buque_contenedores671891
Inicio » Medio Ambiente

Marine Harvest Noruega busca criar salmones en buques de carga para evitar parásitos

29 noviembre 2016

[resumen.cl] La mayor empresa productora del salmón en el mundo, Marine Harvest ASA, está evaluando la cría de peces a bordo de grandes buques cargueros de la clase “Panamax”, debido a la expansión de un parásito que ataca a los peces en aguas noruegas, según señaló un reportaje de la agencia Bloomberg. Las autoridades de Noruega han elevado los estándares ambientales de esta contaminante industria.

Noruega es el principal productor de salmón en el mundo, pero su producción se está reduciendo desde hace algunos años. De acuerdo a autoridades del país escandinavo, cuando los salmones escapan de las piscifactorías, sus parásitos se dispersan y pueden acabar afectando al resto de los peces. En este contexto, la empresa Marine Harvest ASA ha propuesto realizar la cría de salmones a bordo de un barco de carga de la clase “Panamax”, buques destinados al transporte de carbón y acero y diseñados para el tránsito del Canal de Panamá.

“Se trata básicamente de poner en marcha una forma renovada de piscicultura”, explicó el director ejecutivo de la compañía, Alf-Helge Aarskog al diario El País de España.

La empresa Marine Harvest busca obtener licencias del gobierno noruego para proyectos de salmonicultura industrial, asegurando que ningun salmón pueda escapar al mar abierto.

En 2016, se espera un decrecimiento de alrededor de 7% (2,15 millones de toneladas) debido a brotes de parásitos en el mar de Noruega y a blooms microalgales que han desplomado la producción en Chile durante el primer semestre de 2016.

Desde 2011, el precio del salmón noruego se ha triplicado y actualmente alcanza el record de 7,57 euros por kilogramo. Aarskog explicó que solamente en 2015, esta industria gastó más de 500.000 euros para combatir a los parásitos.

Nuevos modelos de producción acuícola a gran escala.

Los parásitos que afectan a los salmones de cultivo se difunden cerca de la costa, a baja profundidad, debido a esto, las empresas buscan modelos alternativos para continuar con su negocio. Junto a la cría de salmones al interior de buques de carga, se ha propuesto la construcción de criaderos cerrados, enormes jaulas en forma de huevos sumergidas en el océano.

Alrededor de 6 millones de euros vale una licencia normal para cría industrial de salmones, pero los permisos gubernamentales bajan hasta a un millón de euros para proyectos considerados más innovadores y con mayores normas de bioseguridad.

De acuerdo a la agencia Bloomberg, el costo de los buques de transporte ha caído un 94% en la ultima década, alcanzando hoy el precio de 6 millones de euros, junto a esto, la compra de los tanques de criadero alcanzaría un valor de uno a tres millones, dejando el costo de operación en torno a 16 millones de euros, cerca de la mitad del costo de una granja convencional, señaló Erik Stavseth, analista de Arctic Valores.

Hasta ahora, las autoridades noruegas han aprobado únicamente un proyecto de la empresa SalMar ASA, tercer productor de salmones en Noruega, con un proyecto en mar abierto, donde se supone que los parásitos no podrían sobrevivir.

En Chile, se ha reportado que la acuicultura industrial, especialmente la industria salmonera y su modelo exportador realizan su producción con estándares ambientales muchísimo más bajos que en Europa. En los últimos años esta industria ha contribuido a la dispersión de distintas especies de parásitos y organismos patógenos en el mar interior de Chiloé y Aysén, afectando su propia producción salmonera. Asimismo, esta industria han sido denunciada en reiteradas oportunidades por su alta demanda de recursos alimenticios, por una altísima explotación laboral, y por trastornos sociales e impactos ambientales en los territorios donde esta se ha desarrollado.

Relacionados