kurdo
Inicio » Internacional

S. Zerdestí del Congreso Nacional del Kurdistán: “que no haya intervención externa para que los pueblos de oriente medio puedan decidir su futuro“

05 junio 2016

[resumen.cl] Siván Zerdestí, es miembro del Congreso Nacional del Kurdistán y visitó Concepción para explicar a la población penquista las vicisitudes de la lucha de la población kurda por su autodeterminación. En el marco de la conformación de Estados en medio oriente, a principios del siglo 20, el Kurdistán tuvo las dificultades propias de una población habitante de territorios en disputa por diversas potencias coloniales, desembocando en que, hasta ahora, su territorio esté repartido entre Irak, Irán, Siria y Turquía.

Las luchas kurdas por territorio y autonomía se registraron por todo el siglo 20. Ahora, sus organizaciones protagonizan la resistencia a las organizaciones de fundamentalistas y mercenarios del DAESH, Frente Al-Nusra y otras. El sistema de Confederalismo Democrático, adoptado por sectores de la población kurda, ha llamado la atención de diversos pueblos de medio oriente y también de occidente, en tanto promueve la participación vinculante de la población en la toma de decisiones de todo cuanto le es atingente.

Aquí está el registro de nuestra conversación con Siván Zerdestí, después de su charla ofrecida en la sede de la Junta de Vecinos 12-A de Lorenzo Arenas y donde, además, presentó el libro “Orígenes de la civilización” de Abdullah Öcalan, líder del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). La actividad fue organizada por el Centro de Documentación y Estudios Anarquistas de Concepción.

¿Cuál es la relevancia que tiene el petróleo en las dificultades del pueblo kurdo para ejercer su autodeterminación?

Las zonas del Kurdistán son muy fértiles. Hace miles de años, varios grupos vivieron ahí, crearon civilizaciones y sabemos que siempre las fuerzas imperiales aspiran a controlar estos espacios, no sólo por el petróleo y por sus recursos naturales [en general], sino que por su ubicación geoestratégica.

¿Cuál es la proporción de la población kurda que vive en zonas administradas con el sistema de Confederalismo Democrático?

Teniendo en cuenta que la población kurda en el Kurdistán llega a los 50 millones de habitantes, la mitad se encuentra en Turquía (lo que llamamos Kurdistán norte) y dentro de Rojava (Kurdistán de Siria), donde está implementándose el sistema de Confederalismo Democrático, viven cerca de 5 millones de personas.

¿Cuál es la propuesta del Congreso Nacional del Kurdistán en lo económico y organizativo?

En el marco del Confederalismo Democrático nos basamos en una economía de cooperativas en ganadería y agricultura y éste está basado en el protagonismo de la mujer en todos los ámbitos de la vida. En sus asambleas, todos los grupos étnicos de la región son representados, y por ello el Confederalismo se va conformando como un modelo ejemplar para otras regiones de oriente medio.

¿Cuál es la posición de las YPG [Unidades de Protección del Pueblo] en el escenario actual de la guerra en Siria?

No sólo están las YPG, sino que también están las YPJ que significa Unidades de Protección de la Mujer. Éstas operan en el Kurdistán de Siria y junto con las Fuerzas Democráticas de Siria están haciendo operaciones para liberar Al Raqqa del fascismo del Estado Islámico [DAESH]. De hecho, estas Fuerzas Democráticas Kurdas, son las que se han opuesto desde hace bastante tiempo a las acciones del Estado Islámico, apoyado por el Estado turco.

Paso a paso estamos liberando diferentes zonas y aldeas y, tanto en el Kurdistán de Irak como en el Kurdistán de Turquía, lo estamos haciendo en la medida en que desciframos el apoyo militar y logístico del Estado turco a esta organización [DAESH] que comete crímenes de guerra contra la población civil.

Y en todo este contexto, ¿Cuál es el rol de las potencias mundiales?

Estados Unidos y Rusia, están en busca de una hegemonía, tanto regional [en oriente medio] como mundial. Y nosotros planteamos la necesidad de que no haya intervención externa para que los pueblos de oriente medio puedan decidir su futuro y eliminen la amenaza del Estado Islámico.

Hasta ahora, las potencias mundiales no han apoyado a una solución global para los problemas de oriente medio. Desde la Primera Guerra Mundial hasta hoy día, vemos que su intervención creó un gran alboroto y agravó aun más los problemas.

Si quisieran tener un rol constructivo, deberían tener en cuenta la presencia y la lucha del pueblo kurdo, pero vemos que no han incluido a la población kurda en las Conferencias de Ginebra 1, 2 y 3*. Entonces, sucede que las fuerzas que resisten, luchan y plantan cara al fascismo del Estado Islámico, son kurdas [entre otras], pero cuando realizan las Conferencias de Ginebra, no incluyen a los kurdos. Entonces quieren repetir el Tratado de Lausana, celebrado en 1923, donde los kurdos no estuvieron presentes y el Kurdistán terminó repartido en cuatro partes, entre Irán, Irak, Siria y Turquía. Esta situación no es posible y, ante esto, reiteramos que cualquier solución para Siria, sin la participación de los kurdos, será un gran fracaso.

Nota:

*Conferencias de Ginebra: Han sido instancias convocadas por la Organización de Naciones Unidas, donde se ha buscado establecer modos de gobiernos para Siria, en el contexto de la guerra civil que se desarrolla desde el 2011.

Relacionados