Capturan en Brasil a fascista español autor de los crímenes de Atocha en Madrid

Capturan en Brasil a fascista español autor de los crímenes de Atocha en Madrid

En Brasil se hacía pasar por refugiado Venezolano, antes había vivido en Chile, luego de escapar de Bolivia donde se le acuso de delitos de narcotráfico. Carlos García Juliá fue detenido el miércoles pasado en Sao Paulo.

Resumen.cl

Atocha es un tradicional barrio madrileño conocido, principalmente, porque en él se encuentra la estación central de ferrocarriles. Si uno se encamina desde la Estación hacia la Plaza Mayor de Madrid, por la calle Atocha a la altura de la Plaza Antón Martín, se encuentra con una escultura: “El Abrazo” (2003) obra del artista valenciano Juan Genovés, la cual es una reproducción de un cuadro del mismo artista.

Una reproducción de la pintura “El Abrazo” se encontraba al interior de las oficinas de un despacho de abogados que existía en el número 55 de Calle Atocha, frente a donde hoy se encuentra esta escultura, el cuadro original se encontraba en el famoso Museo Reina Sofía, ubicado también en el mismo barrio de Atocha en Madrid.

Hacia 1977 en este despacho trabajaba un grupo de abogados laboralistas de Comisiones Obreras (CC.OO.) central sindical ligada entonces al aún no legalizado Partido Comunista de España (PCE). Hay que recordar que el dictador Francisco Franco había muerto solo hace unos meses y España vivía los primeros meses de una transición muy parecida a la chilena, con muchos amarres del antiguo régimen.

La noche de aquel 24 de enero, específicamente, a las 22:45, un comando de fascistas españoles que trabajaban además con el fascista italiano Carlo Cicuttini, un terrorista asociado a muchos crímenes de operación “Gladio”, ingresó a las oficinas acribillando fría y cobardemente a 8 abogados y un auxiliar que allí trabajaban en esos momentos.

La sangre cubrió todo: también el cuadro “El Abrazo” que colgaba en una pared del despacho.

Por este motivo la escultura, que se erigió en homenaje a los asesinados aquel día, es una reproducción de dicho cuadro. La escultura impacta al solo encontrase con ella, sin embargo, en ella no hay mención a los asesinos ni a su ideología.

Los tres ejecutantes directos fueron José Fernández Cerrá, Carlos García Juliá y Fernando Lerdo de Tejada.

En esa transición pactada, se sintieron tan impunes que tras el crimen a cara descubierta ni siquiera abandonaron la ciudad de Madrid, mas de cien mil personas fueron a los funerales de los 6 asesinados: Enrique Valdelvira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz, Francisco Javier Sauquillo, Serafín Holgado y Ángel Rodríguez Leal.

La conmoción internacional obligó a la justicia a proceder con las investigaciones y a detener a los tres asesinos, a Fernando Lerdo de Tejada, el juez le dio permiso de fin de semana tras la detención. La huida fue fácil: primero se escondió en La Manga (Murcia), donde su hermano Luis tenía un negocio. Después partió hacia Francia en vehículo. Se sabe que en Perpignan le proporcionaron dinero, documentación falsa y un pasaje hacia el Chile de Pinochet.

José Fernández Cerrá y Carlos García Juliá sí fueron juzgados y condenados, cada uno, a 193 años de cárcel. García Juliá, fue el encargado aquella noche de 1977 de dar el tiro de gracia con su Star a Sauquillo y Holgado. El 23 de septiembre del 1991, tras 14 años de prisión el juez Ignacio Sánchez Ybarra decretara su libertad condicional, tras lo cual García Juliá sale de España rumbo a Paraguay, permaneciendo prófugo de la justicia, ya que los permisos fueron revocados por la fiscalía solo días después de ser otorgados.

El 11 de mayo de 1996 Carlos García Juliá fue detenido por la policía boliviana bajo la acusación de tráfico de drogas. Lo delataron dos mulas (correos de los narcos), sorprendido durante su detención con 15 kilos de cocaína, un día antes en su salida de La Paz en un vuelo con destino a Zürich (Suiza). Se presume que los fondos recaudados por Juliá eran invertidos en la financiación de grupos fascistas.

Tras lograr una medida cautelar, escapó a Chile y luego de decretarse una orden de captura internacional se mantuvo prófugo por diversos países sudamericanos hasta este miércoles 5 de diciembre, que fue capturado por la policía federal brasileña en Sao Paulo.

Un dato a agregar es que la actual alcaldesa de Madrid Manuela Carmena (Podemos) era parte del bufet de abogados de Calle Atocha, circunstancialmente, aquel día debió ceder su despacho, logrando escapar de los trágicos acontecimientos.

Estas leyendo

Capturan en Brasil a fascista español autor de los crímenes de Atocha en Madrid