FeriaSocioambientalUBB
Inicio » Medio Ambiente

Gesto de unidad entre movimientos socioambientales y estudiantes de la UBB tras 1° Feria Socioambiental

11 mayo 2016

[Socioambiental] Con éxito culminó la 1° Versión de la Feria Socioambiental, coordinada por la FEUBB a través de la Vocalía de Medio Ambiente, y con el apoyo conjunto de diversas agrupaciones y movimientos socioambientales de la zona. La jornada contó con la participación de los estudiantes de la U. del Bíobio, UdeC y vecinos de Yumbel (La Aguada), Concepción, Valle Nongúen, Hualpén, San Fabián y Penco, y además la interesante participación de la asociación mapuche lafkenche Koñintu Lafken Mapu y el Colectivo Chilote de Concepción.

El compromiso de los jóvenes de la U. del Biobío con otros sectores de la sociedad, quedó de manifiesto el pasado martes 3 de mayo, tras la convocatoria a una feria socioambiental que contó con stand informativos, música y discursos públicos por parte de dirigentes sociales de diversas localidades afectadas por megaproyectos energéticos, hidroeléctricas, rellenos, gasoductos, contaminación, etc. Parte importante del trabajo federativo de la FEUBB consiste no sólo en defender las demandas del movimiento estudiantil, sino que también abrir espacios desde el conocimiento y la academia para permitir que trabajadores, pobladores, profesionales y habitantes de los territorios afectados, puedan socializar abiertamente sus problemáticas y compartir experiencias.

Así quedó demostrado en la actividad de cierre, que contemplaba un Foro-conversatorio con el protagonismo de los mismos asistentes. Se dieron cita en este cálido espacio de conversación y propuesta, miembros de la Agrupación de Defensa del Río Laja y el Medio Ambiente (La Aguada Yumbel), Colectivo Chilote de Concepción, Movimiento Defensa del Valle Nonguén, Agrupación Península de Hualpén, Ñuble Libre, Coordinadora por la Defensa de los Territorios, y las lamngien de Koñintu Lafkenmapu, Penco.

El diagnóstico durante la conversación fue unánime: sólo la unidad de los territorios afectados puede darle mayor espalda a la lucha por la defensa de nuestro entorno, de manera que sean las organizaciones sociales quienes asuman la tarea de coordinarse entre sí de manera independiente al gobierno y empresarios. La finalidad: contar con más fuerzas para encarar a los empresarios que degradan nuestros ríos, humedales, mares, bosques, sitios sagrados mapuche y barrios, en pos de dar luchas más potentes.
Según el presidente de la FEUBB, Alejandro Campana: “Nosotros como estudiantes de la UBB, y parte activa del Movimiento Estudiantil, hemos determinado que las aulas universitarias y el conocimiento deben estar al servicio de las justas luchas de nuestra gente contra la depredación ambiental del empresariado. Los estudiantes no podemos cambiar Chile solos y por nuestra cuenta: requerimos de una mirada amplia y generosa y de un trabajo mancomunado con otras expresiones de organización del Pueblo chileno. En síntesis, un estudiantado aliado de la lucha socioambiental, la cual sentimos como propia, ya que en muchos laboratorios y universidades los focos de investigación y extensión están destinados a nutrir al mercado de la energía, los monocultivos y la industria, de manera poco sustentable y generando graves externalidades negativas al medio natural. Ese tipo de prácticas proempresariales deben ser denunciadas en toda casa de estudios, y las comunidades educativas jugarán un rol central en definir la misión y visión de la Universidad que queremos construir, una que sea Pública, Gratuita, Digna, Democrática y conectada con las problemáticas sociales de la región y el país”

En palabras del Vocal de Medio Ambiente, parte del equipo gestor de la actividad, Daniel Barra: “En síntesis la propuesta es clara: articular y nutrir a la ciudadanía con miras a combatir, de distintos modos, el actual empoderamiento que van tomando los grandes grupos económicos que actúan indiscriminadamente en nuestros territorios, y peor aún, con pleno patrocinio del gobierno, también empoderar a la ciudadanía para que vaya ejerciendo su capacidad de determinación en sus territorios y acabar con la conformidad y pasividad para enfrentar a la banca privada junto con sus intereses lucrativos.”
Finalmente, todas las organizaciones presentes enviaron sus muestras de apoyo y solidaridad al pueblo de Chiloé, en su lucha contra el desempleo y la crisis social que se vive tras el desastre ambiental ejecutado por el empresariado salmonero al depositar millones de toneladas de peces con toxinas al mar.
Es de esperarse que gestos de apoyo mutuo y unidad entre estudiantes y pobladores de los territorios afectados por el extractivismo y la depredación ambiental, se sigan repitiendo, más aún cuando tras el encuentros, los movimientos acordaron volver a reunirse y seguir juntando más personas en la lucha contra las forestales, inmobiliarias, industrias, hidroeléctricas y megaproyectos. Es la hora de que las comunidades despierten y apuesten por el control de su vida misma y el entorno. Será con la participación democrática de nuestro pueblo y sus comunidades, que será posible gestar un desarrollo futuro que respete la economía local, el medio ambiente, las fuentes de trabajo, la salud, los lugares de recreación y la capacidad de construir una sociedad sostenible en el tiempo, armónica con la naturaleza. Y en esa sociedad, no cabe el capital, la avaricia empresarial y su ecocidio irracional.