20161129_200707
Inicio » Cuenca del Carbóntitle_li=Lota

Homenaje a Fidel, en Lota.

30 noviembre 2016

No es posible, para los ‘lotinos’, olvidar a Fidel Castro. En su larga estadía en Chile se dio tiempo para visitar Lota y compartir con los mineros, el 18 de noviembre del año 1971. El pasado martes, se rindió homenaje a quien será recordado no solo por su visita a la zona del carbón, sino, al que desbordó solidaridad entre los pueblos señalando un camino de lucha por la dignidad humana. A pesar de las controversias que seguirá generando su figura.

Escrito por Pepereveco / Resumen.cl

La calurosa tarde, del martes 29 de noviembre, solo era aplacada por la sombra de los árboles de la Plaza de Armas de Lota. Allí se reunían diversas banderas y personas de distintas edades convocados para rendir homenaje a la partida de quien fuera el referente fundamental de la Revolución Cubana, fallecido recientemente a los 90 años.

El acto político-musical fue convocado, particularmente, por la familia Rivera-Silva y por militantes de Izquierda Libertaria. Colaboraron y se hicieron presentes, también, el Movimiento La Dignidad, Coordinadora No más AFP-Lota, Partido Comunista, Estudiantes de la ELAM. El acto estuvo marcado por una fuerte presencia juvenil, tanto en las intervenciones discursivas como en lo musical.

De acuerdo a Nicolás Vega, conductor del evento, el resultado que deja la actividad tiene un claro mensaje: “para lograr los objetivos que nuestro país necesita requerimos de unidad, unidad, unidad. El Comandante fue claro en señalar que para llevar a cabo los cambios, sea el contexto en el cual nos encontremos, debemos propiciar de mucho trabajo colectivo, trabajo programático y ver también a un Estado que sea garante de los derechos, haciendo la guerra y el embate, como lo hizo contra el imperialismo”.

En lo que respecta a Lota, indica: “la tarea fundamental que nos queda, a nosotros como lotinos y lotinas, es converger en un programa amplio que nos permita, también,  poner en la mesa las verdaderas y reales necesidades que tiene nuestra comuna, poder levantar un referente amplio político y social, que nos permita hacer las disputas en los diversos ámbitos en los que estemos luchando”.

Quien conoció tempranamente y estuvo cerca de Fidel es Vasily Carrillo, “Cuba es mi segunda patria, viví, estudié y fui subordinado de Fidel, porque fui militar en Cuba, fui oficial de las fuerzas armadas y él era el Comandante en Jefe. Además, me tocó vivir momentos cruciales con él, lo que significó para nosotros que él nos planteara la misión, la tarea de ir a combatir a Nicaragua en la ofensiva final del Frente Sandinista contra la dictadura de Somoza”.

A Vasily, recordar a Fidel, le retrotrae a muchos momentos significativos, desde su infancia hasta su vida en la isla; por tanto, aunque se esperaba el fallecimiento no  le ha dejado de impactar y luchar con un cúmulo de emociones. El acto realizado es importantísimo, porque, la relación que tuvo Fidel con Chile está estrechamente ligada a la relación que tuvo con Lota.

Al preguntarle por la concurrencia de jóvenes, participando en este acto de homenaje, Carrillo, señala: “hay que valorar, principalmente, que la gran mayoría eran jóvenes; eso es rescatable, valorable. Fidel ya cumplió 90 años; Fidel triunfó hace más de 56 años; Fidel estuvo en Lota hace más de 30 años; por lo tanto, que los jóvenes de hoy día que tienen 17, 18, 20, 25 años realicen estas actividades es más valioso que, a lo mejor, que hayan estado 100 adultos, que por obligación debieron haber estado, porque son los adultos que vivieron en carne propia la solidaridad, el valor que tiene la revolución cubana, desde el punto de vista del Internacionalismo, desde el punto de vista de cómo ha sido capaz de trasladar sus ideas, sus visiones, sus solidaridad hacia otros países del mundo, incluyendo Lota”.

Se entusiasma, Vasily, hablando de Lota y sus proyecciones futuras; del papel que les toca a los jóvenes asumir en estas tareas, de la lucha contra el neoliberalismo con alternativas viables al mundo conservador.

Son los mismos jóvenes los que van desmontando el decorado que ambientó el acto; la gente se ha retirado, al igual que el calor para dar paso al frescor del crepúsculo. Fidel, en tanto, sigue rumbo al encuentro con los grandes.-

Relacionados