mesa-alternativa-sector-publico
Inicio » Trabajo

Trabajadores públicos protestan en Hacienda: denuncian a la MSP como cúpula corrupta y llaman a organizarse

20 septiembre 2016

[resumen.cl] Durante la mañana de este martes, trabajadores del sector público que no se sienten representados por los dirigentes de la Mesa del sector público que está negociando el reajuste salarial, protestaron en las afueras del Ministerio de Hacienda presentándose como Mesa Alternativa del sector público y llamaron a reactivar las organizaciones de trabajadores públicos frente a las corruptas cúpulas sindicales.

Dirigentes del sector de trabajadores a honorarios, externalizados, la disidencia de la ANEF y organizaciones del sector público y otras que no están dentro de la Mesa del Sector Público se manifestaron hoy en las afueras del Ministerio de Hacienda para presentar una mesa alternativa del sector público “frente a una negociación que año a año se repite, que es un ritual, en que los trabajadores no avanzan en sus demandas, ni de aumentos remuneracionales, ni de demandas más estructurales” señaló a Resumen Orietta Fuenzalida, directora de la ANEF y partícipe de la manifestación.

La dirigente explica la escasa legitimidad que tiene la Mesa “Por ejemplo, en estas negociaciones del sector público se han negociado demandas de los trabajadores a honorarios sin estar sentados en esa mesa trabajadores a honorarios. No hay representantes, sin embargo, los dirigentes negocian ahí con una representación que no les corresponde y los resultados son magros para el sector de trabajadores a honorarios. El Estado da una cifra y esa cifra es mucho menor que la que ellos mismos han catastrado” afirma Orietta Fuenzalida y señala que la agrupación exige que haya representación de todos los sectores que trabajan vinculados al Estado, a lo que se agrega la posibilidad de participar en la conformación de demandas que luego se presentarán al gobierno. Es decir, exigen un proceso que hoy no se da, pues el proceso ha sido secuestrado por dirigentes sindicales altamente cuestionados. “Con Jimena Aguirre -explica Fuenzalida- somos directoras de la ANEF, ni siquiera en la ANEF se discutió el guarismo que se presentó al gobierno”. El guarismo al que se refiere la dirigente es el 7,5% presentado por la MSP al gobierno y que este último respondió con una pobre oferta del 2,9%. Fuenzalida agrega “No es posible que el gobierno se siente a la mesa con la CUT a través de Carlos Insunza y Bárbara Figueroa, dirigentes que están sumamente deslegitimados, con un proceso viciado, fraudulento, de adulteración de padrones, que hace insostenible que ellos puedan representar trabajadores: es imposible que quienes están ahí por cuestiones de acuerdos político-partidistas, sin tener ninguna razón en la soberanía de las grandes mayorías de los trabajadores, estén representando a los trabajadores públicos. Ellos están absolutamente deslegitimados”

Consultada respecto a la precarización del empleo en el sector público y su inclusión en las negociaciones, la directora de la ANEF señala que eso no ocurre y que además hay todo un sector de trabajadores externalizados -es decir, que cumplen una función pública a través de una empresa privada que recibe recursos del Estado- que no son parte de las conversaciones. “Por ejemplo, los niños vulnerados, los niños que necesitan protección, están todos en manos de empresas privadas. En la salud también se da la externalización: hay trabajadores que en una condición pésima, precaria están dando la cara, atendiendo al público y a las poblaciones más vulnerables”. Esta figura contribuye a empequeñecer al Estado, privatizando las funciones públicas y de paso precarizando el empleo, sin derechos laborales, sin bonos de fiestas patrias, reajuste, etc. Todo ello con la complicidad de las cúpulas sindicales. “Los traspasos que se hacen de honorarios a contrata en estas negociaciones son insignificantes para el volumen de trabajadores a honorarios y el trabajo externalizado que hay en el Estado” sostiene la dirigente.

Según declara, la manifestación no busca que se repita el mismo proceso de negociaciones que han entablado las cúpulas sindicales con los gobiernos de turno, sino que se quiere llamar la atención de los trabajadores para avanzar en sus demandas a través de procesos de participación de las bases de los trabajadores que podría desembocar en movilizaciones, para exigir con fuerza al gobierno, que cumpla con lo estipulado por los funcionarios públicos: “Es un llamado que hacemos a los trabajadores a organizarse y unirse, a luchar por sus derechos, a no quedarse sentados esperando que una cúpula corrupta de dirigentes sindicales nos lleve al despeñadero. Antes de eso, nosotros estamos levantando esta alternativa dentro de los trabajadores porque sentimos que es necesario en estos momentos en que nuestro país se debate en una gran descomposición moral: nosotros también queremos un Estado distinto, que no sirva a la acumulación de capitales, queremos un Estado al servicio de la gente, un Estado solidario” finaliza la dirigente.

Relacionados