Inicio » Internacional

Batallas decisivas en las próximas semanas contra el Estado Islámico (DAESH) en Siria e Irak

17 Febrero 2017

[resumen.cl] Tras la conquista de Alepo por parte del Ejército Sirio hace algunos meses, durante enero, Turquía acentuó su giro en relación a la guerra en Siria iniciando conversaciones con Rusia e Irán, las cuales se plasmaron en la conferencia sobre Siria en Astana, capital de Kazajistán. Tras Astana se instaló una tregua entre grupos opositores sirios, parte importante de grupos yidahistas con el gobierno Sirio, para concentrar fuerzas en contra del autodenominado Estado Islámico (DAESH o ISIS según sus siglas en árabe o ingles).

La llegada de Trump a la casa blanca, el empantanamiento del régimen Saudí en Yemen, así como los acuerdos comerciales por Gazprom entre Rusia y Qatar, restaron apoyos financieros y militares importantes al DAESH. Cuestión que visualizaron otros países como Jordania quien también ha disminuido su intervención desestabilizadora en Siria o Israel que estos días ha propuesto cesar sus acciones militares de apoyo a los rebeldes a cambio de una entrega definitiva de las alturas del Golán, bajo su ocupación desde la guerra de los 6 días (1967).

Doble juego Turco

El Ejército Turco intenta ampliar su área de influencia en el norte de Siria, en alianza con los rebeldes del Ejército Libre Sirio, intentan tomar posiciones del Estado Islámico antes que los kurdos lleguen a ellas y de hecho sus fuerzas combaten más a los kurdos que a los propios fundamentalistas del ISIS. Sin embargo sus ataques al norte de Al-Bad han sido contenidos por el DAESH, quienes al contrario no han podido detener el avance del ejército sirio y las milicias libanesas de Hezbollá al sur y oeste de esta misma ciudad, lo que cerraría el paso al ejército turco hacia el centro de Siria. La batalla por Al-Bad, pronta a desarrollarse, será decisiva en esta historia.

Desde el noreste, los kurdos que vienen desarrollando una exitosa ofensiva relámpago contra la capital de Estado Islámico (Raqqa), llegando esta semana a solo 5 kilómetros de la ciudad. Tras la ocupación de los silos de Shanina, Jirs Shanina, Tall Mahlas y Mahran, los kurdos se encuentran amenazados por el constante ataque turco a su retaguardia en el norte: Arima, Kaukali y Afrin en norte de Siria.

Avance del Ejercito Iraquí

Por su parte el ejército iraquí avanza sobre la mayor de las ciudades controladas por el DAESH: Mosul, en esta ciudad iraquí se encontraría Bagaddi el líder del grupo islamista. A mediados de enero el ejército iraquí logro el control de la zona este de la ciudad y ahora avanza hacia la zona oeste. En combates en el barrio de Al-Islah Al-Zaraei se encontró muerto a Abu Yahya Al-Iraqui alto comandante del DAESH responsable de los ataques con armas químicas.

Confrontación entre facciones Islamistas

Tras la caída de Alepo y otras ciudades el ejército sirio ha dado la posibilidad a las fuerzas que se rinden de evacuar las ciudades y así evitar más daño a civiles. La mayor parte de estos evacuados de diversas facciones se dirigen a la provincia de Ibid al oeste de Alepo y fronteriza con Turquía, donde se sienten seguros. Sin embargo entre ellos han estallado una serie de confrontaciones internas que han terminado en la extinción física de algunas facciones, las cuales se han articulado en dos frentes que mantienen una guerra interna por el control de la provincia.

Batallas decisivas en las próximas semanas

Al igual que la batalla que se espera por el control de Al-Bad en el norte de Siria, en otras provincias se esperan batallas importantes en las próximas semanas, tales como las tan esperadas ofensivas de Deir Hafer y Palmira del Ejército Árabe Sirio; Y el asalto a Deir Ezor contra el Estado Islámico.

En las próximas semanas, la batalla por Wadi Barada debería concluir, allanando el camino para la nueva operación militar del Ejército Árabe Sirio en el área de Beit Jinn a lo largo de la frontera entre el Golán y Damasco en el oeste de Siria.

Mientras que estas ofensivas se producen en el norte y el este de Siria, la capital de Damasco ha estado apareciendo en las noticias diarias, con intensos tiroteos reportados en el este de Guta y el área de Wadi Barada.

Mientras tanto, en el este de Alepo, frente al Ejército Árabe Sirio, el Ejército turco debería hacer otro importante empuje hacia la ciudad clave de al-Bab, donde el Estado Islámico parece estar desgastado.

Fuerzas iraquíes junto a las milicias Hashid al Shaabi han realizado importantes acciones en torno al corte de carreteras y vías de escape del DAESH hacia Siria al este de la provincia iraquí de Ninive, especialmente en la carretera entre Mosul y Raqqa (capital del Estado Islámico).

El Estado Islámico parece desgastado, sin embargo aún conservaría mucho poder de fuego. La perdida de territorio le permite concentrar fuerzas, mientras llegan a Siria muchas tropas provenientes de Irak. La caída definitiva de Mosul podría generar un éxodo masivo de combatientes de DAESH hacia Siria nuevamente.

Relacionados