central-termica-ciclo-combinado-fuerteventura
Inicio » Medio Ambiente

Ingresa al SEA proyecto termoeléctrico en Pemuco: su 2º mayor accionista son fondos de pensiones

27 septiembre 2016

[resumen.cl] Ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental el proyecto Central a Gas Natural Las Arcillas, una termoeléctrica que se pretende construir en la comuna de Pemuco, en la Provincia de Ñuble. La central se sumaría a las anunciadas El Campesino en Bulnes y la Central de Ciclo Combinado Tierra Noble en Cabrero.

Según señala el Estudio de Impacto Ambiental, la Central que generará energía eléctrica “a partir de una unidad de ciclo combinado (gas y vapor), utilizará gas natural como combustible. Tendrá una potencia neta de 480 [MW] y 3500 [GWh] al año. Contará con un sistema de aerocondensadores para el proceso de condensación del ciclo de vapor, cuyo consumo de agua es de 5 [l/s] en lugar de 200 [l/s] que se requerirían, por ejemplo, en caso de utilizar sistemas en base a torres de enfriamiento”

Para el funcionamiento de la turbina a vapor, el proyecto se abastecerá de un pozo que hay en el área de la Central y como respaldo el canal de regadío Casablanca, cuyos derechos de agua ya los tendría la empresa.

El gas que alimentará a la central provendrá del gasoducto del Pacífico, que se extenderá 18 kms para alcanzar a abastecer al proyecto.

La empresa titular de la central es ENGIE Energía Chile S.A., cuyo principal inversionista es la transnacional energética GDF Suez y cuyo segundo mayor inversionista son fondos de pensiones, según señalan en su web, con un 20,20% de la participación en la sociedad.propiedad-engie

En la región, GDF Suez ha sido responsabilizada por el desastre socioambiental producido en La Aguada, Yumbel, tras la construcción de la central hidroeléctrica en el Río Laja, cuya implementación ha afectado la vida sociocultural, el paisaje, la calidad de las aguas y las actividades económicas, principalmente campings, turismo y alimentación, producto de la descomposición de materia orgánica en el lecho del río y a impactos no previstos por la empresa a la hora de poner en marcha su proyecto.

Además de las Arcillas, en la región del Bio-Bio se proyecta la instalación de una serie de centrales termoeléctricas de ciclo combinado a gas natural: la central El Campesino y una segunda termoeléctrica bajo el nombre de Inversiones El Carmen de Biobiogenera, además del proyecto “Tierra Noble” de Global Power Generation GPG (filial de la multinacional española Gas Natural Fenosa) en la comuna de Cabrero.

El uso masivo de gas natural puede incrementar los impactos del cambio climático.

El gas que ahora se pretende importar al Biobío por vía marítima, proviene de un escenario de bajos valores en el mercado mundial, principalmente debido al aumento en la producción del denominado shale gas o gas de esquisto. Desde principios del siglo XXI, la extracción de gas de esquisto por perforación horizontal y fractura hidráulica o fracking ha impulsado la producción de gas en Estados Unidos, transformando los mercados globales de energía y llevando a una fuerte disminución en los precios del petróleo y el gas natural, fomentando de esta forma su uso en países dependientes de combustibles fósiles, como Chile.

Aunque el gas natural ha sido considerado como un “combustible puente” para una transición desde otros combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, hacia un sistema energético de cero emisiones invernadero, la expansión global del uso de gas natural arriesga un retraso en la introducción de tecnologías de cero emisiones, contrarrestando los potenciales beneficios de la disminución de emisiones en la sustitución de gas por carbón. Aunque la huella de carbono de la producción de gas de esquisto se compara favorablemente con otros combustibles fósiles, las filtraciones y la liberación de metano a la atmósfera durante su extracción, neutralizan los beneficios de menores emisiones, ya que el metano es un gas invernadero mucho mas potente que el dióxido de carbono.

De esta forma, la transición de carbón y petróleo a gas natural no puede proveer las profundas reducciones en las emisiones de gases invernadero necesarias para estabilizar las concentraciones de gases invernadero en la atmósfera a un nivel que podría prevenir una peligrosa interferencia antropogénica en el sistema climático terrestre. El uso de gas natural no dará como resultado, reducciones en las emisiones de las magnitudes necesarias, de hecho, si la introducción de gas natural retrasa la transición hacia sistemas energéticos de cero emisiones, existe el potencial de que el uso masivo de gas natural incremente los efectos del cambio climático para las próximas décadas.

Imagen de referencia: Termoeléctrica de Ciclo combinado

Relacionados