img_4926
Inicio » Derechos Humanos

Conmemoran 11 de septiembre en Talca denunciando impunidad en crímenes de Colonia Dignidad y beneficios a violadores de DD.HH.

16 septiembre 2016

[resumen.cl] En el cementerio general de Talca, agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos denunciaron la impunidad en la que se encuentran diversos crímenes y violaciones de derechos humanos en la región del Maule, perpetradas por militares y colaboradores civiles de la dictadura de Pinochet. La agrupación busca que la Corte Suprema reconozca la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y revoque los beneficios a violadores de DD.HH. Junto a esto, los manifestantes denunciaron el fomento turístico que durante años ha sido apoyado por el Estado en Colonia Dignidad (comuna de Parral) donde se llevaron a cabo muchos de estos sistemáticos crímenes, existiendo aún escasas condenas por casos de violaciones a los DD.HH. a colonos responsables.

A las 16:00 hrs del sábado 10 de septiembre, se realizó en el Cementerio General de la ciudad de Talca, una conmemoración de los 43 años del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. En la actividad, dirigentas de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Talca, denunciaron la falta de apoyo y voluntad política de las autoridades regionales para resolver los casos de violaciones de DD.HH en la Región del Maule. En el caso específico de los sistemáticos crímenes cometidos en el centro de detención y tortura que funcionó en la denominada “Villa Baviera”, más conocida como Colonia Dignidad, denuncian que han existido escasas sentencias a los colonos por casos de violaciones a los derechos humanos. Ellas señalan que este lugar debería transformarse en un sitio de memoria, debido a que fue uno de los principales centros de detención y tortura de la región.

img_4931

En conversación con Resumen, Myrna Troncoso, Presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de Talca indicó que en la región quedan 87 detenidos desaparecidos y que la mayor cantidad de los casos está relacionado a la Colonia Dignidad y la Escuela de Artillería de Linares. “La justicia ha sido muy mezquina con nosotros, la justicia ha dado fallos que son irrisorios, casi nadie va a la cárcel, todos son con penas remitidas. Fíjate que en Colonia Dignidad no hay ningún alemán preso, ningún colono, por causa de derechos humanos, están por pedofilia, nadie va allá y le pregunta, porque el juez que llevó la causa consideró que no había que molestar a los caballeros, esa es la justicia que tenemos. No hay a quien creerle ni nadie que haga su pega como corresponde, un juez tiene que impartir justicia y no hace eso, se cargan para el lado de los victimarios”. señaló la dirigenta.

Anteriormente agrupaciones de derechos humanos y organizaciones sociales de la región del Maule han denunciado los escasos resultados en hacer justicia para las víctimas del enclave nazi-fascista en el valle del Perquilauquén. En 2014, distintas agrupaciones de la región se encadenaron a la puerta de Colonia Dignidad, para exigir al Gobierno Regional la instalación de una mesa de trabajo sobre Colonia Dignidad y derechos humanos. Con respecto a la gestión de las autoridades Myrna comentó que no hay voluntad política por parte de autoridades regionales para seguir avanzando en temas de derechos humanos, detallando que: “Nosotros tenemos una mesa de trabajo y el 29 nos vamos a reunir, llevamos dos años y no hemos avanzado nada, hemos pedido que saquen la señalética que hay de vialidad donde indican a Villa Baviera como centro turístico y tampoco lo han sacado. Vamos a ver el 29 que va a pasar, pero la verdad es que ya no tenemos esperanzas. Hemos hecho muchas cosas y hemos avanzado muy poco”, señaló la dirigenta.

Por otro lado, haciendo un análisis de la situación nacional en que se encuentran las condenas a las violaciones de DD. HH., las dirigentas denunciaron las rebajas de penas y la entrega de beneficios penitenciarios a los responsables. Debido a esto, la agrupación indicó que está llevado a cabo acciones legales ante la Corte Suprema para que ésta reconozca la jurisdicción que tiene la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y los tratados que el Estado de Chile ha adscrito. Según Myrna “Ahora están pidiendo rebajas de penas, beneficios penitenciarios y Krassnoff Martchenko que tiene como 400 años de condena, está pidiendo salir y le acogieron el recurso, así que nosotros con el abogado Leal vamos a ir a Santiago. Ya hicimos la presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque Chile no está cumpliendo los fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y si Chile no recapacita nosotros vamos a seguir adelante y el segundo paso es destituir a los ministros que no cumplen con su pega, es así de drástico”.

Por su parte, Felipe Leal Aravena, abogado que entrega apoyo a la agrupación explicó que: “La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha dictado fallos que son vinculantes para Chile, porque Chile tiene ratificado el tratado internacional, esos fallos, entre ellos el caso Barrios Altos vs Perú, establecen que aquellos que han violado los derechos humanos no tienen derecho a beneficios, sin embargo Chile, pese a estar adscrito a este fallo internacional y pese a que este fallo le es vinculante, le ha dado beneficios penitenciarios a los asesinos del caso Degollados y recientemente también a Krassnoff, que es uno de los asesinos que tiene mayor cantidad de condenas por las violaciones ocurridas a los derechos humanos de nuestro país, también está accediendo a beneficios. Nosotros a la corte suprema le hemos pedido básicamente dos cosas, primero que reconozca la jurisdicción que tiene la corte interamericana y segundo, que respecto de los beneficios penitenciarios y libertades condicionales que han sido otorgadas, estas sean revocadas” señaló el abogado.

Denuncian aumento del turismo en el valle de Colonia Dignidad.

Los manifestantes acusan el fomento en el turismo en el valle del río Perquilauquén. Ellas señalan que este lugar debería transformarse en un sitio de memoria, debido a que fue uno de los principales centros de detención y tortura de la región. Consultada con respecto a la intervención en el valle, la dirigenta señaló que: “ayer cuando fuimos nos sorprendimos que el camino está pavimentado hasta la Colonia. Como hace tres años atrás le hicieron un puente a la Colonia, osea les están facilitando el turismo y eso no puede ser, eso es una aberración, yo creo que en ningún país del mundo hacen turismo y hacen fiesta sobre los muertos, porque en la Colonia hay fosas que no se han encontrado y hay muertos ahí, podrían estar muchos de nuestros familiares”

img_4929

Impunidad de crímenes en Colonia Dignidad.

Villa Baviera es el nombre con que Paul Schäfer y sus socios rebautizaron Colonia Dignidad, el enclave nazi alemán que se afinca en la zona precordillerana de Parral, a orillas del río Perquilauquén. Allí, camino a Catillo, se instalaron a fines de 1961 apadrinados por una camarilla de políticos de derecha, siempre dispuestos a tender lazos de amistad y cooperación con los nazis.

Paul Schäfer, nacido en 1921, alcanzó a ser sargento en la última época del ejército hitleriano, ya en desbandada, y luego de la guerra se ocultó en sectas religiosas. Deambulando de secta en secta como seudo predicador, de las que fue sucesivamente expulsado por abuso de menores y apropiación indebida, decide fugarse de Alemania para escapar de dos órdenes de captura emanadas de procesos que se habían abierto en su contra por aquellos delitos. Aprovechando de que Chile era lugar de destino natural para nazis prófugos, en 1961 llegó a al país un grupo de ex soldados nazis que se ocultaban en una supuesta organización religiosa y benefactora; entre ellos venía Paul Schäfer con el mismo disfraz de predicador y guía espiritual. Con la ayuda de los consabidos padrinos, que no se preocuparon de averiguar que éste predicador era prófugo de la justicia alemana (y si lo supieron no les importó), llegaron a instalarse en la comuna de Parral usando el pretexto de ayudar a las personas afectadas y damnificadas por el terremoto de 1960.

A finales de 2015, la Corte de Apelaciones de Concepción ratificó las sentencias dictadas por el ministro en visita Jorge Zepeda Arancibia en contra de ex integrantes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y ex miembros del enclave nazi “Colonia Dignidad” por asociación ilícita para diversos delitos producidos en el predio. Penas de 4 años de presidio para los ex colonos del enclave alemán Kurt Schnellemkamp Nelaimischtzke, Gerhard Wolfgang Mücke Koschitzke, Karl van den Berger Schuurman y los ex miembros de la DINA Pedro Octavio Espinoza Bravo y Fernando Gómez Segovia fueron las condenas confirmadas por el tribunal.

Según se extrae de la investigación del Ministro en Visita Jorge Zepeda del año 2014, se dio por acreditado que la denominada “Colonia Dignidad” sirvió de base para que los condenados se organizaran en una estructura jerarquizada que planificó y ejecutó múltiples delitos, entre ellas lesiones graves, uso de armamento ilegal, violación de menores de edad y a los derechos humanos.

La sentencia ha llamado la atención por constituir una pena casi simbólica. Agrupaciones de DDHH han denunciado el manto de impunidad que cubre los archivos secretos del enclave nazi y la constante negativa de las autoridades chilenas de levantar el secreto de los archivos de Villa Baviera.

Fernando Gómez Segovia cumple condena en Punta Peuco de cinco años y un día, por el secuestro calificado de Pedro Juan Merino Molina, militante comunista detenido en Lota en septiembre de 1975. Pedro Merino fue trasladado hasta el feudo nazi-fascista de Colonia Dignidad y luego llevado a Santiago por los agentes DINA y hecho desaparecer desde el campo de prisioneros de Cuatro Álamos. Gran parte del poder y capacidades criminales desarrolladas por Fernando Gómez Segovia y su grupo desde septiembre de 1973 en adelante se debió a la participación y cooperación activa en las labores represivas, de tortura, de asesinatos, que cumplieron los alemanes del enclave de Colonia Dignidad. Partiendo de la vivienda que utilizaba Gómez Segovia en Parral y del cuartel principal de la Brigada Centro Sur, ambos de propiedad de los nazis.

Espinoza Bravo, también condenado, era el segundo hombre de la DINA tras el Mamo. Fue condenado por su participación en el asesinato de Orlando Letelier y en la Caravana de la Muerte.

En la conmemoración del cementerio de Talca, otra dirigenta de la Agrupación recordó que: “Ayer fue una de las tantas veces que hemos ido a Colonia Dignidad, fue un viaje especial porque el destino principal era llegar a una de las siniestras fosas que hicieron allí los criminales de Colonia Dignidad para sepultar a nuestros familiares, además de esconder miles de fichas. Esta es una de las fosas que nosotros visitamos, pero hay más, no las vimos, quizás en otro momento vamos a ir nuevamente a ver las otras fosas. Es algo muy fuerte, muy doloroso, muy impactante, llegar al lugar y ver ese hoyo tan profundo en donde uno piensa: estaría ahí mi familiar?, porque de hecho los cadáveres que ellos lanzaron ahí y a la otras fosas que no las vimos, fueron sacados los cuerpos, quemados y lanzados sus cenizas al río Perquilauquén que está cerca, entonces para nosotros fue muy doloroso, tenemos mucha pena aún que tengamos que estar en esta lucha tan dolorosa que no sabemos cuándo va a terminar, llevamos ya 43 años”.

Relacionados