HuelgaBCI
Inicio » Trabajo

Huelga en BCI: el conflicto “es netamente ideológico, porque son definitivamente antisindicalistas”

08 junio 2016

[resumen.cl] A partir del lunes trabajadores del Sindicato Nacional nº2 del Banco BCI comenzaron una huelga legal por un petitorio de 30 puntos que su empleador, el Grupo Yarur, se ha negado a negociar. Según indica el delegado sindical de Concepción Iván Contreras, la firma ha utilizado las instancias para negociar como forma de darse tiempo para contratar reemplazos, demostrando así el carácter antisindical de la empresa que facturó US$ 465,8 millones durante el 2015. El Sindicato nº2 se suma al nº1 que se encuentra hace 2 semanas en huelga.

En conversación con Resumen, Iván Contreras, delegado del Sindicato Nacional nº2 del Banco BCI en Concepción explicó las razones de la movilización “Es una huelga que comenzó el lunes luego de que hicieran todas las instancias de negociación con la empresa, todos los acercamientos posibles e incluso los buenos oficios después de votada la huelga. Pero para el Banco fue solo ganar tiempo para reemplazar a los socios que se iban a huelga, porque en definitiva no se dignaron a ofrecer nada”

Según detalla Contreras, se trata de alrededor de 800 socios que se sumaron a la movilización y que coincide con ua huelga que se da paralelamente, del sindicato de los callcenter que son 300 socios más.

Los trabajadores exigen alrededor de 30 puntos que incluyen “mejoras en asignación de sala cuna, en locomoción, colación, etc. Además un bono de término de conflicto: somos el único banco de toda la banca chilena que nunca ha tenido un bono por término de conflicto para sus trabajadores. Esto al margen de que ninguna negociación ha llegado a buen término porque el banco se ha encargado de eso, no es partidario de que un sindicato realice negociaciones”. Es la primera huelga que desarrollan los trabajadores en 79 años.

Según el vocero, los trabajadores movilizados ven que sus peticiones pueden ser cumplidas a cabalidad “si usted mira la realidad del banco, el Grupo Yarur está considerado como uno de los más millonarios de Chile: el Banco gasta más de 1 millón y medio de dólares en publicidad, el financiamiento político de la UDI, apoya a la Fundación Pinochet, en fin. Entonces no es un tema de recursos, el banco simplemente no quiere negociar”. Es decir, los trabajadores ven el conflicto como algo de carácter ideológico “es netamente ideológico, porque son definitivamente antisindicalistas” -afirma el dirigente. Y agrega “no es un problema de recursos, que no tengan plata para mil trabajadores que están negociando de un universo de 16 mil trabajadores que tiene. Acaban de comprar un banco en Estados Unidos que les costó 900 millones de dólares […] Es bastante difícl pensar que es una entidad que no tiene recursos”

Dentro del proceso de movilización se han provocado también prácticas antisindicales por parte de representantes del Banco que los funcionarios han denunciado. “El Gerente de Asuntos Laborales Andrés Bianchi viajó a la mayoría de las sucursales donde había un mayor número de socios, amedrentado a los socios, diciéndoles que si seguían en esta movilización iban a perder beneficios que teníamos […] o también la posibilidad de ser despedidos” y añade “Yo mismo fui despedido siendo delegado sindical y estando con fuero: tuve que ser reincorporado tras un dictamen de la Dirección del Trabajo que consideró que era una práctica antisindical y una vulneración de mis derechos”

Los trabajadores han realizado marchas y acciones durante todos los días en una huelga que tiene el carácter de indefinida por la postura intransigente de uno de los grupos económicos que más factura en el país. Según una publicación de CIPER sobre las rectificaciones de distintos grupos económicos que financiaron campañas, BCI aparece financiando a partidarios del “libremercado”. “El detalle de la rectificación realizada por el Banco BCI volvió a instalar la duda sobre dirigentes de la UDI como Pablo Longueira, Ena von Baer, Pablo Zalaquett, María José Hoffmann y Javier Macaya. Fue el propio presidente del banco, Luis Enrique Yarur, quien declaró ante la Fiscalía que estos pagos se realizaron para apuntalar a candidatos que defenderían el libre mercado.” sostiene el reportaje.

Relacionados