sename
Inicio » Nacional

Trabajadores del SENAME por crisis institucional “este estado de cosas no es algo nuevo ni ocasional”

25 abril 2016

[resumen.cl] Una serie de denuncias han realizado los trabajadores agrupados en el gremio FENATRASE del SENAME. Tras el caso de la menor Lissette, quien falleció por razones desconocidas en un centro del SENAME, la institución ha estado en el centro del huracán. Pero lejos de señalar que la situación es ocasional como se pretendió instalar en la opinión pública, los trabajadores del SENAME afirman “es un conjunto de problemáticas permanentes, que los niños, jóvenes y trabajadores, vivimos desde hace ya mucho tiempo, al interior de los Centros de Atención Directa y en los Hogares y Programas de la Red de Administración Privada de las Instituciones Colaboradores del SENAME.“

Mediante una declaración pública, los funcionarios enumeran un listado mencionando los serios problemas e irregularidades que tiene el Servicio en su dirección político-administrativa y que pasan a llevar tanto a los niños dependientes de la institución como a los funcionarios.

Entre ellas se encuentran “Las inadecuadas y erráticas orientaciones de las jefaturas nacionales en las áreas de Protección y Justicia Juvenil” que han impedido que el SENAME cumpla su función. A ello se suma “Las condiciones deficientes y en algunos casos obsoletas de la infraestructura de los Centros, el escaso equipamiento en los Centros de Administración Directa, especialmente en los de Protección”, las pésimas condiciones de seguridad que propician la ocurrencia de accidentes y agresiones; “La ausencia de una Política de personal de cuidado del recurso humano, tendiente a prevenir y abordar las causas de las enfermedades y accidentes laborales de las trabajadoras y trabajadores, generándose tan solo reacciones tardías a las consecuencias de dichas falencias.” a lo que se agrega finalmente, la inexistencia de programas permanentes de capacitación para educadores de trato directo con niños y jóvenes.

Si bien el caso de Lissette hizo apuntar los dardos a la Directora de la Institución Marcela Labraña -quien renunció en las últimas horas debido a las fuertes presiones en su contra- los funcionarios aclaran que la solución al problema no radica solamente en su salida, pues “Esto no tiene que ver tan solo con una cadena de errores de su equipo de asesores, sumados a las lamentables declaraciones que se emitieron a todo Chile , sino con todo un conjunto de decisiones de las autoridades, que a lo largo del tiempo han mostrado una deficiente administración y gestión de los recursos humanos y materiales, realidad bien conocida por todos los que nos desempeñamos al interior del Servicio.”

Muestra de la poca seriedad e importancia que se le da al trato de los menores, es que en la Región pese a los resultados institucionales del SENAME, la directora regional de la institución Rina Oñate -quien no ha sido cuestionada públicamente como Labraña- ejerce su cargo “compatibilizándolo” con su cargo de concejal por la comuna de Chiguayante. Este mismo servicio -como otros- ha sido denunciado por funcionar con los mentados “cuoteos políticos” que hacen cargo de funciones a militantes de los partidos del gobierno de turno, sin necesariamente tener las competencias para los cargos.

Oñate es militante de la Democracia Cristiana, asumió como concejala en diciembre del 2015 reemplazando al DC Juan Quilodrán, quien asumió como SEREMI de Desarrollo Social reemplazando al DC Patricio Torres, este último denunciado por acoso sexual.

“Si bien sabemos que esa condición de inoperancia y injusticia es de larga data, tenemos la convicción de que ello no significa que sea inmodificable o eterna, siendo necesario el accionar consciente del conjunto de los trabajadores y trabajadoras, involucrándonos activamente, discutiendo e incidiendo, en los procesos de implementación, monitoreo y evaluación de la política Estatal de infancia y juventud 2015 – 2025 de Chile. “ señalan los funcionarios y declaran finalmente que “estamos convencidos que nuestra lucha es mucho más grande que una directora nacional o directora regional, y tiene que ver con el porvenir y el destino de cientos de seres humanos, es por eso que hacemos un llamado a sumar y aportar, a cuestionar y no seguir siendo silenciosos y pasivos ante estas situaciones, a defenderse colectivamente, pasando de manera efectiva a participar en la construcción de un nuevo y mejor Servicio Nacional de Menores.”

Relacionados