SocialismoenChile

Relanzamiento del libro “El socialismo chileno. Una herencia yacente”, del autor Belarmino Elgueta.

26 junio 2016

[resumen.cl] Este libro fue publicado en forma póstuma por primera vez en México el año 2007; en Chile fue poco conocido y de escasa circulación. En esta oportunidad, la editorial Tiempo Robado Editoras ha decidido publicarlo en el país para dar a conocer la obra de este autor y de paso rendir un homenaje a su vida y trayectoria.

SOBRE EL AUTOR

Belarmino Elgueta Becker (1921-2007) fue un intelectual, dirigente y parlamentario del Partido Socialista de Chile. En 1937 se incorporó a la Federación de la Juventud Socialista, y a partir de 1946 fue electo varias veces al Comité Central. Junto a otros jóvenes, de la “Generación de 1940” jugó un papel clave en la refundación del partido, iniciada en el XI Congreso General Ordinario, de 1946.

Fue director fundador de diversos medios de prensa partidaria, entre otros, de la revista Espartaco, y de los semanarios La Consigna  y La Calle, además de editorialista y colaborador permanente del vespertino de izquierda Las Noticias de Última Hora.

En 1971, fue electo nuevamente al Comité Central en el XXIII Congreso General Ordinario celebrado en La Serena, integrando la Comisión Política.

Después del golpe de Estado, se exilió primero, en Argentina, y luego, en México, desarrollando una intensa actividad intelectual y política.

En México escribió Revolución y Contrarrevolución en Chile, Breve Historia de Chile, en coautoría con Alejandro Chelén Rojas en una obra colectiva, y Che Guevara en el Presente de América Latina: Los Desafíos de la Transición y el Desarrollo, en conjunto con Pedro Vuskovic Bravo recibiendo el Premio Extraordinario otorgado conjuntamente por la Casa de las Américas y el Centro de Estudios sobre América Latina, de Cuba, en el año 1987, publicada en ese país y en Argentina.

En Chile, sus últimos esfuerzos intelectuales y políticos se tradujeron en la publicación de tres obras dedicadas al pensamiento socialista revolucionario chileno: La Cara Oculta de la Historia. El Legado Intelectual de Julio Cesar Jobet (1997); El Sueño y la Vida en Eugenio González Rojas (2004) y El Socialismo en Chile Durante el Siglo XX. Una Herencia Yacente (2007).

EL LIBRO, SEGÚN EL AUTOR

Don Belarmino Elgueta era casado y padre de tres hijos, uno de los cuales (militante y dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR) es un detenido desaparecido, víctima de la dictadura militar. Por tal motivo, comienza su libro con una especial dedicatoria: “Dedico este libro a mi hijo Martín, detenido “desaparecido” por la dictadura de Pinochet, como símbolo de los centenares de miles de chilenos que fueron víctimas de crímenes contra la humanidad. A los que perdieron batallas, pero lucharon siempre, en muchos casos, hasta la muerte.

En memoria también de Raúl Ampuero Díaz y Pedro Vuskovic Bravo, dos de mis grandes camaradas y amigos, que me estimularon para escribir este libro.”

Respecto del objetivo del libro, en el prólogo señala:

El propósito de este libro es contribuir a la configuración de la memoria colectiva sobre la lucha de la clase trabajadora chilena por el socialismo durante el siglo XX, en un escenario histórico conflictivo y polémico, tanto interno como externo. Es un relato y análisis del recuerdo, desde el punto de vista de la vigilia del presente, en busca del conocimiento del pasado en el continuo del tiempo social, que conduce al porvenir. El pasado, como producto de la acción humana, es una base cierta y firme, que contribuye a darle contenido y forma al presente y al futuro. Por eso, los historiadores de los “vencedores” falsifican el pasado, y los políticos oportunistas procuran olvidarlo, recomendado dar vuelta a la hoja para dirigir su mirada y acción sólo al presente, en cuyo escenario son protagonistas. Los revolucionarios, en cambio, rescatan su pasado de “oprimidos”, de modo de vincularlo con el futuro, como una esperanza, porque si el pasado no existe ahora, sus efectos si gravitan en el presente. No se trata de vivir el pasado como nostalgia, sino de recuperarlo para reconstruir el presente y proyectarlo hacia el porvenir. En palabras de Walter Benjamín, “el presente se transforma en futuro por medio del pasado”, ya que la fuerza para luchar está dada por los antepasados esclavizados y no por los “nietos liberados”. En el caso chileno, es la relación existente entre los aplastados, cuyos huesos no se han encontrado, y los reconciliados que coadministran el sistema de dominación.

Esto no es, en estricto sentido, una historia del siglo XX, en ninguno de sus aspectos, porque la obra de los historiadores se demorará todavía los años necesarios para adquirir la perspectiva del tiempo, que permita comprender e interpretar ese pasado correctamente. Es sólo la visión de quien vivió hechos importantes y desea recordarlos, reflexionando sobre ellos, como parte de la memoria colectiva. Viví las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, las luchas del movimiento obrero y sus avances políticos y sindicales. Poco después, asumí también las repercusiones de la Guerra Civil española y de la Segunda Guerra Mundial, que marcaron profundamente el espíritu de mi generación. Luego de la segunda gran posguerra Chile experimentó avances y retrocesos: el auge popular de 1970 y la caída de 1973, el gobierno de Allende y la dictadura de Pinochet, asumiendo el derrumbe del comunismo y el retroceso del socialismo en el mundo; acontecimiento que golpearon nuestra vida personal y el destino de varias generaciones, vencidas, pero no convencidas.”

Relacionados