PescadoresPtoMontt
Inicio » Nacional

Continúan las movilizaciones en Puerto Montt

06 mayo 2016

Jorge Ayala / resumen.cl

Este jueves 05 de Mayo, desde las 17:00 horas aproximadamente se reunieron en las dependencias de la Intendencia en la Ciudad de Puerto Montt, los dirigentes de los pescadores de Chonchi, Quellon, Ancud, Carelmapu, Castro, y Osorno con las autoridades de gobierno designadas para destrabar el conflicto. La reunión que se extendió por más de 6 horas terminó con el quiebre de la mesa de negociación y la molestia de los dirigentes que señalaban como una vergüenza lo que estaba haciendo y proponiendo el gobierno para superar la crisis.

Dentro de las razones del quiebre están la ausencia de un documento concreto de propuesta para ser discutido y analizado por las bases y la imposibilidad de posicionar otros temas relacionados con la crisis que vive la región, crisis que va más allá de los efectos de la marea roja: las consecuencias se relacionan con un modelo extractivista centrado en la salmonicultura, y los problemas generados en los distintos sectores y actividades.

El quiebre de la mesa de negociaciones pasa por un lado por la nula capacidad de respuesta del Estado ante una crisis profunda, la necesidad de fraccionar la demanda para apaciguar el conflicto y centrarlo solo en la marea roja y en el sector de pescadores, dejando de lado el enorme impacto socio-ambiental la posición de los dirigentes y sus comunidades que ya no esperan limosnas y que quieren colocar los temas históricos de reivindicación territorial.

En Puerto Montt una ciudad con fuerte presencia del Estado, por su categoría de capital regional, la hace una ciudad en donde las demandas sociales se controlan rápidamente por los canales institucionales. Sin embargo, se ha visto golpeada por una crisis que a pocos ha dejado indiferente y que paulatinamente ha generado una sensibilización e incipientes espacios de unidad. Esto se ha visto reflejado, por ejemplo, en los actores sociales diversos que se han integrado a las movilizaciones, el mercado municipal, locatarios y feriantes, en conjunto a estudiantes, pescadores artesanales y cesantes del sector de la industria del salmón, entre otros.Pto

En el caso de los locatarios y los mercados municipales o populares, desde tempranas horas de la mañana, cerraron sus centros de distribución, adhiriendo a la movilización regional bloqueando las calles con barricadas en alegato a la reacción de la intendencia. Por su parte, los estudiantes secundarios se adhirieron a la movilización nacional por las reformas educacionales, realizando marchas y siendo duramente reprimidos por carabineros. Finalmente durante el transcurso de la tarde, hubo una caravana de lanchas y botes de la pesca artesanal, que zarparon desde la caleta de Angelmó, dirigiéndose hacia la costanera de la ciudad, convocando a los transeúntes a que se movilicen en la defensa de sus derechos sociales usurpados. Disparando bengalas al cielo y hablando por medio de parlantes, sus acciones fueron acogidas por la población, logrando concentrar la atención de alrededor de unos 500 transeúntes, que les apoyaban con gritos y aplausos.

En paralelo a este conjunto de manifestaciones, un grupo de comerciantes y pescadores, estuvieron levantando una olla común en la intendencia, con el fin de esperar respuestas concretas a sus demandas, respaldados masivamente por la población que se encontraba protestando. Durante la manifestación pacífica, el Lonco Erik Vargas Quinchaman, representante del concejo de comunidades Williche y de la Comunidad del Seno de Reloncavi de la Comuna de Puerto Montt, realizó una intervención de apoyo a la movilización, denunciando explícitamente a las salmoneras por la actual crisis, exigiendo que toda la zona sea declarada zona de catástrofe. Vargas Quinchaman fue acompañado del dirigente del sindicato independiente de pescadores artesanales, algueros, recolectores de orilla y acuicultores del Seno Reloncavi, quienes nos otorgarían la posibilidad de realizarles un conjunto de preguntas asociadas a sus demandas y actuar. El lonco, sostuvo que es necesario que sea declarada zona de catástrofe la comuna de Puerto Montt y que deberían dar un bono de 400.000 pesos a las familias y no de 100.000 pesos, llamando a que haya una causa común con los trabajadores asociados al área. A la vez denunció que esto no es producto de la marea roja, sino que de la contaminación de las salmoneras y cuya responsabilidad cabe exclusivamente al Estado quien permitió que ocurriera esto. En ese sentido, el Lonco señaló que el gobierno por medio de la prensa, implícitamente estaría acusando a los dirigentes sociales de que son oportunistas, porque se aprovecharían de la situación para tratar otras demandas que no responden al problema de la marea roja. Es por ello, que el representante dice que él desde el mismo día, se habrían tomado la carretera bloqueando el acceso a Puerto Montt, y que ellos no cesarían las movilizaciones del sector hasta que las demandas sean resueltas.

No sabemos hasta cuando durarán las movilizaciones, lo que si vemos es la instalación de un conflicto permanente de carácter político social, con el actual modelo de desarrollo que ha deteriorado las condiciones de vida de un amplio espectro de la población de esta ciudad y región. Las respuestas del gobierno no satisficieron finalmente a los dirigentes de las localidades alrededor de la comuna, pero Puerto Montt está empezando a agitar sus propias aguas, ya que si no hay una respuesta satisfactoria para el conjunto de las demandas asociadas a la crisis socioambiental, podrían despertar la indignación total de la comuna, extendiéndose al resto de los actores sociales afectados indirectamente por esta explosión social.