Inicio » Latinoamérica

Tras 36 años de prisión EE.UU. excarcelará Óscar López Rivera, el Mandela puertoriqueño

20 Enero 2017

[resumen.cl] En el último suspiro de su administración, Obama anunció que ha ordenado liberar al Nelson Mandela “boricua”, el independentista puertorriqueño Óscar López Rivera, la acción se concretaría el próximo 17 de mayo.  López Rivera cumplirá 36 años de prisión política, 12 de estos años en aislamiento total, en prisiones norteamericanas y no puertorriqueñas, en una política de dispersión similar a la de los colonialistas españoles con los prisioneros independentistas vascos.

Lopéz Rivera saldrá el próximo 17 de mayo de prisiones norteamericanas, otros prisioneros políticos seguirán en prisión, muchos anónimos luchadores, independentistas puertorriqueños, afroamericanos, dirigentes pueblos originarios, de la minoría latina y grupos de izquierda, otros muy reconocidos como el Leonard Pertier, quien lleva recluído 40, miembro del Movimiento Indígena Estadounidense (AIM por sus siglas en inglés) o Mumia Abu Jamal, periodista y activista afroamericano condenado a muerte y que lleva 25 años en prisión.

En 1999 López Rivera fue uno de los 14 presos miembros de las FALN de Puerto Rico, a los que el presidente Bill Clinton ofreció indulto, pero López Rivera lo rechazó porque dos de sus compañeros quedarían en prisión.  Esta vez él es el último preso de su organización en ser liberado.

El 2011 su abogada presentó una petición de clemencia al presidente Barack Obama, única medida posible para su liberación. Los esfuerzos a favor de su excarcelación tienen el respaldo de líderes mundiales y cinco premios Nobel, como Rigoberta Menchu, Adolfo Pérez Esquivel, Desmond Tutu y Coretta Scott King, viuda de Martin Luther King.

El 18 de junio de 2012, el Comité de Descolonización de la ONU aprobó una resolución promovida por Cuba, en la que pedía que se reconozca el derecho a la independencia y autodeterminación de Puerto Rico e instaba a la liberación de los independentistas prisioneros en Estados Unidos. El proyecto apoyado por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, fue adoptado por consenso por el Comité.

Durante el 2015 el pre candidato demócrata Bernie Sanders se pronunció durante las primarias demócratas por la libertad de Óscar, también el Papa Francisco ha realizado gestiones en este sentido.

En Puerto Rico la noticia de su pronta liberación es celebrada por dirigentes, políticos, sindicales y sociales, además de una serie de reconocidos personajes del deporte, la cultura y la televisión. Ricky Martin en una columna de opinión en el diario El Nuevo Día manifestó “pero sobre todo, la hermandad que provocó en nuestro pueblo, me inspiraron un profundo compromiso con el objetivo de su excarcelación”. Palabras que grafican claramente lo transversal del sentimiento de felicidad que hoy reina en Puerto Rico con esta noticia.

Como lo manifestó Residente de Calle 13, este es un triunfo del pueblo boricua y toda la solidaridad de los pueblos latinoamericanos a la cual agradeció. El dirigente independentista Julio Murientes emocionado hasta las lágrimas señalo el impacto que esta noticia tenia para los puertorriqueños para la cadena Telesur, las muestras de alegría llegaron al conjunto de la sociedad, palabras.

Quien es Óscar López Rivera

López Rivera, nacido en 1943 en Puerto Rico, es un líder independentista Boricua, como se conoce a los puertorriqueños, por ser este el pueblo originario de la isla, antes de la llegada de los colonialistas españoles.  Óscar, como muchos de sus compatriotas emigró a temprana edad a Estados Unidos, específicamente Chicago, donde fue reclutado por el ejército para la guerra de Guerra de Vietnam, en la que fue condecorado por su valor en combate.

Al regresar a Chicago, se integró a la lucha por los derechos del pueblo puertorriqueño y participó en actos de desobediencia civil y militancia pacífica.

En 1976 se integró a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional. En 1981 fue capturado por FBI acusado de “conspiración” y por su militancia en las FALN.

Al momento de su captura, reclamó para sí la condición de “Prisionero de Guerra”, amparado en el protocolo primero de la convención de Ginebra de 1949.  El protocolo de Ginebra ampara a Oscar López por ser una persona detenida en conflicto y lucha contra la ocupación colonial.

EE.UU. no reconoció la exigencia de López Rivera y lo condenó a 55 años de prisión, tras un supuesto intento de fuga, la sentencia aumentó a 70 años de cárcel.

Relacionados