Altos cargos de la Subsecretaría de DDHH recibirán millonarios bonos por función crítica

Altos cargos de la Subsecretaría de DDHH recibirán millonarios bonos por función crítica

[resumen.cl] La asignación de bonos por función crítica ascendería a 201 millones 459 mil pesos a repartirse por ocho altos cargos de la Subsecretaría dependiente del Ministerio de Justicia. Fueron aprobados durante el proyecto de ley de reajuste del sector público pese a que sueldos de los alrededor de un millón trabajadores públicos en la práctica se reajustaron solo un 0,5%.

La impactante desigualdad que según  Subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries (PS), “está de acuerdo a lo que ganan todos los profesionales altamente calificados con jefaturas del Estado”, en declaraciones dadas a La Segunda el 30 de noviembre, habría pasado entremedio del proyecto de ley que reajustó los salarios del sector público, y sin mayores contratiempos fue aprobado para 2018 en su artículo Nº 32.

Este artículo modifica la ley 19.882, con la cual se crea la Subsecretaría de Derechos Humanos, y en consecuencia eleva los sueldos por su inclusión en la ley de presupuesto anual 2018 a la jefa de gabinete, los jefes de las divisiones de administración y promoción, la jefa de fiscalía y las cabezas de los departamentos del sistema internacional de protección y de análisis normativo.

Así, mediante la modificación de esta normativa legal se siguen abultando los millonarios sueldos de miembros de altos cargos del gobierno, mientras el resto de los trabajadores públicos, tras largas y sucesivas reuniones entre gobierno y dirigentes de la Mesa del Sector Público, quienes hasta el último día estuvieron movilizados por un reajuste de al menos un 4,5% en sus remuneraciones – antes era de un 6%-, solo consiguieron un 2,5%, lo que teniendo presente que la inflación acumulada de enero a octubre del 2017 del 2%, el reajuste real es bajísimo, quedando un 0,5% real para los trabajadores, más allá del bono de término de conflicto.

Lo que queda expuesto finalmente, es la tendencia a mantener la precariedad de el grueso de los funcionarios públicos a costa de abultar las ganancias de las jefaturas en el nivel central del Estado, lo que también se puede comprobar en las constantes ampliaciones a las asignaciones de distintos ministerios, así como de diputados y senadores que prácticamente, sin discusión, son aprobadas en el parlamento.

 

*En la fotografía principal, Lorena Fríes, subsecretaria de DDHH. Fuente: Emol.com

Estas leyendo

Altos cargos de la Subsecretaría de DDHH recibirán millonarios bonos por función crítica