Federación de Agua Potable Rural entregó propuestas para abastecer sectores afectados por incendios
Inicio » Nacional

Federación de Agua Potable Rural entregó propuestas para abastecer sectores afectados por incendios

28 Marzo 2017

Cristián Frêne – Pedro Andrade / resumen.cl 

La Federación Nacional de Agua Potable Rural (FENAPRU) se reunió con el Coordinador Nacional de la Reconstrucción, Sergio Galilea (también Subsecretario de OO. PP.), con el propósito de entregar propuestas orientadas al abastecimiento de agua para uso humano en localidades rurales concentradas y dispersas afectadas por los recientes y masivos incendios forestales.

Aquí puedes acceder a la presentación de la propuesta

La reunión se llevó a cabo el martes 22 de marzo en las oficinas del MOP, con la participación de la Presidenta de la FENAPRU, Gloria Alvarado y el Subsecretario de Obras Públicas y Coordinador Nacional de Reconstrucción post incendios, Sergio Galilea, además del Subdirector del Agua Potable Rural, Nicolás Gálvez, el Subdirector General de Aguas, Miguel Silva, el representante de la Red LTSER-Chile, Cristián Frêne y el colaborador de FENAPRU, Felipe Tapia, de Fundación Newenko.

La propuesta de la FENAPRU se enfoca en asegurar el abastecimiento de agua de las familias afectadas, generando un modelo de gestión local del agua, donde se promueven soluciones participativas y se conjuga el conocimiento y gestión de la comunidad local y los gobiernos provinciales y comunales. Estos actores, apoyados por un equipo multidisciplinario de profesionales, elaboran un diagnóstico socio-ecológico y un plan de trabajo, cuyo objetivo es asegurar agua de calidad para uso familiar en cada territorio.

En este sentido, la dirigente de FENAPRU expresó su preocupación por el devenir de los miles de afectados directamente por la catástrofe de la pasada temporada estival y los habitantes de las distintas localidades arrasadas por los incendios, “pero no sólo de los poblados concentrados como Santa Olga y Curepto, sino también las localidades rurales dispersas que fueron las más golpeadas por los incendios”.

“Desde hace mucho tiempo venimos señalando que tanto las plantaciones de monocultivo forestal como las plantaciones agrícolas con riego tecnificado, que se han incrementado considerablemente en los últimos años en territorios rurales, han sido y son una clara amenaza a nuestras fuentes de agua, dado su alto consumo de agua; si a ello sumamos la sequía la situación empeora considerablemente. Como FENAPRU estamos muy preocupados de ello”, dijo.

“Creemos que la productividad debe ser armónica con los territorios, debe haber un equilibrio cuidando especialmente no deteriorar la vida de quienes habitan y el agua que consumen. En los sectores rurales conviven tanto las empresas con este tipo de cultivo y los Comités de Agua Potable Rural, por tanto le hemos solicitado al Subsecretario especial atención entendiendo que se puede hacer algo. Presentamos una propuesta que es totalmente factible de llevar a cabo. Estamos muy agradecidos de su buena disposición y de la oportunidad que se genera para demostrar nuestra propuesta”, agregó la dirigente.

Propuestas

Según explicó Cristián Frêne, a través de las propuestas entregadas se espera recuperar funcionalmente los ecosistemas de pequeñas cuencas (o microcuencas) que dan origen a vertientes y esteros que son utilizados por la población local para abastecerse del vital elemento.

El experto aseguró que en estas microcuencas se deben promover acciones de manejo como la instalación de una zona de protección ribereña (franja de bosque nativo a ambos lados del estero) y la restauración con bosque nativo de las cabeceras (partes altas de las microcuencas) que captan y almacenan el agua de las lluvias. “También es fundamental promover buenas prácticas de manejo agrícola, ganadero y forestal, para asegurar la disponibilidad de agua y su calidad en el largo plazo; además este tipo de prácticas fortalece la Agricultura Familiar Campesina”, añadió.

La captación de agua se construye en la parte baja de la microcuenca y se conecta a una red de agua potable que distribuye el agua a la población local. La idea es establecer una nueva forma de manejar las fuentes de agua, considerando no solo la red de abastecimiento (como se ha hecho hasta ahora) sino también el origen del agua. En su conjunto se puede hablar de gestión local del agua.

“Este modelo de gestión local del agua requiere una inversión relativamente pequeña, en comparación con las medidas de emergencia implementadas actualmente por el Estado (camiones aljibe), y permite asegurar el abastecimiento de agua en el largo plazo”, dijo Frêne, asegurando además que la propuesta fue bien recibida por Galilea, quien se comprometió a estudiar en detalle la documentación entregada, para evaluar su posible aplicación en territorios afectados por los incendios.

Por su parte, el representante de Newenko, Felipe Tapia, valoró la preocupación de la autoridad por el tema. “Destacamos la apertura demostrada hacia propuestas nacidas de un trabajo en conjunto entre la FENAPRU y la sociedad civil organizada. En las zonas afectadas por los incendios existen severos problemas de acceso al agua, previos a los siniestros. Replicar un modelo de monocultivo forestal como el que existía en la zona no haría sino profundizar aún más los problemas hídricos, donde los principales afectados serán las personas más vulnerables”, expuso.

En las próximas semanas FENAPRU espera avanzar en la definición de algunos CAPR de la zona afectada que puedan implementar este modelo de gestión local del agua, para lo cual es fundamental contar con el apoyo gubernamental.

Foto de Archivo: Incendio en Pinihue, enero de 2017.

Relacionados