Advertisement

A un año del ataque: carabinero que disparó a quemarropa contra Gabriel Arias continúa impune

Gabriel Arias se encontraba en las calles de Concepción la noche del 6 de marzo de 2020, día en el que tuvo lugar la marcha "NO+SENAME". Fue en San Martín con Paicaví que Víctor Torres, sargento segundo de Carabineros, le disparó a quemarropa. A un año de cometido el hecho, el agresor continúa impune y el caso sigue en investigación.

Por Kathia Cancino Rojas

Días después del hecho, la Intendencia Regional del Biobío presentó una acción judicial contra el joven por maltrato de obra a Carabineros, pese al disparo propinado en su pierna por uno de los efectivos policiales que se encontraba reprimiendo las manifestaciones del 6 de marzo de 2020. 

A un año de los acontecimientos, Arias conversó con RESUMEN y comentó que a su parecer la demanda puede responder a una medida de intimidación, pues no ha recibido ninguna notificación desde que se inició la querella en su contra. Además, desde Fiscalía decidieron dar un año más de investigación a su caso, lo que se traduciría en "costos mayores para mí, así desistir en mi demanda", indicó el joven respecto a la acción judicial que lleva a cabo como persona natural, a la que se suma una querella presentada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos. 

Sin embargo, el manto de impunidad bajo el cual se escudarían desde la institución policial no se configuraría como un hecho aislado. Según un reportaje elaborado por el Observatorio de Prácticas e Instituciones Policiales (OPIP), sólo 19 funcionarios de Carabineros fueron desvinculados en el periodo entre octubre 2019 y marzo 2020 por falta a los protocolos y uso desmedido de fuerza en el contexto del Estallido Social

Sin ir más lejos, Víctor Torres, sargento segundo de Carabineros responsable de los disparos, solamente recibió una orden de alejamiento a la víctima una vez que fue formalizado. "En términos reales es absurdo, porque él ahora está trabajando en el sur", aclaró el joven. 

Te puede interesar: Profesora interpone querella tras sufrir trauma ocular durante protesta en Santiago: Apuntan a responsabilidad de ministro del Interior y Carabineros

De igual manera, agrega que el caso está lleno de situaciones arbitrarias e irregulares, explicando que la formalización del funcionario fue apenas tres días después de ocurrido el hecho.

A raíz de ello, señaló que "a mí me queda una cantidad infinita de dudas, porque lo que hicieron desde Fiscalía fue que todos los testigos que utilizaron tenían cargos y antecedentes y yo, personalmente, le entregué una lista de testigos super larga, pero el mismo defensor de Carabineros se rio de las personas que llevaron, porque yo no los pude elegir". 

Y no sólo ello, sino que una vez en el Hospital una mujer se hizo pasar por su madre para hablar con alguna de las enfermeras de turno. "No sé precisamente quién fue, pero la enfermera me dijo que había llegado mi mamá y eso no era así porque yo ni siquiera le había avisado a ella", afirmó.

En esta línea, prosiguió indicando, "incluso después vi a varias carabineras dando vueltas y sacando información, y a mí me deja con el espacio a creer que alguna se hizo pasar por mi mamá y conseguir la información más delicada para poder imputarme, porque ni siquiera me detuvieron". 

Arias puntualizó que en un primer momento, habría quedado detenido por las supuestas heridas infligidas al carabinero que le disparó. Después se encontraría sin cargos en su haber para, posteriormente, aparecer como formalizado en el sistema, aunque en realidad nunca le llegó una notificación de aquello. 

Revisa: Orden Público y Control Preventivo: Los criticados conceptos que se abren al debate ante la violencia policial

Actualmente, el joven se encuentra en terapia por estrés postraumático y ansiedad, y si bien ya puede caminar con normalidad, hay esfuerzos que no podrá volver a realizar. "Ya no puedo correr porque no tengo fuerza en la pierna, porque los fierros hacen presión en mis nervios y cuesta realizar un esfuerzo mayor", declaró. 

Respecto a su situación judicial, se encuentra en etapa procesal de preparación de juicio oral, a la espera de una posible audiencia que aún no tiene fecha definida. Y, bajo esta misma línea, el joven precisó que no tiene conocimientos sobre la posibilidad de cambiar las medidas cautelares del sargento segundo de Carabineros, por lo que sólo resta esperar la investigación en curso que se continuará desarrollando durante todo el 2021. 

Estas leyendo

A un año del ataque: carabinero que disparó a quemarropa contra Gabriel Arias continúa impune