Inicio » Derechos Humanos

Dictan sentencia contra ex Patria y Libertad, pero benefician a ex general, por secuestro calificado de estudiante de Los Ángeles en 1973

28 Diciembre 2016

[resumen.cl] En una nueva vergonzosa aplicación de la impunidad, el Ministro especial para causas por violaciones a los Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Concepción, Carlos Aldana, dictó una incomprensible sentencia en la causa que sustancia por el secuestro calificado de Luis Ángel Ariel Cornejo Fernández, delito cometido en la ciudad de Los Ángeles en septiembre de 1973. En el fallo, dictado este 28 de diciembre, el ministro Aldana condena a 5 años de presidio al ex integrante del grupo fascista Patria y Libertad Juan Patricio Abarzúa Cáceres y al ex general de ejército Patricio Gustavo Martínez Moena, pero este último fue beneficiado con la unificación de penas, puesto que cumple condena por el caso “ENDESA”, por lo que recibe una condena simbólica de 5 años y un día, que fueron incluidas en su purga por 20 años.

Abarzúa Cáceres y Martínez Moena (causa rol 19.886, desacumulada) son declarados coautores del secuestro calificado del estudiante Luis Ángel Ariel Cornejo Fernández, militante comunista, de 23 años de edad, desaparecido en Los Ángeles, en octubre de 1973 desde el “campo de concentración” que las bestias de la dictadura instauraron a partir del golpe militar en el Regimiento Reforzado N° 3 de dicha ciudad.

Según consigna la acusación, en los primeros días de octubre de 1973, al interior del regimiento, “fue sacado de la carpa en donde estaba junto al detenido Osvaldo Gustavo Rojas Ortiz y llevado al sector denominado Picadero, lugar destinado a interrogatorio bajo torturas de detenidos políticos, donde un civil adscrito al servicio de inteligencia señalado, trasladó a los detenidos Rojas y Cornejo, el primero destinándolo al sector de las caballadas (o naves) mientras que Cornejo Fernández ingresó al Picadero, perdiéndose desde ese entonces todo rastro suyo, sin tenerse noticias de su paradero o destino cierto hasta el día de hoy”

El ex miembro de la banda facha Patria y Libertad, Abarzúa Cáceres, participaba de las torturas y ejecuciones, y vestía uniforme militar, consignan varios testimonios del caso.

El Regimiento de Los Ángeles fue uno de los epicentros de las violaciones a los derechos humanos más bestiales de la dictadura en la región del Bío Bío. Cientos de campesinos y trabajadores de la zona sufrieron las torturas más sanguinarias, asesinatos y desapariciones como en el mencionado “Episodio ENDESA”, que investigó el secuestro y homicidio calificados de 23 trabajadores de la centrales hidroeléctricas El Toro y El Abanico, ubicadas en la precordillera de la provincia; siete de ellos fueron ejecutados y el resto hechos desaparecer. En este caso hay condenas contra Martínez Moenaa la pena de 20 años de presidio, sin beneficios-, el ex oficial de ejército Walter Ludwig Klug Rivera, quien se encuentra prófugo a 10 años y 1 día de presidio, sin beneficios- e Ismael Humberto Espinoza Silva5 años de “presidio”, con el beneficio de la libertad vigilada-. Klug Rivera era el jefe del campo de prisioneros del Regimiento y pese a recibir renta mensual del ejército sigue graciosamente prófugo, sin ser habido para que cumpla condena; no sería extraño que alguien se olvidó de dictar la orden de captura.

Lo vergonzoso, además de la baja cuantía de las penas, es que la argumentación del fallo reza sobre continuas aseveraciones del respeto a los tratados internacionales y lo imprescriptible de las causas por violaciones a los DDHH, sin embargo la unificación de penas aplicada por Aldana en el caso de Martínez Moena es una violación de los tratados que cita, representa una forma descarada de otorgar impunidad, y significa una aplicación de normas más favorables al condenado que termina convirtiendo en beneficios (propios de delitos comunes) lo que son agravantes en delitos de lesa humanidad.

Relacionados