pastos-udec
Inicio » Educación

Transparencia en la UdeC: Una deuda por saldar

17 octubre 2016

Por Carla Bustamante F. / resumen.cl

Luego de un proceso de movilización que duró aproximadamente cuatro meses y en donde se mantuvieron casi la mitad de las carreras de la Universidad de Concepción en paro y tomas, el proceso de negociación entre la Federación de Estudiantes, FEC y las autoridades de la UdeC sigue su curso. De esta forma, estudiantes de la Universidad buscan encontrar soluciones en torno al Petitorio Único Universitario que se levantó en la movilización, el cual cuenta con tres ejes centrales: Financiamiento y Transparencia, Democracia y Educación no sexista. Además, se agrega de un apartado referido al ingreso de Fuerzas Especiales al campus universitario.

Dentro del primer punto de Financiamiento y Transparencia, las demandas son claras, se exige transparencia en cuanto a los gastos de la universidad y un mejor financiamiento de ésta hacia el estudiantado, sabiendo que si se tiene conocimiento del destino del dinero que recibe la universidad, se pueden gestionar mejoras en la infraestructura de los espacios que son destinados a la comunidad estudiantil. Así, la petición incluye el detalle de todos los gastos tanto de la universidad, como de la Corporación Universidad de Concepción, así como también la publicación de las liquidaciones de remuneración del Rector, de los directivos superiores -como Vicerrectores, Decanos y vicedecanos-, del personal de planta y el personal a contrata.

La discusión surge luego de reflexionar sobre el rol público de la UdeC, la cual pese a ser una institución privada, recibe financiamiento de fondos estatales, por lo que debería regirse bajo leyes dirigidas a instituciones públicas, como por ejemplo, la Ley de Transparencia. Frente a esto, Carla Mellado, miembro de la mesa federativa de la UdeC comenta que “las demandas apuntaban en primera instancia a adscribir la universidad a la ley de transparencia, sin embargo al no ser una institución pública, no podía ser adscrita. Ante esto, se solicitó a nivel de universidad la entrega de un informe que contenga elementos respecto a los ingresos y gastos”

Además, Mellado agrega que “en este sentido, se hace necesario que la universidad al ser privada pero con rol público, también se adscriba a un marco regulatorio mínimo que vaya en post de mejorar la educación que queremos como estudiantes, para que así los dineros que recibe por parte del estado sean gastados en las necesidades que actualmente tenemos, como aquellas contenidas en el petitorio interno”.

Cabe recordar que los estudiantes han denunciado anteriormente a la institución por su vinculación a empresas cuestionadas por su actividad contaminante, elusión tributaria y financiamiento irregular de campañas políticas tales como Celulosa Arauco y Empresas CMPC, entre otras. En relación con estas últimas empresas, la UdeC ha desarrollado un campo investigativo en torno a las necesidades de la industria forestal, por ejemplo, en la modificación genética de pinos y eucaliptus.  Además la casa de estudios está vinculada a grupos como la Lotería de Concepción, tiene inversiones inmobiliarias, una empresa de servicios químicos, una sociedad periodística, un club deportivo, entre otros. En el ámbito educativo, la UdeC maneja el IP Virginio Gómez.

En cuanto a las necesidades mencionadas dentro del petitorio único de universidad, e incluidas en el eje de Financiamiento y Transparencia, se solicita un aumento en el presupuesto destinado por las autoridades hacia cada facultad y que éste sea proporcional al ingreso que recibe la universidad mediante el pago de la cuota básica y el arancel de los estudiantes. Esto, considerando el alto nivel de ingresos hacia la universidad y la baja reinversión que esta entrega por alumno, lo cual se justifica con la deuda financiera que la Corporación Universidad de Concepción mantiene, la cual ha incrementado su valor estos últimos 18 años, sobrepasando los 200 mil millones de pesos. Así, las autoridades justifican el aumento en los aranceles y la baja reinversión por alumno, lo que repercute en problemas de infraestructura, malas condiciones laborales y el aumento en la matrícula.

Al respecto, Mellado declara que “se apunta más que nada a solucionar temas que tienen relación con la cantidad de estudiantes que tiene la universidad y el espacio disponible para dictar las clases, solicitando principalmente más salas, además de espacios comunes para poder comer o salas de estudio. Ya que, por ejemplo, en algunas facultades no se tienen espacios para que estudiantes calienten sus almuerzos y puedan comer”

Así, se espera que la respuesta de los directivos sea satisfactoria y que vaya destinada a mejorar la calidad en la educación que se viene exigiendo hace años, con una distribución equitativa de los dineros y con una mayor inversión en equipamientos e infraestructura, que sólo iría en beneficio del estudiantado que asiste a esta casa de estudios. Así, la FEC hace el llamado a informarse y a participar, comentando que “se espera, que se cumplan las garantías mínimas trabajadas en el periodo de movilización y con las exigencias que tenemos hoy en día como estudiantes, considerando que son necesidades básicas las que se están solicitando y que apuntan a mejorar la formación que tenemos hoy en día”.

Relacionados