Organizaciones socioambientales del Bío Bío denuncian conflicto de interés del nuevo Ministro de Medioambiente Marcelo Mena

Organizaciones socioambientales del Bío Bío denuncian conflicto de interés del nuevo Ministro de Medioambiente Marcelo Mena

[resumen.cl] Durante la jornada de este martes 28 de marzo, organizaciones socioambientales de la Región del Bío Bío realizaron una denuncia pública en contra del recientemente nombrado Ministro de Medioambiente, Marcelo Mena, acusando su conflicto de interés por haber trabajado para la empresa detrás del proyecto GNL Penco Lirquén, más conocido como Octopus.

La Agrupación Bulnes Sin Termoeléctricas, Pemuco Sin Termoeléctrica y la Coordinadora contra el proyecto Octopus realizaron hoy una denuncia pública contra Marcelo Mena, el nuevo Ministro del Medioambiente y a quien consideran “un enemigo para las comunidades organizadas en defensa del Medio ambiente y la salud de las personas.” Los manifestantes se reunieron primero en plaza España y luego llegaron a expresar su descontento en las puertas de la SEREMI del Medioambiente.

Mena asumió el cargo tras la renuncia de Pablo Badenier, quien asumió como jefe de campaña de la candidata presidencial de la DC Carolina Goic. El cuestionamiento que se le hace a Mena son sus asesorías a la empresa titular de GNL Penco Lirquén, Australis Power (actualmente Biobíogenera), en efectos de la calidad del aire que pudiera causar la termoeléctrica en Bulnes, lo que para los manifestantes representa un evidente conflicto de interés.

Marcelo Mena, desde su bautizo en la televisión como el “hombre cero emisión” se ha mostrado como un ferviente medioambientalista que defiende la utilización del gas en proyectos energéticos, por su menor grado de emisiones contaminantes -justamente el discurso que ha utilizado la empresa Biobiogenera en sus campañas comunicacionales-.

En realidad, esta oferta de gas a nuestra región, lejos de buscar mejorar las condiciones de vida de la población local, se orienta exclusivamente a aumentar las ventajas económicas del empresariado al aumentar el volumen total del mercado industrial al que abastece, con el pretexto de reducir emisiones de material particulado al mínimo costo. De esta forma, la disminución en las emisiones de fuentes puntuales trae como contraparte el aumento de la capacidad industrial completa de la región.

En la actualidad, el proyecto GNL Penco Lirquén (Octopus) se encuentra tramitando la consulta indígena suspendida arbitrariamente por el Servicio de Evaluación Ambiental, tras el fallo de la Corte Suprema que obligó a la institución a realizar dicho proceso. La Suprema determinó revocar la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto tras un recurso presentado por una comunidad lafkenche de Penco, pero el proyecto energético ha sido reactivado con el inicio de la consulta indígena del Servicio de Evaluación Ambiental.

Estas leyendo

Organizaciones socioambientales del Bío Bío denuncian conflicto de interés del nuevo Ministro de Medioambiente Marcelo Mena