifundistas, energéticas y otros.

Que utilizamos como símbolos de resistencia un Kultrún, escopeta y una lanza cruzada entre sí, que se explica de  la siguiente manera:

Kultrun: La totalidad de nuestro Wallmapu y las 4 partes de la base espiritual de la existencia como Pueblo-Nación.

La lanza (Huaiqui): Simboliza la lucha de la resistencia ancestral, es ejercida por nuestros Kuifiquecheyem.

La escopeta: Simbolizando la actual resistencia, rudimentaria pero digna.

La forma del sentido en que fueron colocadas la lanza y la escopeta, siguiendo las líneas divisorias del Kultrun, expresan que dichas armas no son invasivas en el pueblo, sino que son parte integradas de nuestro Pueblo Nación Mapuche.

En este proceso evolutivo político y de aprendizaje estratégico de autodefensa, es que nuestra alianza nace de la necesidad de seguir la lucha de resistencia frente al exterminio del pueblo mapuche y sus efectos; pero en particular cambiando el modo estratégico de organización a una netamente mapuche en toda su expresión.

Esta forma organizativa se basa en el compromiso de diversas reducciones, como también de sectores mapuche que fueron desplazados forzadamente producto del despojo y la consiguiente ocupación genocida llevaba a cabo por el Estado Chileno.

Esta alianza tiene como sustento ideológico el principio de honestidad, transparencia y respeto entre las distintas reducciones que se han ido sumando al calor de la lucha en digna resistencia.

Como planteamiento político, está en proponer a las reducciones que conforman esta alianza, el sentido de la lucha de resistencia, ocupación de control territorial de menor a mayor escala de los espacios usurpados por toda forma de opresión winka, mencionada en un principio, hasta lograr como pueblo mapuche la verdadera autonomía.

En el planteamiento ideológico estratégico, está el de la reconstrucción política, cultural, socio- organizacional y territorial alejado de todo pensamiento occidental ya sea de partidos o ideologías, políticas de izquierda, marxistas, anarquistas, social demócrata y todas ideas ajenas a nuestra cosmovisión. Esto no significa que no respetemos las luchas sociales de otros pueblos, su pensamiento y organización.

En el plano cultural, como también social, se busca el  equilibrio espiritual que pasa de igual manera por la búsqueda de la justicia real, sin fundamentalismos. Abrazando la lucha nacionalista revolucionaria mapuche y rompiendo con toda forma de dominación capitalista, la práctica de la reconstrucción nos hace ser por tanto anticapitalistas y anticolonialistas, lo que conlleva a determinar que los espacios recuperados no pasen por la explotación del hombre por el hombre, si no,  que la base del trabajo productivo sea la colectividad y así ir construyendo una sociedad sana y justa en todos los aspecto.

Por lo tanto, hemos asumido esta lucha no solo una necesidad de administrar justicia para la gente,  sino también de ejercer  la defensa espiritual de nuestros Ngen, que sufren los  daños del avance de la invasión, despojo y ocupación de la Ñuke Mapu.

En el ámbito de la resistencia, incorporamos el elemento armado, en respuesta obligada a la violencia sistémica que ha ejercido el estado chileno contra nuestro pueblo mapuche.

La violencia que ejercemos entonces, es de carácter defensivo, circunscrito en primer orden a nuestro territorio, fundamentalmente nuestro accionar va dirigido contra objetivos del carácter material, maquinaria forestal, agrícola, casas patronales y toda infraestructura destinada a saquear y explotar nuestro Wallmapu, presionando que nuestro actuar obedece a la postura de un elemento más de la naturaleza.

Recordamos de igual forma que tenemos como código de lucha el respeto a la vida humana, en tanto nuestro accionar no estará dirigido a eliminar personas, ya sea trabajadores, usurpadores, o aparatos represivos del estado chileno interviniente en la confrontación, no obstante nos defenderemos frente a cualquier agresión  contra nuestras reducciones y nuestros Weichafe en acción de sabotaje.

Por lo tanto las consecuencias de la obstaculización de las acciones de resistencia serán de absoluta responsabilidad de los aparatos represivos del estado y  de nuestros enemigos políticos.

Con respecto a la violencia, queremos dejar en claro que identificamos a nuestros enemigos en el gran latifundista, la forestal y los proyectos energéticos, grandes empresas y sus inversiones, siendo estos partes del gran capital.  Así mismo, consideramos como adversarios políticos y no como enemigos, a quienes desde la intelectualidad y orgánicas occidentales potencian la institucionalidad y el estado de derecho.

Por tanto, nuestra ética limita el ataque  a pequeños parceleros y campesinos, ya que al igual que nuestra gente, sufren de la pobreza que genera el latifundio avalado por el poder político y económico del que se sirve el Estado de Chile.

Sin embargo, aun cuando nuestro discurso no va en dirección a ellos, se hace un llamado principalmente a la intelectualidad mapuche a que su análisis y su producción se haga al calor de la lucha, en la confrontación diaria de las reducciones rebeldes y sus órganos de autodefensa, alzados en lucha digna.

De esta manera es que nos damos a conocer como una expresión más de la lucha de resistencia en nuestro Wallmapu,  no desconociendo el avance cualitativo y cuantitativo que ha tenido la lucha de nuestro pueblo a partir de la década de los 90,  donde distintas organizaciones han aportado a la maduración y agudización de nuestra lucha, el consejo de todas las tierras en su momento y sustancialmente la CAM con su política de confrontación.

Es importante decir que respetamos las decisiones de las distintas reducciones en torno a cómo se generara el traspaso de los espacios usurpados.

A nuestros hermanos de otras orgánicas mapuches y Lofche llamamos al Llamuwun (respeto) entre Weichafe (Zomo-Wentru) y a no caer en la descalificación, ya que solo destruye el camino común hacia la liberación y es utilizado por el estado para dividir nuestro proyecto nacional mapuche.

Nuestro lenguaje será sencillo y está dirigido principalmente a nuestro pueblo, único protagonista de nuestra liberación.

A partir de esto nuestro llamado es a la unidad estrechando lazos con todo aquel que concuerde con nuestro planteamiento político.

Además, entendiendo que la prisión política se debe a la consecuencia del proceso de resistencia, valoramos y dignificamos la prisión política que asumen los presos y presas políticos mapuche como luchadores; la frente en alto y la entereza de sus convicciones son parte del aliento que impulsan las acciones de sabotaje y autodefensa.

 

Aclaración necesaria sobre la Iglesia Católica

Entre 1818 y 1950 en la primera etapa de la colonización Chilena, se encuentran muy bien especificados los métodos empleados por el estado chileno, para tratar de someter y dominar al Pueblo Mapuche; que fue en métodos de evangelización.

Esto significo el despojo interno del ser o persona (lo que ahora el gobierno chileno y la clase episcopal llama profanación de la fé). Nuestras Machis fueron demonizadas, sus Rewe saqueados y destruidos, nuestros lugares sagrados (tren tren, trayenco, mawizantu)destruidos y eliminados, en ellos se plantaron pinos y eucaliptus, se edificaron casas, se construyeron iglesias, se nos confino al desequilibrio espiritual y emocional.

En la definitiva ocupación de nuestro territorio, la iglesia católica jugó un destacado papel, incluso militar, actuando como vanguardia en el desalojo y ocupación del Wallmapu. Los curas eran no solo transmisores de valores y normas de los dominadores, sino que controlaban y castigaban a transgresores indígenas, a quienes se les prohibió seguir vinculados a sus creencias. Propugnándoles determinados valores morales, de resignación, obediencia y respeto a los llamados superiores.

En la actualidad no es casualidad que la iglesia católica sea dueña de todo el magisterio en la Araucanía y que cada escuela sea su bastión económico.

Es de público conocimiento la acción de ofensa llevada a cabo por la iglesia católica en contra de un Lof en lucha.

Ante la agresión contra cualquier Lof  a lo largo del Wallmapu reaccionaremos con nuestro deber implacable imponiendo justicia.

Es por ello que ante la irresponsable actitud de un sacerdote de origen alemán de nombre Francisco Stegmeier, hacia uno de los Lof Mapuche, lo cual usando la prepotencia que lo caracteriza ordenó desalojar un Lof de sus tierras que por generaciones les pertenece.

 

Aclaratoria:

Frente a los dichos del intendente de la Araucanía señor Juannet y de la asamblea de obispos en relación a los hechos relacionados con la iglesia católica.

Por lo anteriormente impuesto y antes los hechos acaecidos contra la iglesia católica, expresamos lo siguiente:

Desde la ocupación de nuestro Wallmapu a sangre y fuego y con la complicidad de la clase eclesiástica tratando de imponer con la cruz y la espada una religión desconocida que tergiversaba del todo nuestra propia religión.

A pesar, de que esta religión provoco grandes desequilibrios espirituales y emocionales en nuestra sociedad, incluso desmenbrandonos culturalmente, ya que nuestras autoridades espirituales tales como las (os) Machi fueron tildadas de hechiceras, llegando en muchos casos a asesinarlas.

Supimos conllevar obligadamente el tener que relacionarnos con ellos hasta el día de hoy.

Desde esta perspectiva es que se entiende la actitud de sometimiento de alguno de los miembros de las reducciones.

En función de nuestro deber y derecho, nos vemos en la obligación como Weichafe que practicamos la autodefensa, las medidas de justicia ante la agresión de la iglesia católica contra nuestro Pueblo.

Es en esta línea que nuestro accionar de sabotaje está dirigido únicamente hacia templos católicos (templos ubicados en territorio mapuche, exceptuando las encontradas en ciudades), hasta la debida pronunciación de la clase episcopal.

Por último, ante los dichos irracionales e irresponsables de uno de los funcionarios del Estado Chileno, como los del señor Jouannet, quien llamo a la sociedad a rebelarse contra nuestras reducciones que se encuentran en lucha de resistencia, instamos a nuestro pueblo a no dejarse amedrentar y seguir resistiendo y luchando por la liberación definitiva como Pueblo Nación mapuche. Dicha incitación de este personero de gobierno, lo hace responsable ante los acontecimientos que puedan ocurrir a futuro. Teniendo en cuenta que el único responsable del mal llamado conflicto mapuche es el Estado Chileno y su modelo económico.

 

Por último, hacemos un llamado a todo nuestro pueblo en su totalidad, a definirse en el momento crítico; o se es cómplice de lo que podría ser la derrota definitiva de nuestro pueblo o se asume un rol activo en la lucha de reconstrucción.

 

¡¡¡ÑIELOLE MAPU, MULEAY AUKAN!!!

“ESTO NO ES MONTAJE, ES SABOTAJE Y DIGNIDAD”

 

Nos adjudicamos las siguientes acciones de sabotaje:

 

Zona Wenteche:

27 de Diciembre del 2013: Fundo Santa Ana, propiedad de Gastón Escala, sector Cajón, Vilcún, sabotaje a una casa patronal.

25 Marzo del 2013: Fundo Santa Lucia, Padre las Casas, sabotaje a una casa patronal.

28 de Febrero del 2014: Estructura del Casino  Mirador del cerro Ñielol.

9 de Junio del 2014: Fundo San Luis, propiedad Ewald Luchsinger, sector General López, Vilcún, sabotaje a una casa patronal, tres bodegas con papas y maquinaria.

12 de Agosto del 2014: Estación Experimental INIA, Carillanca dependiente del Ministerio de Agricultura, camino General López, Vilcún, sabotaje a cuatro tractores, dos camionetas y un galpón con seis mil fardos.

19 de Agosto del 2014: Faena de Áridos, sector Molco, Cautín, sabotaje a un cargador frontal.

20 de Enero del 2015: Fundo Santa Catalina, sector Pillanlelbun, sabotaje a galpón con Maquinaria Agrícola.

21 de Septiembre del 2015: Fundo la Granja, sector General López, Vilcùn, propiedad de Enrique Palomera, sabotaje a una casa patronal, un microbús y un galpón.

11 de Octubre del 2015: Fundo la Granja, Sector General López, Vilcùn, sabotaje a dos galpones, diez mil fardos y diez mil sacos de fertilizantes.

12 de Octubre del 2015: Fundo Santa Anselma, Vilcùn, propiedad de José Antonio Echeverri, sabotaje a un galpón con Maquinaria Agrícola.

15 de Octubre del 2015: Empresa Klenner, la cual presta servicios a forestal MININCO, sector Cruce  Aeropuerto, Padre las Casas, sabotaje a un camión forestal.

23 de Octubre del 2015: Fundo Santa Marta, empresa forestal Corte Alto la cual presta servicio a MASISA, sabotaje a tres camiones, cuatro trineumáticos, un cargador forestal, un contenedor.

20 de Noviembre del 2015: Fundo San Luis de Palermo, propiedad de Harold Luchsinger, sector General López, Vilcùn, sabotaje a una lechería.

22 de Enero del 2016: Fundo Santa Leonor, comuna de Lautaro, propiedad Pablo Herdener, sabotaje a un camión forestal.

10 de Febrero del 2016: Fundo Santa Rosa 2, sector El Natre, propiedad de Militza Luchsinger, ataque a carabineros.

17 de Febrero del 2016: Fundo Molco, Padre Las Casas, sabotaje a dos  Máquinas de Cosecha Agrícolas.

8 de Marzo del 2016: Santuario Católico San Sebastián, sector Cajón, Vilcùn, sabotaje a una Iglesia y una casa parroquial.

1 de Abril del 2016: Sector Niagara, Padre Las Casas, sabotaje a Capilla Católica Santa Joaquina.

5 de Abril del 2016: Kilometro 2,5 camino Mahuidache, sector Quepe, sabotaje a una Capilla perteneciente a la Iglesia Católica.

19 de Abril del 2016: Fundo san Miguel, locadlidad de Perquenco, Lautaro. Casona patronal perteneciente a Patricio Paslack,  vicepresidente de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (Sofo).

 

Zona Williche:

19 de Mayo del 2015: Fundo Rucahue, comuna de Lanco, propiedad de familia Villasante, sabotaje a una casa patronal.

24 de Enero del 2016: Fundo Rucahue, comuna de Lanco, propiedad de familia Villasante, sabotaje a casa patronal, cien Bolos de Fardos del silo del fundo.

28 de Enero del 2016: Fundo Los Suarez Lanco, Forestal Arauco, sabotaje a tres Maquinas Forestales, un camión, tres camionetas, un minibús y dos carabineros heridos.

8 de Abril del 2016: Fundo la Soñadora, sector Aylin, Lanco, Empresa Agrícola CRAN Chile, sabotaje a cinco Maquinas Cosechadoras de Berries.

 

Zona Lafkenche:

17 de Mayo del 2013: Fundo Tricalhue, localidad de Huallepén,  sabotaje a Retroexcavadora,  Forestal Volterra.

22 de Diciembre del 2013: Sector Ranquilhue, ribera del de lago lleu Lleu Tirúa, sabotaje a cuatro cabañas de veraneo y un auto.

21 del Febrero del 2014: Sector Rukañanco, Contulmo, sabotaje a una Cabaña de Veraneo de propiedad un ex senador.

24 del Julio del 2014: Fundo el Natre, Contulmo. Sabotaje a un cargador frontal, un conteiner, la Maquinaria corresponde a empresa Petrohue, Forestal MININCO.

2014: Sector el Guariao, sabotaje a Camiones y Maquinarias que prestaban servicio a Forestal Volterra, (expulsión definitiva de esa Faena).

28 de Junio del 2015: Sector Quilihue, Fundo San Guillermo, propietario Claudio Galilea, sabotaje a Tractores, Maquinaria Agrícola, Fardos y Galpones, daño avaluado a 500 millones de pesos.

10 de Octubre del 2015: Sector salida norte de Cañete, sabotaje a dos Camiones que prestan servicio a Forestal Mininco.

11 de Octubre del 2015: Sector Coihueco a 22 km de Contulmo, una cabaña de veraneo.

13 de Enero del 2016: Sector Tres Marías, Cayucupil, sabotaje a dos Maquinarias que prestan servicio a Forestal Mininco.

13 de Enero del 2016: Contulmo, sabotaje a tres camiones, Forestal Mininco.

2 de Marzo del 2016: Sector La Campana, comuna de Tirùa, sabotaje a 6 camiones, prestaban servicio a Forestal ARAUCO.

11 de Abril del 2016: Acciones coordinadas en Contulmo, Tirúa y Cañete: Sector Lleu-Lleu, Tirua, sabotaje a una Cabaña de veraneo.

Sector Coihueco, Contulmo. Sabotaje a una cabaña de veraneo.

Sector Antiquina, Cañete: Sabotaje a una capilla perteneciente a la Iglesia Católica.

 

Desde Wallmapu, 20 de Abril de 2016.

Relacionados