Acusan que gobierno de Trump actúa fuera de la legalidad al haber separado a más de 900 niños de sus padres

[resumen.cl] La organización Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó una denuncia judicial en San Diego ayer martes para que el gobierno detenga los procesos que desde junio del 2018 han llevado a la separación de alrededor de 900 niñas y niños migrantes de sus padres.

La denuncia señala que entre las y los afectados hay incluso lactantes. El recurso señala que «El Gobierno está separando sistemáticamente un gran número de familias basado en antecedentes penales menores (de los padres), en acusaciones altamente dudosas de incapacidad y errores en la identificación de relaciones de buena fe entre padres e hijos".

Las excusas para separar a las familias mencionadas por los representantes de la organización incluyen el caso de un padre que no cambio un pañal.

El recurso que busca detener la mentada política de "Tolerancia Cero" del gobierno de Trump contra las familias migrantes se basa en un fallo vertido el 28 de junio del año pasado por un juez federal de California que consideró ilegal el actuar del ejecutivo. Pese a ello, el gobierno no ha dejado de separar a hijos de sus padres.