39añosTraperos

Traperos de Emaús celebra sus 39 años de trabajo, solidaridad y lucha

25 junio 2016

[resumen.cl] 39 años cumplió Traperos de Emaús en la región del Bío Bío este viernes 24 de junio. La organización contribuye con su apoyo y solidaridad a organizaciones sociales y además, ayuda mejorar las condiciones de vida de personas que vivían en la calle bajo sus principios rectores: el sentido de comunidad, trabajo, servicio y lucha. emaus,reutilización

Mauricio Jarpa, responsable de Traperos Chiguayante afirma que “Para nosotros junio es un mes importante, cumplimos un año más de trabajo no solo en la reutilización y reciclaje, también en el trabajo social: luchar contra la miseria, que es lo que nos mueve como organización”

En la región, Traperos de Emaús tiene dos centros: uno en Concepción y otro en Chiguayante. En estos recintos trabajan actualmente 40 personas distribuidas en distintas labores de reciclaje y reutilización. Mauricio nos explica que lo fundamental de este espacio es contribuir no solo en el cuidado del medio ambiente a partir del reciclaje y reutilización de objetos que las personas normalmente consideran desechos, sino también incorporar al trabajo a personas que vivían en la calle, siendo sus principios rectores el sentido de comunidad, trabajo, servicio y lucha.

TazasBañoTraperos
Asimismo, señalan, Traperos apoya activamente en el desarrollo de Juntas de vecinos, organizaciones sociales y políticas, “Con quienes seguimos trabajando para aportar en la construcción de una sociedad solidaria y participativa”

Los inicios de los Traperos se remontan al año 64, comenzando con un trabajo en salud específicamente con atenciones dentales en 4 poblaciones. Luego de varias experiencias, en junio de 1977 se logra afianzar una comunidad con un trabajo de trapería en la localidad de Hualpencillo.

Como acción social comienzan apoyando el funcionamiento y financiamiento de 13 comedores infantiles del sector, a partir de este trabajo y de esta acción se le da continuidad y perspectivas a la presencia de Emaus en la zona, en especial con el funcionamiento del Centro de Niños Desnutridos “Compartir” que albergó a 22 niños de familias cesantes del sector. Se contaba con apoyo del Arzobispado y de una ONG comprometida. En 1981 la comunidad se traslada a Concepción, a los pies del cerro La Pólvora, más tarde levantan un centro en la comuna de Chiguayante, que el año 2015 sufrió un incendio de sus instalaciones, pero que con mucho esfuerzo han logrado revertir y actualmente han logrado reconstruir el espacio y adaptarse a la actual infraestructura con la que cuentan.

La comunidad ha emprendido nuevos proyectos y desafíos como Economía Urracas 2 cuyo trabajo principal son los RAEEs, que es la Recuperación de Artefactos Eléctricos y Electrónicos. Igualmente están trabajando en el manejo, transporte y almacenaje de residuos peligrosos. Por otro lado, han implementado el retiro de aceites de frituras usado, que en lugar de contaminar las aguas o la tierra es reutilizado como lubricante para maquinarias y en un futuro cercano para la elaboración de biocombustible.reutilizacóndeaceites

Relacionados