La Destrucción del Mar Austral es el Síntoma… SERNAPESCA ES LA ENFERMEDAD.

La Destrucción del Mar Austral es el Síntoma… SERNAPESCA ES LA ENFERMEDAD.

Por Héctor Kol / Sinrepresassinsalmoneras.blogspot.com

El 13 de marzo de 2017 deberá ser recordado como el día de la “Gesta de Puerto Edén”, cuando el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (SERNAPESCA) y la Armada de Chile, asumiendo todos los riesgos que implica la defensa del patrimonio pesquero nacional y el Estado de Derecho en los temibles mares de la Patagonia, interceptaron a un par de ancianos de la etnia Kawesqar y recuperaron, para la grandeza de la Patria, 7 KILOS DE OSTIONES que los indígenas habían tomado al margen de la llamada “Ley Longueira”, la Ley más corrupta que se ha tramitado en Chile [1].

Así, SERNAPESCA, rompiendo su noble tradición de fiscalizar a través de planillas Excel, llenas de datos que les entregan los propios “fiscalizados” y que “navega” en camionetas 4X4 porque aún sigue siendo un servicio sin lanchas, superó sus debilidades para descubrir a parte de la “mafia” que acaba con los recursos bentónicos en el país: dos peligrosos y temibles ancianos Kawesqar…

La “Ley Longueira” ha salvado, así, su integridad. No iban a ser dos ancianos kaweskar  los que iban a arruinar la operación de sobornos, tráfico de influencias, correos clandestinos, asesorías “orales” y financiamiento de campañas políticas de parlamentarios y Presidentes de la República, que se mantuvo durante 10 años (desde el gobierno del Capitán Planeta para adelante) para promulgar una Ley como esa, la misma que fue protegida, mediante una operación militar llena de audacia, por SERNAPESCA y la Armada de Chile en ese nido de depredadores que es Puerto Edén, en la Región de Magallanes…

A unas decenas de kilómetros de este peligroso lugar, centros de producción de salmones ubicados en el Estero de Poca Esperanza de la Comuna de Puerto Natales, eran favorecidos por ampliaciones de producción aún cuando habían colapsado el sitio en que emplazan sus balsas-jaulas con sus producciones originales, es decir, con producciones hasta cuatro veces menores a las que ahora estaban autorizados para producir y que habían generado “condiciones anaeróbicas” (donde la vida acuática es imposible) en el sedimento bajo sus balsas-jaulas.

¿Cómo consiguieron eso las salmoneras?

La respuesta es simple: porque existe SERNAPESCA.

En efecto, los centros de producción de salmones obligatoriamente deben entregar “Informes Ambientales” (INFAs) donde reportan el estado ambiental del sitio de emplazamiento de sus balsas-jaulas tras un ciclo productivo.

La INFA la entregan a SERNAPESCA, quien certifica que el sitio se encuentra en estado “aeróbico” o “anaeróbico” de acuerdo a los datos que consultoras privadas, contratadas por las empresas, le entregan … en planillas Excel.

Aunque hemos demostrado que centenares de estas INFAs contienen datos falsos y que la Contraloría General de la República en Septiembre de 2016 evacuó un informe donde señaló que el 72% de los centros de producción del tóxico “salmón chileno” que fueron objeto de una auditoría funcionaban AL MARGEN DE LA LEY (de la Ley Longueira) nada ha cambiado hasta la fecha y las Consultoras siguen elaborando INFAs con información falsa… y SERNAPESCA los sigue certificando.

Pero no sólo eso.

Un nuevo Informe de Auditoría de la Contraloría General de la República [2] ha constatado otras irregularidades en el proceso de evaluación ambiental de proyectos de producción de salmónidos: el ocultamiento de los INFAs que señalan las condiciones “anaeróbicas” en que se encuentran centros de engorda de salmónidos que solicitan ampliaciones de producción. Y ese ocultamiento lo hace… SERNAPESCA.

En efecto, tras una denuncia de la ONG REAL CHILE, basada en un artículo publicado en el año 2015 en este mismo blog [3], la Unidad de Auditorías en Medioambiente de la Contraloría constató que al menos 5 centros de engorda de salmónidos emplazados en el Estero de Poca Esperanza (4 de la empresa Cabo Spencer y uno de ACUIMAG) fueron favorecidos con ampliaciones de producción aun cuando estaban anaeróbicos con sus producciones originales, es decir, a pesar de que habían generado condiciones que hacen imposible la vida acuática en sus sitios de emplazamiento con 4 veces menos producción que la que ahora se autorizaba. En el sector existían 8 centros en condición anaeróbica al año 2015, denunciábamos en el año 2015, como una demostración de que Magallanes será destruido por las salmoneras en mucho menos tiempo que el que tomó la Industria Tóxica en destruir los canales y fiordos de las Regiones de Los Lagos y de Aysén.

Para esta situación absurda, equivalente a aumentar la tarifa en el peaje del puente Cau-Cau de Valdivia, el rol de SERNAPESCA fue fundamental, puesto que el Servicio no informó, en ninguno de los casos, de tal condición al Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes (y este, obviamente, tampoco solicitó la información) permitiendo que se aprobaran estas ampliaciones de producción y la magnitud del daño causado al medioambiente acuático en esta Región.

Por ejemplo, el centro de producción de Cabo Spencer identificado con el Número 120079 del Registro Nacional de Acuicultura, reportó condiciones anaeróbicas en muestreos realizados el 26 de febrero de 2014 en su sitio de emplazamiento y cuando tenía una producción autorizada de 1.350 Ton/año de salmónidos.

El 25 de marzo de 2014, es decir, UN MES DESPUÉS DE ESTE REPORTE DE CONDICIONES ANAERÓBICAS, el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Magallanes (SEA- Magallanes) aprobó un aumento a 4.000 Ton/año a este centro que había generado condiciones de colapso ambiental con una producción TRES VECES MENOR…

Y constata la Contraloría General que en las INFAs presentadas posteriormente por esta empresa, con fechas 17 de diciembre de 2014 y 16 de marzo de 2016, las condiciones ambientales del sitio de emplazamiento permanecían anaeróbicas .

Así se coluden los Servicios del Estado para permitir el funcionamiento de esta Industria Tóxica a pesar de que implica la destrucción del Mar del Fin del Mundo: SERNAPESCA oculta la información….El Sea-Magallanes hace como que no existe….

Luego, unas 2.500 toneladas extras de salmónidos (2,5 MILLONES DE KILOS) se autorizaron para producir en un centro que con la mitad de eso había generado un colapso ambiental que, según reza el Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA) obliga a DETENER LA PRODUCCIÓN hasta el restablecimiento de las condiciones aeróbicas.….¿Y dónde estaban SERNAPESCA y la Armada de Chile mientras se aprobaba ilegalmente este aumento de producción?… posiblemente incautando 7 kilos de ostiones o un canasto de merluza…

Certificar INFAs falsos, ocultar otros, negar el acceso a la información pública y obligarnos a recurrir permanentemente al Consejo Para la Transparencia (donde casi siempre hemos ganado) entregar certificaciones PAC (Programa de Aseguramiento de la Calidad) a plantas de proceso o fábricas de alimentos para salmones, donde las explosiones hacen volar por los aires a los trabajadores, no sólo es parte de las funciones de SERNAPESCA en pos de proteger a la Industria Salmonera, donde muchos de los inspectores o funcionarios de SERNAPESCA finalmente acaban.

SERNAPESCA también es un promotor de la Industria, con un discurso que llega al fanatismo religioso y raya en el realismo mágico para entusiasmar a los mercados que adquieren a este tóxico producto. Para los funcionarios de SERNAPESCA, el salmón que se produce en Magallanes supera en calidad al que se produce en Noruega [4]…y ya vimos cómo se produce.

Pero no sólo eso….será SERNAPESCA el que implemente el PLAN MAGALLANES para la producción de salmones en esa desdichada Región de la “Salmonicultura Sustentable” a la que aspira el Diputado Boric, es decir, será la que certifique la producción del “salmón sin antibióticos”, la que certifique la ausencia de enfermedades en las producciones, el no-uso de productos químicos para combatir el SRS, la flavobacteriosis, el BKD y el IPN que YA TIENEN las producciones magallánicas….

Y será ESTE SERNAPESCA el que seguirá recibiendo, visando y certificando no sólo los INFAs que le entreguen las empresas para dar cuenta del “estado ambiental” del Mar Austral intervenido por las salmoneras, sino también el que seguirá visando las miles de toneladas de salmones que se producen ilegalmente en el mar de la Patagonia, en centros de producción clandestinos, que operan sin concesiones acuícolas o a kilómetros de las concesiones que tienen y que SERNAPESCA no incauta… mientras persigue a los peligrosos y dañinos Kaweskar de la Región de Magallanes.

Pero por sobre todas las cosas, será ESTE SERNAPESCA quien seguirá velando por el Estado de Derecho que emana de la Ley Longueira, persiguiendo a los pescadores artesanales para quitarles un canasto con merluzas o un saco de picorocos a los orilleros de Carelmapu, porque el mar y sus peces ya tienen dueño… y SERNAPESCA es quien protege los intereses de esos dueños. Sin SERNAPESCA, ni las “7 Familias” ni la Industria Salmonera serían posibles…

Mientras no se cambie este Estado de Corrupción institucionalizada que desfila día tras día en Tribunales, en juicios inútiles y con penas ridículas que permiten que los corruptos sigan siendo candidatos presidenciales o legisladores, seguirá siendo SERNAPESCA la enfermedad principal en los mares de la Patagonia, destruyendo la vida y el futuro que debiéramos tener los chilenos, los Kawesqar, los huilliches y los lafkenches en el Mar que debiéramos administrar para el bien de la Humanidad.

Héctor Kol

Patagonia Chilena

Sin Represas… Sin Salmoneras

Abril de 2017.

[1] http://www.radiodelmar.cl/2017/03/denuncian-que-sernapesca-y-armada-hostigaron-y-amedrentaron-a-ancianos-kawesqar-de-puerto-eden/#

[2] Contraloría General de la República, Unidad de Medioambiente, Informe 716/2016. Marzo 2016.

[3] http://sinrepresassinsalmoneras.blogspot.cl/2015/03/la-destruccion-del-mar-del-fin-del-mundo.html

[4] http://www.aqua.cl/2017/03/30/sernapesca-salmon-magallanes-mucho-mejor-calidad-noruega/

Estas leyendo

La Destrucción del Mar Austral es el Síntoma… SERNAPESCA ES LA ENFERMEDAD.