violencia-machista-8
Inicio » Sexuales y Reproductivos

En Concepción cientos de personas marchan por el fin a la violencia contra la mujer

26 noviembre 2016

Por Valentina Riveros / resumen.cl

Hace 56 años, en República Dominicana, la violencia machista acabó con la vida de tres hermanas activistas políticas que buscaban la democracia de su país: las mariposas, Patricia, Minerva y María Teresa Mirabal, todas opositoras a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Sus muertes conmocionaron al continente por la importante labor que cometieron en su país, llevando a establecer, en el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, el 25 de noviembre de cada año como el Día Internacional de No violencia contra las Mujeres en su honor.

violnecia-machista-1

Este año, con más ímpetu que en los anteriores, la lucha por un mundo libre de violencia machista ha quedado en evidencia en las calles del país, siendo Concepción una de las zonas protagonistas en el movimiento: el contexto social de la zona ha sido favorable para visualizar las problemáticas del género femenino en distintos momentos. La lucha de cientos de mujeres por mantener su territorio libre de empresas contaminantes, jefas de familia mapuche que están constantemente enfrentándose a la excesiva represión de FF.EE respaldada por el Estado, las carencias de políticas para que la seguridad y condiciones laborales de las mujeres sean iguales que las de los hombres, y una lista de casos de violencia dentro del aula universitaria son sólo algunas de las problemáticas que durante los últimos meses han salido a la luz en la ciudad.

violencia-machista-3

violencia-machista-4

La jornada de este año comenzó a mediodía en el centro de la ciudad, donde ex presas políticas se unieron para pedir justicia no sólo por ellas, sino por todas las compañeras que se vieron violentada por años y sus agresores quedaron impunes frente al Estado, una problemática que desde comienzos de la dictadura ha sido invisibilizada por la Justicia chilena.

violencia-machista-5

violencia-machista-6

Cerrando la tarde, se realizaron dos marchas en la ciudad. Una de ellas, convocada por el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, protagonizada por trabajadoras y trabajadores del SERNAM de distintas zonas de la región. Esta actividad tuvo poca convocatoria, ya que el organismo no es representativo en sus políticas y formas de manejar las situaciones de violencia. Además, es representante de un gobierno que ha actuado impune frente a distintas situaciones en las que las mujeres han sido vulneradas, tal como es el caso de Lorenza Cayuhan, presa política obligada a dar a luz engrillada por hombres gendarmes, quienes siguen impunes.

violencia-machista-7

En paralelo, cientos de mujeres y hombres se reunieron en Tribunales de Justicia con mayor convocatoria, siendo acompañadas por familias completas, mujeres de la tercera edad, ex presas políticas y compañeros, grupo que recorrió las arterias principales del centro de Concepción realizando diversas manifestaciones artísticas en rechazo a los diversos tipos de violencias que día a día aquejan a miles de mujeres del país y las matan, como es el caso de las 34 mujeres que han perdido su vida en manos de hombres que creen tener el manejo no sólo de sus cuerpos, sino de cómo piensan, viven y actúan.

violencia-machista-9

violencia-machista-10

25 de noviembre, un día significativo para miles de mujeres en el mundo, sigue siendo y siempre será un símbolo de resistencia contra una sociedad patriarcal que día a día mata a miles de mujeres, que deja impune a violadores que destruyen las vidas de niñas, jóvenes y adultas, a acosadores y maltratadores. Pero hoy, el panorama es distinto: las nuevas generaciones han sido capaces de generar un espacio en el que es posible conversar sin vergüenzas las experiencias para poder lograr un cambio, un espacio de empatía con todas y todos quienes alguna vez han sido víctimas del intolerante macho abusador que cree ser superior a los demás, y en comunidad, se han forjado lazos que permiten levantarse y alzar la voz para gritar “Ni una menos” esperando que en algún momento de la vida, nuestras madres, hijas y compañeras puedan dejar de sentir miedo por ser mujeres.

Relacionados