Inicio » Educación

Lista de izquierda independiente gana las elecciones en la Federación de la U. de Concepción

20 Abril 2016

[resumen.cl] Fue finalmente la lista A #SUMAR la que se impuso en las elecciones de la Federación de estudiantes de la Universidad de Concepción. La lista, compuesta por las organizaciones FUR, SUR, Acción Libertaria y Movimiento La Dignidad, encabezó la segunda vuelta con 1584 votos, dejando relegado a segundo lugar a la otra lista de izquierda, donde figuraban la cuestionada Revolución Democrática, Izquierda Libertaria y Unión Nacional Estudiantil que alcanzaron 1532 votos. La exitosa plataforma de izquierda “independiente” logró conseguir también las Vocalías de DDHH, Cultura y Género.

Resumen entrevistó al nuevo presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad penquista, el tomecino Mauricio Rivas sobre lo que pronostican para este 2016 para el movimiento estudiantil.

¿Cómo ven este triunfo? ¿Qué creen que ve en ustedes el estudiantado de la universidad que se decidió por elegirlos?

Primero que todo, para nosotros esto constituye un hecho histórico por 2 razones. La primera de ellas es que las 2 primeras mayorías son aquellas que provienen de proyectos políticos más nuevos o que ven una nueva forma de desarrollar la política.

Quedó sepultada la derecha y la Nueva Mayoría en esta nueva elección…

Quedó completamente atrás la Nueva Mayoría, sacando una votación más baja cada año y la derecha por primera vez no logra instalarse en la segunda vuelta. Por otra parte, el resultado que nos sorprende en segunda vuelta es que nos deja como victoriosos. Había cierta confianza en que eso se podía dar debido al mismo trabajo de bases de las organizaciones que componen este proyecto -y con eso me refiero a todas más allá de las 4 organizaciones políticas: artísticas, culturales, entre otras que componen el proyecto-

¿Qué viene de “nuevo” este año en las movilizaciones estudiantiles? Nos estamos acostumbrando a cierta lógica, a cierta rutina ¿Qué piensan ustedes, qué tiene que haber este año en la Universidad, desde Concepción?

Pensamos que a nivel interno se debe fortalecer el proceso de democracia universitaria que se está viviendo y que estaría iniciando este año una nueva etapa. Durante el año pasado se trabajó en una comisión de carácter triestamental para elaborar una propuesta sobre como avanzar en esta materia y este año se empieza a avanzar de manera más concreta: se comenzará a ejecutar lo que está contenido en esa propuesta. La Federación estará atenta a lo que va a ser sobretodo lo que es el Claustro universitario, que es la instancia triestamental que se está discutiendo con los sindicatos, la federación como con los decanos que estarían representando a la Universidad en esa instancia.

¿Cuál es el objetivo de esa instancia?

El objetivo de esa instancia es crear un Claustro Universitario cuyas funciones sean hablar hacia donde va orientada la Universidad, en términos de su plan estratégico, la orientación de las carreras que se van dictando, etc. Y está compuesto por todos los estamentos, distintos porcentajes de participación en esta instancia que tendría un carácter resolutivo respecto a algunas materias y consultivo de otras materias más delicadas.

¿Qué cosa importante se podría disputar ahí?

Se puede discutir lo que es la estructura orgánica de la Universidad, los estatutos de la Universidad. Se puede discutir también los perfiles de egreso de las distintas carreras.

Entiendo que el perfil de egreso está dominado por este perfil de empresa privada…

Hoy día está orientado a lo que es en realidad el mercado: un perfil de egreso derechamente neoliberal que va en contra de lo que han planteado hoy día los movimientos sociales.

¿Cómo ven esto de la Universidad de Concepción ligada a la industria forestal, la Universidad ligada a estas grandes empresas privadas y como se puede influir en este Claustro a que esto cambie?

Eso es uno de los objetivos en realidad. Nosotros tenemos una visión bastante crítica no solo como Federación y como espacio ampliado SUMAR, sino que en realidad, la perspectiva del estudiantado. Hay una visión bastante crítica a cómo la Universidad está teniendo negocios y se está relacionando con las empresas. Cómo la Universidad está sirviendo hoy más al gran empresariado, que es el empresariado que atenta -por los casos que se han revelado- contra los intereses de los ciudadanos y vela por sus propios intereses. No por los intereses de la comunidad universitaria, ni la comunidad penquista y sus alrededores en general.

Por eso nosotros utilizamos como consigna “que la Universidad esté al servicio de la sociedad”. Queremos avanzar en ese sentido y no solo es la disposición nuestra, sino que también es la disposición de los estudiantes que es lo que vamos a defender.

A nivel nacional se está dando esta famosa discusión de la gratuidad, que no fue tal. Este año va a haber la discusión del proyecto de Reforma a la educación superior ¿Qué opinión tienen ustedes de estos temas?

Tenemos una visión bastante crítica respecto a lo que fue la implementación de la Universidad, por todos los problemas que trajo, no solamente para la Universidad, sino también para los mismos estudiantes que se han visto beneficiados. La improvisación que tuvo el gobierno en esta política pública, la mala implementación, el pésimo desarrollo y por último, que esta política fue pactada de espaldas a la ciudadanía: fue pactada en conjunto con la derecha y con los partidos de la Nueva Mayoría. Cuando vemos un gobierno que dice gobernar para las mayorías sociales, y vemos que las mayorías sociales se encuentran en este espectro de partidos políticos y del empresariado, en realidad nos damos cuenta que no tiene claro cuales son las mayorías sociales con las que tiene que gobernar.

Además, en términos de cobertura, ellos habían anunciado que iban a ser 260 mil estudiantes beneficiados y hoy en día vemos que ni siquiera alcanzaron los 160 mil que en teoría debían alcanzar.

¿Cuál es la diferencia de la Universidad antes de la gratuidad, y tras su implementación?

No hay ninguna diferencia en términos reales. La única diferencia que existe es que hoy día hay un alivio para el bolsillo de las familias que pagaban la matrícula y que hoy en día no tienen que hacerlo. Sin embargo, el número de estudiantes que se están cubriendo con beneficios estudiantiles es mucho menor y por otro lado -como se conoció hace unas semanas atrás- la situación va a ser peor con el recorte del presupuestario. Estamos viendo que donde se están poniendo las prioridades del gobierno hoy día, no está educación.

Con respecto al proyecto de reforma a la educación superior ¿Tienen entendido de que se va a tratar?

Estamos en conocimiento del documento borrador que está presentando el gobierno y la verdad es que fue catalogado de insuficiente, no solo por los estudiantes, sino por los mismos rectores, el Consejo Nacional de Trabajadores de Universidades Chilenas y diversas organizaciones sociales han manifestado que es una propuesta insuficiente que en realidad viene a consolidar el modelo neoliberal que existe. Por otra parte, deja abierta la puerta para que instituciones de educación superior puedan seguir lucrando, en el sentido de cuando menciona que los CFT e IP pueden lucrar siempre que se definan a si mismos como entidades con fines de lucro.

En cuanto a democracia universitaria poco y nada se refiere al tema. Las intenciones de avanzar en este aspecto se acabaron después de la derogación del DFL2. A lo que se agrega las demandas laborales que existen en las Universidades: el fin al subcontrato y la precarización de las condiciones laborales son demandas que han avanzado bastante los últimos 2 años […] Las universidades van tomando el mismo comportamiento de todas las empresas, es como cualquier empresa que subcontrata y precariza las condiciones de sus trabajadores

A pesar de ser una Universidad Tradicional…

A pesar de eso y que la mayoría de las Universidades, como la de Concepción se jactan de ser Universidades Públicas, con responsabilidad social, y poco y nada tienen de públicas y responsabilidad social.

Este 2016 es un año de elecciones municipales, va a haber disputas entre las propias organizaciones estudiantiles por esta situación ¿Cómo lo proyectan ustedes? ¿Cuál es el objetivo que se plantean para este año? ¿Qué sería importante lograr este año para el mejor desarrollo del movimiento social?

En cuanto a lo que es el proceso eleccionario municipal, sinceramente como SUMAR no lo hemos discutido a fondo. No fue una temática que se discutiera: si hay una cierta mirada de desconfianza con los procesos eleccionarios y las instituciones y con los mismos partidos políticos que en realidad tienen cooptados estos espacios y ya no hay cabida para el desarrollo de una política de nuevo tipo en una institucionalidad vieja. Mucha de la política nueva que se está haciendo no cabe en los engranajes de la vieja política.

Te lo planteaba en el sentido que se le va a dar mucha importancia a las elecciones y poca importancia a la movilización social…

Nosotros vemos que año a año lo que tiene más protagonismo no es quien tenga mayor fuerza electoral o mayores espacios cooptados en la institucionalidad, sino que en los últimos años han sido los movimientos sociales quienes han ido marcando la pauta de lo que debe discutirse. Si nosotros vemos los discursos que había antes del 2006 era todo respecto a delincuencia y trabajo. Hoy en día cuando vemos las discusiones que se tienen que dar va todo en sintonía con lo que los movimientos sociales están planteando: medioambiente, vivienda, educación, trabajo, lo que fue la reforma tributaria, toda una pauta que ha sido marcada por la propia ciudadanía y los movimientos sociales empoderados. Eso es importante y eso es lo que queremos fortalecer porque ahí está naciendo lo nuevo que queremos construir: no desde estos espacios de representación, sino de nuestro actuar cotidiano, de lo que nace día a día.

Mañana se desarrollará la primera movilización estudiantil de este 2016 en Concepción, desde las 12:00 hrs en la Plaza Perú. Los estudiantes medirán fuerzas para ver como se enfrentan, nuevamente, a las políticas neoliberales de las últimas décadas.

Relacionados