13174229_1116343668407514_8387005819428110292_n
Inicio » Editorialtitle_li=Opinión

El despertar del sur y la dura represión de Burgos

14 mayo 2016

Hoy sábado 14 de mayo, el Ministro del Interior Jorge Burgos, asume la crisis política que le ha generado el conflicto chilote al gobierno neoliberal de la Nueva Mayoría. La Presidente Bachelet no llegó a hablar ni 5 minutos a la prensa, pese a que se esperaba con ansias su posición luego de haber viajado a Suecia e Inglaterra a apoyar los negocios del empresariado chileno, desentendiéndose del conflicto generado por la industria extractiva del salmón en la región de Los Lagos. El grado de indeferencia del gobierno, la política profesional y los medios nacionales viene acompañada de una represión solo comparable a los sucesos de 2011 en torno a las movilizaciones estudiantiles.

LacrimogenasUdecEn solo 4 días se vivió una serie de hechos relacionados a la represión policial que dirige Burgos: solo en Concepción y la región, en medio de protestas estudiantiles y de apoyo a la crisis de Chiloé y Los Lagos, hubo detenciones y golpizas a dirigentes de la FEUBB y de la FEC, así como a miembros de la Vocalía de Derechos Humanos de la Federación de la casa del campanil. Además, al dirigente de la mencionada vocalía Carabineros intentó vincularlo a una supuesta actividad de información para la institución (conocida como sapeo) y que resultó completamente falso. Debemos agregar a estas situaciones el ataque a un reportero de nuestro medio a quien se le agredió dirigiendo directamente al rostro el chorro de agua del carro lanza aguas o guanaco. Reporteros independientes sufrieron la misma situación, incluso recibiendo lacrimógenas directo al cuerpo y balines de goma. El centro de Concepción fue gaseado este jueves y los chorros del lanzaguas directo al cuerpo fueron la tónica, lo que contradice el revuelo que causó el caso de Rodrigo Avilés en Valparaíso y revela que Burgos y su policía no aprende ni trepida en nada para atajar el descontento popular y su visibilización.

En la ciudad capital de Los Lagos, Puerto Montt, más de 160 detenciones se produjeron en una semana solo en medio de las protestas efectuadas en esa ciudad, afectada por altos niveles de desempleo por la crisis de la industria salmonera. En la misma ciudad, un joven fue gravemente herido por un disparo de bomba lacrimógena, dirigida directamente al rostro y a solo metros, por parte de un funcionario de Carabineros. En este marco, debemos señalar que las marchas en apoyo a Chiloé han sido reprimidas a lo largo de todo Chile.

Situación similar ocurrió en relación con la marcha del Confech, acompañadas de violentos desalojos de establecimiento educaciones en Santiago, y los disparos al cuerpo que realizó Fuerzas Especiales de Carabineros a los estudiantes que se manifestaron en la Usach, lo mismo sucedió en las protestas estudiantiles de otras ciudades. Por otra parte, la ocupación de la Municipalidad de Curanilahue el día viernes fue violentamente desalojada, sumemos también las terribles agresiones a comunidades mapuches de Arauco y Malleco. En este plano, una mujer mapuche recibió un escopetazo por defender a sus hijos del ataque a la comunidad Caupolicán de Lleu Lleu alto el martes recién pasado en Cañete, además fueron allanadas en los mismos términos otras comunidades en Malleco.

En Antofagasta fue la propia directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, organismo gubernamental, quien fue detenida en el contexto de las manifestaciones en solidaridad con Chiloé.

El actuar policial del jueves en la tarde en Concepción, la impunidad de carabineros, es realmente sorprendente, lo que habitualmente hacen aprovechando el aislamiento de los lugares, en comunidades mapuche de Huentelolen, Antihuala, Lleu Lleu o Tirua, lo trasladaron, sin ningún descaro, a pleno centro penquista y Barrio Universitario.

Relacionados