Advertisement

Camiones aljibe no dan abasto: Comunidad de Llico sufre por falta de agua

En Arauco

Si bien el problema de la falta de abastecimiento de agua para la comunidad de Llico es estructural y se vuelve crítico cada verano -como en buena parte de Chile-, durante las últimas tres semanas se han visto particularmente afectados por la falta de acceso, impidiendo realizar tareas tan básicas como lavar la ropa o limitando el consumo.

Por Juan Contreras y Alejandro Baeza

Llico​ es una caleta de pescadores ubicada en Arauco, a 32 kilómetros de la capital comunal. Como buena parte de las caletas, su principal actividad es la pesca artesanal, pero tienen importantes ingresos desde el turismo durante la temporada estival.

Sin embargo, también está siendo víctima de la crisis hídrica que vive el centro-sur de Chile producto de la gran megasequía. La población sufre escasez de agua, no se entrega lo necesario para una vida normal y la medida parche de los camiones aljibe es suficiente.

Consultado por RESUMEN, Cipriano Orellana, presidente del comité de Agua Potable Rural (APR) de Llico, comentó las dificultades que están viviendo en este momento: «Hace como tres semanas que estamos con una escasez importante de agua, a pesar de que tenemos un flujo de tres camiones aljibes, lo que es poco para la cantidad de personas que hay, porque con eso se alcanza a llenar la matriz que tiene la APR y el poco caudal de agua que sigue tirando es insuficiente para que llegue con presión a las cañerías, por lo que se produce el problema que algunos lugares les llega y a otros no, principalmente a los sectores de La Playa y San Sebastián que son los más bajos, a estos les llega, no así a Villa El Bosque y Los Martínez que son más altos, a ellos no les llega».

Te puede interesar: Empresarios agrícolas que se apropiaron del agua en Petorca son los mismos que se la venden a las comunidades

Señaló además que por parte de la municipalidad Arauco ha habido ayuda con la instalación de estanques en los sectores altos y poniendo a disposición el único camión aljibe que poseen, con el que también tienen que abastecer Punta Lavapié, Rumena y otros sectores afectados por la misma situación.

Asimismo, Rodrigo Jerez, habitante de Llico, nos dio sus impresiones respecto a la situación que atraviesan señalando que «No hay suficiente agua para la población de Llico. Existe un comité de agua potable que es pequeño y en el que el Gobierno invirtió pensando en la población que había en ese momento, ahora con la población que ha aumentado disminuyó el agua y más con el tema de las forestales también», haciendo alusión a las plantaciones de monocultivo forestal de Bosques Arauco [Grupo Angelini] que rodean tanto a Llico como a toda la comuna.

El comité al que hace referencia tiene problemas para poder administrar la planta de agua potable, indicó Orellana, apuntando a que «La planta casi no está funcionando porque tenemos dos problemas: uno que las captaciones de agua se secaron y también el poco caudal que llega a las captaciones difícilmente lo estamos pudiendo solucionar, porque tenemos los filtros de planta están dejando de funcionar porque tienen su periodo ya de hacerles mantención, la mantención sale alrededor de ocho millones y ése es un costo bastante alto para nosotros. Este proyecto viene del 2010 por ende a más de 10 años de operaciones ya necesita una mantención». «El estanque necesita un flujo 80 mil litros de agua para que llegue a todas las casas, pero solo funcionamos con 32 mil litros» agregó.

Si bien no contradice lo expuesto por Orellana, Jerez además agrega que «Hay problema de infraestructura e inversión, pero también de las napas subterráneas que están secándose porque está todo plantado con pinos y eucaliptus, en resumidas cuentas es eso» señalando nuevamente a la actividad extractivista de la industria forestal y su impacto en el territorio.

 

La entrega de agua

El sistema de entrega de agua, comentan desde la APR, se realiza calculando 50 litros por vivienda en base un catastro de habitantes de Llico realizado por la municipalidad, no obstante, la comunidad sostiene que éste no está reflejando la realidad y la población del sector es mucho mayor «a pesar que 50 litros por casa ya es insuficiente para cubrir las necesidades, la realidad es que toca mucho menos. En puro tirar la cadena ya se van los 50 litros» indica Orellana.

«En la APR somos 313 socios, pero en realidad no son 313 viviendas las que se están abasteciendo con esta agua, son 600 las casas en Llico. Ahí ya se parte con una información errónea, porque somos alrededor de 1300 habitantes, no somos 300 ni 400 habitantes como calculan ellos de la cantidad de agua por habitante» indica.

Esto nos ha traído una serie de problemas, las personas ha dejado de hacer regadíos y evitan ocupar el agua en cualquier otra cosa que sea el consumo humano. «Aquí solo pensar que el agua no alcanza ni siquiera para lavar la ropa, yo hace tres semanas que no tengo dónde lavar» nos comentó el presidente de la APR.

Así también ha resultado afectada la zona turística, pues hay días en que las cocinerías y restoranes no han podido funcionar a causa de la falta de agua, un sector que comentan ya está bastante golpeado también a consecuencia de la pandemia.

Rodrigo Jerez finaliza comentando que «Este problema viene aumentando desde hace muchos años, antes del maremoto, que se acentúa en verano porque es una caleta de pescadores chica que ha ido creciendo por personas que tienen ‘segunda vivienda’ y cabañas. No es capaz el sistema de abastecer a toda la población. Los camiones no alcanzan para todos».

La comunidad de Llico ya no pretende seguir soportando esta situación, por lo que planean acciones a futuro para visibilizar su situación y buscar las mejoras necesarias para asegurar el sustento de un recurso tan básico como lo es agua, y así poder garantizar condiciones mínimas de dignidad que debería tener cualquier persona que habite en Chile.

Estas leyendo

Camiones aljibe no dan abasto: Comunidad de Llico sufre por falta de agua