Celulosa Arauco: el mayor accidente radioactivo en Chile y otras amenazas futuras para el Biobío

[resumen.cl] A propósito de la serie televisiva emitida por HBO hace unos meses acerca del gran desastre nuclear de Chernobyl en la antigua Unión Soviética, recordamos el más grave accidente radioactivo en la historia de Chile, así como las futuras amenazas de contaminación radioactiva que existen en el país con la eventual instalación de mineras de tierras raras. 

 

El accidente radioactivo del Itata

El 14 y 15 de diciembre de 2005 se registró el primer y más grave accidente radioactivo en la historia de Chile. Una cápsula con iridio 192, un isótopo altamente radioactivo y muy peligroso fue abandonada en una faena en dependencias de la construcción de la planta Nueva Aldea de Celulosa Arauco del grupo Angelini.

 

La planta Nueva Aldea de Celulosa Arauco se encuentra operativa en el valle del Itata desde 2006

 

El equipo estaba a cargo de la empresa Ingeniería Técnica y tenía por objetivo chequear el nivel de las soldaduras que se hacían en la construcción de la planta de celulosa.

Al día siguiente un trabajador del aseo llamado Miguel Ángel Fuentes recogió el artefacto y se lo guardo en el bolsillo trasero del pantalón. Según consignó Reportajes de La Tercera el trabajador "Estuvo 10 minutos con el objeto hasta que empezaron las primeras reacciones. Le picaron las manos y los glúteos. Tenía la cara hinchada. Cuatro compañeros lo vieron y lo ayudaron. Ellos también resultaron contaminados".

En total cinco trabajadores que resultaron afectados prestaban servicios a la empresa Echeverría e Izquierdo. El trabajador Miguel Ángel Fuentes quedó con quemaduras en el glúteo y en su mano izquierda. Además con una herida de 10 centímetros de profundidad. Pese a ser trasladado a un hospital en París, las secuelas del accidente nunca terminaron y su vida jamás volvió a ser la misma por los dolores y la incapacidad corporal. Según el citado medio "En una entrevista realizada en 2011, en TVN, acusó que lo habían abandonado totalmente. Dijo también que aún sentía dolores en su pierna izquierda y no podía llevar una vida normal".

Los otros trabajadores contaminados, al igual que Miguel Ángel Fuentes fueron desahuciados por sus empleadores a los pocos meses. En una manifestación las y los trabajadores de Forestal Arauco y CELCO escribieron un lienzo que decía "Tragedia en el valle de Itata. Accidente Radioactivo. CELCO Arauco, mutual de seguridad y Estado coludidos en contra de trabajadores irradiados en celulosa Itata (dic/2005)".

 

 

Manifestación de trabajadores y trabajadoras expuestas en 2005. Foto: La Tercera

 

Hasta el día de hoy los y las trabajadores de Forestal Arauco y CELCO expuestos en este accidente radioactivo no han tenido respuesta de las autoridades. Se realizó un sumario el cual determinó que el origen del accidente había sido por "fallas técnicas en el procedimiento". En ese sentido se multó por $ 50.968.000 a Celulosa Arauco por no cumplir con las advertencias realizadas por la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CchEN). Esta misma comisión en 2006 determinó que fueron 34 los y las trabajadoras irradiadas.

 

Minería de tierras raras y amenazas de contaminación radioactiva en un futuro cercano en el Biobío

Las amenazas radioactivas de la minería de tierras raras podrían instalarse en la región del Biobío. Desde 2015 está operativa la planta piloto El Cabrito del proyecto minero Biolantánidos de extracción de Tierras Raras en los cerros aledaños a la ciudad de Penco. La planta es presentada como la primera fase de un proyecto minero que podría cambiar drásticamente los ecosistemas, así como la vida de los y las habitantes de la comuna. Posteriormente el proyecto pretende la instalación de una faena minera a rajo abierto que utilizaría, según la empresa, 35.000 litros de agua por hora del Estero Penco y el Estero El Cabrito. También tendría la capacidad para procesar hasta 240 toneladas por hora de mineral.

Los minerales que se pretenden extraer de forma masiva son las denominadas Tierras Raras, elementos indispensables para las innovaciones tecnológicas y que se caracterizan por el peligro de contaminación química y radioactiva asociada a su explotación.

Planta Piloto de Minera Biolantanidos a pocos kilometros de Penco

También puedes ver: Tierras Raras, minería y guerra comercial en el Biobío: un peligro latente para la región

 

Respondiendo a uno de los informes que la empresa minera a ingresado al sistema de evaluación ambiental, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) advierte sobre la posibilidad de contaminación radioactiva destacando que el proyecto «no presenta antecedentes técnicos que permitan descartar la presencia de otros contaminantes en el mineral agotado el que será dispuesto en las quebradas, que producto de la extracción minera puedan ser liberados al medio, tales como sustancias radiactivas (Uranio, Torio, u otras), las que a consecuencia de la actividad de extracción, pudiesen aparecer en el material agotado, u otros que antes no estaban disponibles o lo estaban en forma muy limitada»

Las tierras raras se han hecho conocidas por los altos impactos socioambientales asociados a su extracción. Por ejemplo China, el país que produce cerca del 95% de estos minerales en el mundo ha presentado graves eventos de contaminación química y radioactiva en zonas de Mongolia Interior. Un caso emblemático es lo que ocurre en la ciudad de Baotou la llamada capital de las Tierras Raras descrito como uno de los lugares mas contaminados del mundo, donde las instalaciones mineras envenenan los cultivos y villas en la región, según ha informado The Guardian. En esta ciudad se ha creado un lago artificial gigante, toxico y radiactivo, una imagen digna de las más escalofriantes distopías de ciencia-ficción.

Ciudad de Baotou en China, tiene un lago toxico radioactivo producto de la explotación de tierras raras

Es así como en nuestro país, Celulosa Arauco y Constitución (Grupo Angelini), una de las principales empresas del rubro forestal y de la celulosa ha sido responsable junto a empresas contratistas, de este accidente radioactivo, afectando a sus trabajadores y entregando nulas respuestas o medidas mínimas de compensación y reparación. Por otro lado, las empresas mineras que pretenden instalarse en el Biobío con el nuevo negocio de las tierras raras, también podrían generar contaminación radioactiva que podría afectar a la cercana población y al ambiente local.

Aunque estos ejemplos corresponden claramente a una magnitud muchísimo menor que el desastre de Chernobyl, son escenarios que nos demuestran que la actividad empresarial en Chile no está ajena a la posibilidad de generar episodios de contaminación radioactiva para los ecosistemas y la población.

Imagen principal: trabajadores/as de Celulosa Nueva Aldea protestan tras el accidente. Fuente: La Tercera.