marcha-anulacion-ley-de-pesca
Inicio » Nacional

Pescadores del Bío Bío marchan en Concepción por la anulación de la corrupta Ley de Pesca

07 septiembre 2016

[resumen.cl] Alrededor del mediodía, cerca de 2 mil pescadores artesanales salieron a las calles desde distintos puntos de la ciudad para dar su manifiesto repudio a la Ley de Pesca, exigiendo su total anulación. La movilización tuvo ribetes nacionales en el contexto de una actividad económica -la de los pescadores artesanales- que hoy agoniza, frente a una ley hecha a punta de sobornos.

Claudio Villarroel, Presidente de la Asociación Gremial de Caleta Lo Rojas en declaraciones a Resumen señaló “Estamos respondiendo al llamado de los dirigentes nacionales de CONDEPP y de los disidentes de la CONAPACH a manifestarse contra la Ley de Pesca, aprobada bajo coimas, cohecho y corrupción, que por lo demás no debiese ser una Ley de la República. Por esta Ley, hoy tenemos políticos procesados”

La manifestación buscaba reunirse con el Intendente de la Región del Bío Bío, para a través de su figura sensibilizar a la Presidenta de la República a que anule la Ley de Pesca “que tantos problemas ha traído a los pescadores artesanales” explica el dirigente. La movilización no fue autorizada para pasar por el Puente Llacolén, sin embargo los pescadores realizaron de todas maneras su manifestación, no solo por Carrera, sino también desde la Vega Monumental y desde Paicaví.

Respecto a la postura de la CONAPACH, organización gremial que llamó a restarse de la movilización, el dirigente de Lo Rojas explica que la voz de esta organización no está representando a los artesanales y aludió a la creación de un sector disidente dentro de dicha orgánica gremial, que hoy se plantea, al igual que los agrupados en la CONDEPP, la anulación de la Ley de Pesca:

“La Confederación Nacional, no hay que olvidar que es una de las organizaciones que apoyo la actual Ley de Pesca, por lo tanto hoy día dirigentes nacionales, que están al interior de la CONAPACH que se han declarado disidentes y que están rechazando a la propia CONAPACH. Por lo menos en Coronel y en la 8va Región hoy día los pescadores están ordenados, están unidos y hay una sola voz de la pesca artesanal. Queremos dejar en claro que el señor Hugo Arancibia no representa los intereses de la pesca artesanal ni en Chile, ni en la 8va Región” afirma.

La movilización que tuvo alcance nacional, tuvo nuevamente a un manifestante herido por Carabineros. Gino Bavestrello, dirigente del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), fue golpeado y detenido en Niebla durante el Paro Nacional.14264193_740373786102139_8059055504309016514_n

Cabe recordar que en la actualidad el Senador Jaime Orpis se en prisión preventiva, formalizado por los delitos de cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios en el caso CORPESCA y han salido a la luz pública antecedentes sobre las redes de influencia de la industria pesquera a través de políticos y dirigentes de pescadores. En correos electrónicos, los gerentes pesqueros mencionan a diversos congresistas como partícipes de sus círculos de influencia. Clemira Pacheco (de quien se dice está a favor de la renovación de licencias a 10 años), Hosain Sabag y su hijo Jorge Sabag, Cristian Campos, José Miguel Ortiz, Roberto Delmastro; Marta Isasi, Miodrag Marinovic, Pedro Araya y Orlando Vargas, son algunos de los congresitas nombrados. A ello se agrega el reportaje emitido por TVN en que se reveló que Iván Fuentes junto al vicepresidente de la Corfapa, Misael Ruiz, recibieron un financiamiento mensual de $1,5 millones, además de pagos de pasajes para viajar desde Coyhaique hacia Santiago para asistir a sesiones en el Congreso a lo que se sumarían los aportes conseguidos por Patricio Walker (DC) para la candidatura de Fuentes al Congreso. Cabe recordar que Fuentes postuló como Independiente ocupando el lugar de la DC. Por esta arista también se abrió una investigación.

Pero, la actual Ley de Pesca no solo es ilegítima por la corrupción y los sobornos implicados en su tramitación y aprobación, sino que es también nefasta para la sustentabilidad de la actividad pesquera nacional, pues permite las mismas acciones que han llevado a la actividad al borde del colapso total. Tal es el caso de:

-la no prohibición de los métodos industriales de pesca, como el arrastre y el cerco;

-la mantención de cuotas de captura a partir del cálculo del Rendimiento Máximo Sostenible (RMS), es decir, capturar lo que el Consejo Nacional de Pesca determina como máxima cantidad de peces sin, supuestamente, dañar sus poblaciones. No obstante, este criterio es sumamente peligroso, en tanto no considera la posibilidad de que éstas puedan ser afectadas por variables no consideradas, tales como alteraciones climáticas o contaminación de su hábitat;

-la no implementación de un plan de recuperación de las poblaciones de peces, que necesariamente implica una moratoria en su captura y la puesta en marcha de un plan social y económico para los trabajadores del mar destinado a solventar sus requerimientos.

Los trabajadores del mar tienen bastantes expectativas respecto a la posibilidad de anular esta ley y, por otra parte, son grandes los desafíos para plasmar una legislación que permita el desarrollo una actividad pesquera sustentable y próspera. Y, en este sentido, es indispensable entender a los trabajadores de la pesca como imprescindibles para el aprovisionamiento de un alimento fundamental en nuestra dieta y, por ello, la implementación de un criterio precautorio en la captura, sin poner en riesgo la reproducción de las poblaciones de peces y la actividad productiva.

También se debería propiciar la asociatividad, buscando integrar a diversos sectores de la comunidad costera en las labores de pesca, procesamiento y distribución de productos marinos, conformándose cooperativas que sustituyan al empresariado, el cual ejerce el control sobre todas estas fases productivas.

Estos proyectos que aspiran a pescar para vivir, no tienen cabida en la política pesquera actual, manejada desde las asociaciones empresariales pesqueras. Es urgente replantearse la política de administración pesquera y esta podría ser una instancia determinante.

Foto 1: Campaña Yo Pesco

Relacionados